COM­PE­TI­CIÓN

EUROTRIAL

Todo Terreno - - TT_SUMARIO - TEX­TO Y FO­TOS: ÁN­GEL MONTALBÁN

el he­cho de su­pe­rar los obs­tácu­los del ca­mino es el primer man­da fue­ra del as­fal­to. Ya sea en una ru­ta sen­ci­lla o en la más du­ra de las competiciones, hay que pa­sar sí o sí. Es­to tie­ne su má­xi­ma ex­pre­sión en el trial 4x4, ya que, a di­fe­ren­cia de otras dis­ci­pli­nas, el éxi­to de com­ple­tar zo­nas se basa en la ha­bi­li­dad de ca­da uno de los par­ti­ci­pan­tes, por en­ci­ma de la ve­lo­ci­dad o el uso de im­ple­men­tos. Si bien es cierto que bas­tan­te igual­dad, ya que pa­ra po­der des­ta­car en la es­pe­cia­li­dad, los pi­lo­tos más pun­te­ros se han ba­sa­do siem­pre en los me­jo­res vehícu­los que en ca­da mo­men­to se han po­di­do pre­pa­rar, en fun­ción de lo que ofre­cía el mer­ca­do y de lo que les per­mi­tie­ra el re­gla­men­to.

Qui­zás el he­cho de que el trial 4x4 sea al­go mi­no­ri­ta­rio en cuan­to a par­ti­ci­pan- tes en nues­tro país es­tá pre­ci­sa­men­te en eso, en que nun­ca se po­ten­ció una ca­te­go­ría ver­da­de­ra­men­te pen­sa­da pa­ra co­ches de se­rie, dan­do can­cha a los vehícu­los más ca­pa­ces y, por en­de, más es­pec­ta­cu­la­res. Es­to cen­tró el par­que de vehícu­los en au­tén­ti­cas ma­qui­nas en el fran­queo de obs­tácu­los al al­can­ce so­lo de unos pocos pi­lo­tos. La evo­lu­ción de es­tas má­qui­nas em­pe­zó por la me­di­da de los neu­má­ti­cos, se si­guió con los ejes pór­ti­co, se eli­mi­na­ron los mue­lles, se pu­sie­ron ejes tra­se­ros di­rec­cio­na­les, fre­nos in­de­pen­dien­tes por rue­da… Los que han se­gui­do con el te­ma han aca­ba­do por te­ner au­ten­ti­cas “ara­ñas tre­pa­do­ras”. Es­te ti­po de vehícu­los ha te­ni­do un es­ce­na­rio in­me­jo­ra­ble pa­ra desa­rro­llar­se y no pa­rar de evo­lu­cio­nar: El Eurotrial 4x4.

EVEN­TO CONTINENTAL

Es una com­pe­ti­ción po­co co­no­ci­da en nues­tro país, que reúne una vez al año a cer­ca de 200 par­ti­ci­pan­tes en un pun­to del con­ti­nen­te. Con ma­yo­ría de equi­pos ve­ni­dos del cen­tro y el nor­te de Eu­ro­pa, es una com­pe­ti­ción que se lle­va desa­rro­llan­do des­de 2009 ca­da ve­rano y que ha re­co­rri-

EL TRIAL PER­MI­TE VER LAS EVOLUCIONES DE LOS CO­CHES MÁS DE CER­CA QUE EN CUAL­QUIER OTRA DIS­CI­PLI­NA 4X4

do ca­da edi­ción un país: Ale­ma­nia, Sue­cia, Re­pú­bli­ca Che­ca, Sui­za, Ita­lia, Es­lo­va­quia y San Ma­rino. Es­te año le to­ca a Gran Bre­ta­ña. La po­si­bi­li­dad de que to­do sal­ga bien se basa en un re­gla­men­to téc­ni­co cla­ro y abier­to a cin­co categorías, lo que per­mi­te a ca­da cual en­con­trar su si­tio en la prue­ba y no ol­vi­dar­nos a los que quie­ren em­pe­zar,

La ca­te­go­ría Ori­gi­nal aco­ge a vehícu­los - cio­nes co­mo el di­bu­jo de los neu­má­ti­cos y po­co más. En Es­tán­dar ya se per­mi­te el cam­bio de me­dia de neu­má­ti­cos, la ins­ta­la­ción de kits de sus­pen­sión, etc. re­cor­tes de ca­rro­ce­ría, re­co­lo­ca­ción y sus­ti­tu­ción de ele­men­tos me­cá­ni­cos. pre­pa­ra­cio­nes más ex­tre­mas, y en los Pro­to­ti­pos, la ca­te­go­ría rei­na, es don­de ca­si to­do va­le, sal­vo mí­ni­mas li­mi­ta­cio­nes. La ba­se son es­truc­tu­ras tu­bu­la­res mo­no­pla­za con ba­jo cen­tro de gra­ve­dad, pro­pul­so­res po­ten­tes, ge­ne­ro­sas al­tu­ras li­bres con to­das las ruedas di­rec­cio­na­les, fre­nos a vo­lun­tad, tres blo­queos, etc. Si el re­gla­men­to téc­ni­co es prác­ti­co y cla­ro, el de­por­ti­vo no le va a la za­ga, ya que obli­ga a que to­dos los co­ches, sean de la ca­te­go­ría que sean, dis­pu­ten las mis­mas zo­nas, di­fe­ren­cia­do al­gu­nos pa­sos con Así, el pú­bli­co ob­ser­va las evoluciones de los par­ti­ci­pan­tes de for­ma có­mo­da de ca­da zo­na res­pec­to de la pre­pa­ra­ción de los co­ches. Las zo­nas se ba­li­zan con ca­da gru­po, y se dis­po­nen siem­pre so­bre gran­des es­pa­cios abier­tos, pre­fe­ren­te­men­te can­te­ras, por lo que la pie­dra es el te­rreno más uti­li­za­do.

PRO­TA­GO­NIS­MO ES­PA­ÑOL

Ha­cien­do me­mo­ria, el trial 4x4 en nues­tro país, tras un cer­ta­men ma­dri­le- ño y uno pos­te­rior a ni­vel na­cio­nal que aco­gió a los me­jo­res de la dis­ci­pli­na a me­dia­dos de los no­ven­ta, que­dó re­le­ga­do a cam­peo­na­tos re­gio­na­les o prue­bas de club.

Uno de los pi­lo­tos ha­bi­tua­les del trial pa­trio, Ser­gio Mi­ra­llas, co­no­ce­dor del cer­ta­men continental, pri­me­ro fue de vi­si­ta, pe­ro se pro­pu­so par­ti­ci­par y no ir en solitario.

Des­de ha­ce años, en el cir­cui­to leo­nes de Vi­lla­tu­riel, lle­va a ca­bo un trial a ima­gen y se­me­jan­za del eu­ro­peo, pa­ra que los pi­lo­tos de ca­sa se acli­ma­ten a esa ca­rre­ra. Des­pués de las vi­si­tas, lle­gó la par­ti­ci­pa­ción y, con ella, los re­sul­ta­dos, ya que en la úl­ti­ma edi­ción ce­le­bra­da, el ga­na­dor ab­so­lu­to y por aña­di­du­ra Cam­peón de Eu­ro­pa fue el gallego Ja­co­bo Blan­co, que­dan­do el pro­pio Mi­ra­llas ter­ce­ro. Ser­gio, en el pre­vio re­cién ce­le­bra­do, ha dominado con au­to­ri­dad a la com­pe­ten­cia que­dan­do iné­di­to el po­see­dor del tí­tu­lo, al es­tar pre­pa­ran­do pro­to­ti­po nue­vo. Lo me­jor es que la edi­ción 2018 se ce­le­bra­rá el pró­xi­mo año en Es­pa­ña, don­de po­dre­mos vi­vir el Eurotrial de cer­ca. TT

LAS MA­NOS MAN­DAN. En es­ta dis­ci­pli­na pri­ma la técnica so­bre la po­ten­cia o el uso de im­ple­men­tos, lo que per­mi­te des­ta­car a los pi­lo­tos con más ta­len­to de ca­da ca­te­go­ría. La la­bor del co­pi­lo­to, en las categorías don­de se per­mi­te, re­sul­ta vi­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.