Los ocho­mi­les del trail

Trail Run - - SUMARIO - POR: DA­NIEL SA­NA­BRIA

He­mos bu­cea­do en el ca­len­da­rio mun­dial de ca­rre­ras de mon­ta­ña en bus­ca de las com­pe­ti­cio­nes que se ce­le­bran a ma­yor al­ti­tud. En Es­pa­ña el pri­vi­le­gio es de Te­ne­ri­fe Blue Trail, pe­ro... ¿Sa­bes cuál es la ca­rre­ra más al­ta de Amé­ri­ca? ¿Y de Asia? ¿Y del mun­do? Pis­ta: es­tá en Áfri­ca...

Apun­ta­mos al­to. Los más al­to que se pue­da. Y por eso he­mos son­dea­do el ma­pa mun­dial de las ca­rre­ras por mon­ta­ña pa­ra ala­can­zar las ma­yors co­tas po­si­bles. Cum­bres que se pue­den co­ro­nar a pie y con un dor­sal en el pe­cho. Via­jar, competir y dis­fru­tar de al­ti­tu­des que su­pe­ran los 4,000 y 5,000 me­tros en mu­chos rin­co­nes del pla­ne­ta. Ese es el ob­jec­ti­vo.

SKYMARATHON MOUNT ELBRUS, LA CI­MA DE EU­RO­PA

El mon­te Elbrus es­tá con­si­de­ra­do el te­cho geo­grá­fi­co de Eu­ro­pa y al­can­za una al­ti­tud de 5.642 m. Has­ta su cum­bre lle­ga la Skymarathon Mount Elbrus que se ce­le­bra en el mar­co de los Red Fox Elbrus Ra­ce Ru­sia, una mi­cro olim­pia­da que du­ran­te ocho días reúne a más de 500 de­por­tis­tas pa­ra competir en va­rias dis­ci­pli­nas. En­tre ellas, por su­pues­to, el trail run­ning. La prue­ba go­za de cier­ta fa­ma y tra­di­ción en el país, pe­ro con una pro­yec­ción in­ter­na­cio­nal es­ca­sa, y además su nom­bre nos lle­va a la con­fu­sión: la dis­tan­cia de su re­co­rri­do es de 12 ki­ló­me­tros. No es un maratón. Eso sí, to­do el des­ni­vel acu­mu­la­do es po­si­ti­vo (3.342 m), con un tra­za­do que ubi­ca su sa­li­da a los 2.350 m, en un lu­gar des­po­bla­do co­no­ci­do co­mo Azau Gla­de, y fi­na­li­za en la pro­pia ci­ma del Elbrus. To­do cues­ta arri­ba, sin re­lla­nos. De­be­mos re­mon­tar­nos al año 1990 pa­ra en­con­trar la pri­me­ra com­pe­ti­ción a pie has­ta la ci­ma del Elbrus. En aque­lla oca­sión mon­ta­ñis­tas so­vié­ti­cos y ame­ri­ca­nos se desafia­ron des­de los 4.000 me­tros has­ta la cum­bre. Ga­nó un ti­po que se lla­ma­ba Ana­to­li Bou­kreev con un tiem­po de 1 ho­ra y 47 mi­nu­tos. No fue has­ta 2005 cuan­do em­pe­zó a ce­le­brar­se la ca­rre­ra de sky­run­ning que co­no­ce­mos a día de hoy. En su se­gun­da edición ven­ció el al­pi­nis­ta De­nis Urub­ko (3:55:59). Ya en 2012 par­ti­ci­pó y ga­nó Luis Al­ber­to Her­nan­do (3:41:00) y al año si­guien­te Ki­lian Jor­net tra­tó de es­ta­ble­cer el ré­cord del tra­za­do, pe­ro tu­vo que aban­do­nar a 300 me­tros de la ci­ma por las ne­va­das y el vien­to. La me­jor mar­ca de ascenso en es­tos 3.342 m de des­ni­vel que se­pa­ran Azau Gla­de de la cum­bre es­tá en po­se­sión del ita­liano Mar­co De Gas­pe­ri (3:03:55), otro con­su­ma­do es­pe­cia­lis­ta en prue­bas de al­ta mon­ta­ña, mien­tras que el úni­co atle­ta con dos en­tor­cha­dos en la ca­rre­ra es el ecua­to­riano Karl Egloff (2016 y 2017), quien además os­ten­ta el ré­cord de ascenso-des­cen­so del Elbrus con 4:20:45. El Skymarathon Mount Elbrus exi­ge co­mo ma­te­rial obli­ga­to­rio za­pa­ti­llas de trail con cram­po­nes que ten­gan dien­tes de al me­nos 1’5 cen­tí­me­tros, ar­nés con dos es­lin­gas au­to­ase­gu­ra­bles, dos mos­que­to­nes y pa­sa­mon­ta­ñas, en­tre otros ac­ce­so­rios. En el pro­gra­ma, además de esta es­pec­ta­cu­lar prue­ba, en­con­tra­mos otra de Ki­ló­me­tro Ver­ti­cal (don­de el es­pa­ñol Oriol Car­do­na se hi­zo con la vic­to­ria en 2016) que as­cien­de des­de los 2.350 a los 3.450 m, y la Sky­ra­ce de 7 km de dis­tan­cia y 1.860 m de des­ni­vel po­si­ti­vo has­ta la ci­ma del Elbrus. Pa­ra lle­gar has­ta el pue­blo de Azau lo me­jor es via­jar en avión has­ta al­gu­na de las ciu­da­des prin­ci­pa­les de Ru­sia con co­ne­xión a Mi­ne­raln­ye Vody, el ae­ro­puer­to más cercano. Des­de ahí en cua­tro ho­ras en co­che lle­ga­re­mos al pun­to de par­ti­da de la aven­tu­ra.

EL MON­TE RO­SA REI­NA EN LOS AL­PES

Si no da­mos por bueno al Elbrus co­mo te­cho de Eu­ro­pa y nos ce­ñi­mos a la cor­di­lle­ra de los Al­pes, la ca­rre­ra más pro­mi­nen­te es la Mon­te Ro­sa Skymarathon. Fue una de las pio­ne­ras en el con­ti­nen­te, crea­ción de Ma­rino Gia­co­met­ti ( ideó­lo­go de las Sky­run­ner World Se­ries) en 1993 y no se ce­le­bra­ba des­de el año 2011. Pe­ro esta tem­po­ra­da se ha re­cu­pe­ra­do con éxi­to pre­sen­tan­do un tra­za­do de 35 ki­ló­me­tros y más de 7.000 me­tros de des­ni­vel acu­mu­la­do que ofre­ce exi­gen­tes as­cen­sos y des­cen­sos, cam­pos cu­bier­tos de nie­ve, gla­cia­res con grie­tas, áreas ex­pues­tas y con­di­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas se­ve­ras. Por ello se re­quie­re de ar­ne­ses y cram­po­nes pa­ra afron­tar los tra­mos más altos de la ca­rre­ra. Su uso es obli­ga­to­rio. La prue­ba empieza y aca­ba en el pue­ble­ci­to de Alag­na Val­se­sia, en el Pia­mon­te ita­liano, y el per­fil de la ca­rre­ra es com­ple­ta­men­te si­mé­tri­co: el mis­mo re­co­rri­do pa­ra su­bir que pa­ra ba­jar. Di­cho en ci­fras, des­de los 1.190 a los 4.554 m de al­ti­tud al­can­zan­do el pi­co Marg­he­ri­ta Hut, y vuel­ta. En la úl­ti­ma edición ce­le­bra­da par­ti­ci­pa­ron for­man­do equi­po Ki­lian Jor­net y Eme­lie Fors­berg en lo que fue la pri­me­ra com­pe­ti­ción del atle­ta tras su le­sión en el fé­mur. “Una de las me­jo­res ca­rre­ras del mun­do”, ase­gu­ró. El pre­cio del dor­sal es de 150€.

MANASLU, EL OCHO MIL MÁS AL­TO DEL TRAIL

La cor­di­lle­ra del Hi­ma­la­ya es es­ce­na­rio de un buen nú­me­ro de ca­rre­ras por mon­ta­ña que or­ga­ni­zan di­ver­sas em­pre­sas de la zo­na y di­ri­gi­das a un per­fil de co­rre­dor más aven­tu­re­ro que atle­ta. La más fa­mo­sa de to­das es la Eve­rest Trail Ra­ce, por­que una prue­ba con ese nom­bre no de­ja in­di­fe­ren­te a na­die. Al­can­za los 4.100 me­tros en el pun­to más al­to de su per­fil y re­co­rre 160 ki­ló­me­tros a lo lar­go de sus seis eta­pas. Luis Al­ber­to y Jor­di Ga­mi­to, en­tre otros atle­tas es­pa­ño­les, la co­rrie­ron el año pa­sa­do. Pe­ro no es la más al­ta. La dispu­ta por lle­gar más arri­ba que na­die en­tre los gi­gan­tes asiá­ti­cos se la lle­va el Manaslu Moun­tain Trail ne­pa­lí, que al­can­za los 5.100 m de al­ti­tud en el pa­so de Lar­ka Pass. Ha­bla­mos de una prue­ba que se mantiene fiel a ese for­ma­to por eta­pas que tan­to se des­ti­la en es­tos lu­ga­res re­mo­tos. Por­que co­rrer a esas al­tu­ras cien­to y pi­co de ki­ló­me­tros del ti­rón pue­de aca­bar con cual­quie­ra. La úni­ca ma­ne­ra de acu­dir es con­tra­tan­do el pack del via­je de 14 días/13 no­ches que in­clu­yen tres jor­na­das ini­cia­les de acli­ma­ta­ción en Kat­man­dú, los 7 sta­ges de ca­rre­ra, dos días de des­can­so o pa­seo y el re­gre­so a Kat­man­dú. El pre­cio es de apro­xi­ma­da­men­te 2.500 € y no in­clu­ye el vue­lo en avión has­ta Kat­man­dú ni la vuel­ta al país de ori­gen del par­ti­ci­pan­te. Tam­po­co el se­gu­ro de via­je. Eso sí, el es­ce­na­rio es uno de los más es­pec­ta­cu­la­res del pla­ne­ta, con los ocho­mi­les del Hi­ma­la­ya co­mo te­lón de fon­do y subida al cam­po ba­se del Manaslu. Son 170 ki­ló­me­tros y más de 20.000 me­tros de des­ni­ve­les. Otro de los ocho­mi­les em­ble­má­ti­cos del Hi­ma­la­ya es el Kan­chen­jun­ga. A sus fal­das se ce­le­bra un maratón que al­can­za los 5.000 me­tros de al­ti­tud, con­vir­tién­do­se en la se­gun­da ca­rre­ra más al­ta de la zo­na. Nos ubi­ca­mos en la In­dia, en el es­ta­do de Sik­kim. Son 42 ki­ló­me­tros a lo lar­go de un tra­za­do con pendiente ne­ga­ti­va prác­ti­ca­men­te de prin­ci­pio a fin, a ex­cep­ción de dos cues­tas que dis­pa­ra­rán nues­tras pul­sa­cio­nes. La nie­ve y el hie­lo son pro­ta­go­nis­tas ha­bi­tua­les en el te­rreno y el tiem­po má­xi­mo pa­ra com­ple­tar­lo es de 8 ho­ras. Hay dis­po­ni­bles dis­tin­tos packs de via­je, y a pre­cios muy com­pe­ti­ti­vos, co­mo el de 720 dó­la­res que in­clu­ye tres no­ches de ho­tel en Yus­kom y cin­co no­ches en tien­das de cam­pa­ña más to­dos los ser­vi­cios ha­bi­tua­les de la pro­pia ca­rre­ra: avi­tua­lla­mien­tos, dor­sal, ce­na de la pas­ta, etc. El pro­gra­ma tam­bién ofre­ce una me­dia maratón.

TE­NE­RI­FE BLUE TRAIL, TE­CHO NA­CIO­NAL

En Es­pa­ña el pi­co más al­to de nues­tra geo­gra­fía se lle­va el ho­nor. Te­ne­ri­fe Blue Trail es uno de los ul­tras más desea­dos y bue­na par­te de cul­pa la tie­ne el Tei­de, vol­cán que vi­gi­la el pa­so de los co­rre­do­res en esta prue­ba de 102 ki­ló­me­tros y cu­ya al­ti­tud al­can­za los 3.555 me­tros den­tro del Par­que Na­cio­nal. El per­fil no es­con­de se­cre­tos. La ca­rre­ra empieza en Ade­je, a ni­vel del mar, y co­ro­na su pun­to más al­to prác­ti­ca­men­te en el ki­ló­me­tro 60, en ese pa­so que de­ja a los par­ti­ci­pan­tes ape­nas a 150 me­tros de la cum­bre del Tei­de. Des­de ahí y has­ta la me­ta, pis­tas y pis­tas de des­cen­so con la ex­cep­ción del Aso­ma­de­ro, un ha­cha­zo im­por­tan­te en el ki­ló­me­tro 85 que gus­ta muy po­co al per­so­nal. La edición de 2019 se ce­le­bra­rá el 8 de ju­nio y las ins­crip­cio­nes se abri­rán en sep­tiem­bre.

EL ME­NÚ DE LOS ANDES

La cor­di­lle­ra de los Andes go­za de un po­ten­cial úni­co pa­ra la ce­le­bra­ción de ca­rre­ras por mon­ta­ña en al­ti­tud. Cuen­ta con gi­gan­tes­cas cum­bres y fá­cil­men­te abor­da­bles, una com­bi­na­ción per­fec­ta que nos de­ja un nu­tri­do ca­len­da­rio de prue­bas a pie que su­pe­ran los 4.000 me­tros. No es la más co­no­ci­da del con­ti­nen­te ame­ri­cano, pe­ro sí la más al­ta. Se lla­ma Andes In­fer­nal y tie­ne lu­gar en La Par­va, una es­ta­ción de es­quí ubi­ca­da jun­to a la ciu­dad de San­tia­go de Chi­le. Los atle­tas as­cien­den a una al­tu­ra de 5.430 me­tros a su pa­so por el ce­rro el Plo­mo, cru­zan­do el gla­ciar ha­cia una mo­le que pre­sen­ta cli­mas ines­ta­bles du­ran­te gran par­te del año, re­gis­trán­do­se tor­men­tas eléc­tri­cas, ne­va­das y alu­vio­nes con fa­ci­li­dad. Por eso la or­ga­ni­za­ción es­tu­dia has­ta cua­tro re­co­rri­dos al­ter­na­ti­vos en ca­da una de sus mo­da­li­da­des. Las ca­rre­ras son de 15, 28, 42 y una ex­tre­ma de 400 ki­ló­me­tros, y en ca­da edición se eli­ge una ru­ta di­fe­ren­te en fun­ción del es­ta­do de los ca­mi­nos. En­tre el ma­te­rial obli­ga­to­rio de ca­rre­ra no fal­tan los cram­po­nes ni el cas­co. La seguridad de to­dos los par­ti­ci­pan­tes es la gran prio­ri­dad de Andes In­fer­nal y por eso a ca­da co­rre­dor se le en­tre­ga una apli­ca­ción que emi­te aler­tas por si se sa­le del sen­de­ro. Tras cua­tro edi­cio­nes ce­le­bra­das no se ha re­gis­tra­do nin­gún ac­ci­den­te gra­ve. El apro­ve­cha­mien­to de oxí­geno en el pa­so por el pun­to más al­to del tra­za­do, su­peran­do los 5.000 m, pue­de re­du­cir­se has­ta el 55%. El ré­cord del cir­cui­to lo tie­ne, co­mo no po­día ser de otra ma­ne­ra, el ecua­to­riano Karl Egloff, bi­cam­peón del even­to. El Con­do­ri­ri es un gla­ciar for­ma­do por par­te de la ca­de­na de pi­cos ne­va­dos que con­vier­ten a Bo­li­via en uno de los paí­ses a más al­ti­tud del mun­do. El pa­sa­do mes de ju­nio se ce­le­bró en es­te lu­gar el pri­mer Ki­ló­me­tro Ver­ti­cal bo­li­viano in­te­gra­do en el cir­cui­to in­ter­na­cio­nal de la ISF. Y se al­can­za­ron los 5.350 m en la cum­bre del Pi­co Aus­tria, zo­na de me­ta. Ca­si na­da. Los par­ti­ci­pan­tes afron­ta­ron una dis­tan­cia de 5 ki­ló­me­tros y 920 me­tros de des­ni­vel po­si­ti­vo con una pendiente me­dia del 37%. Pre­via­men­te los atle­tas subie­ron en te­le­fé­ri­co des­de la ciu­dad de La Paz al cam­po ba­se del Con­do­ri­ri. En la pro­vin­cia ar­gen­ti­na de Men­do­za en­con­tra­mos el más fa­mo­so y pro­mi­nen­te de los pi­cos de la cor­di­lle­ra an­di­na: Acon­ca­gua. El lu­gar es es­ce­na­rio del tam­bién co­no­ci­do Acon­ca­gua Ul­tra-Trail, ca­rre­ra que en 2017 ga­na­ra el sal­man­tino Mi­guel He­ras. El re­co­rri­do de sus dos mo­da­li­da­des lar­gas (100K y 60K) al­can­za una al­ti­tud de 4.222 m en es­te ce­rro, aun­que no lle­gan so­las. En el pro­gra­ma hay otros tres cir­cui­tos de 38, 25 y 15 ki­ló­me­tros. Pun­tua­ble pa­ra la ITRA, la pró­xi­ma edición se ce­le­bra el 9 de fe­bre­ro de 2019 y las ins­crip­cio­nes ya es­tán abier­tas. Has­ta los 4.510 me­tros de al­ti­tud sube el Hie­le­ro Trail, una ca­rre­ra que si­gue el ras­tro de la mí­ti­ca ru­ta de los hie­le­ros del Chim­bo­ra­zo, en Ecuador. El tra­za­do na­ce en la pa­rro­quia Ru­mi­cruz, a 3.200 me­tros, al­can­zan­do los más de 4.500 me­tros en su pa­so por el ki­ló­me­tro 24. Ha­bla­mos de un ul­tra de 70 km de dis­tan­cia y 3.000 me­tros de des­ni­vel po­si­ti­vo que re­ga­la ma­jes­tuo­sas vis­tas del fa­mo­sa vol­cán sud­ame­ri­cano. Se ce­le­bra en mar­zo.

PI­KES PEAK MA­RAT­HON, UN EM­BLE­MA EN USA

En Es­ta­dos Uni­dos las ca­rre­ras de 100 mi­llas se lle­van la ma­yor par­te de la fa­ma y aten­ción de los me­dios y afi­cio­na­dos. Pe­ro la más al­ta y an­cia­na es el maratón Pi­kes Peak, con más de 60 años de his­to­ria inin­te­rrum­pi­da. Esta mon­ta­ña emer­ge en­tre la cor­di­lle­ra de Front (mon­ta­ñas ro­co­sas) has­ta al­can­zar los 4.302 me­tros de al­ti­tud. Es una cum­bre im­po­nen­te y de ac­ce­so fá­cil. Por eso se en­tien­de que sea la se­gun­da más tu­rís­ti­ca del mun­do so­lo por de­trás del mon­te Fu­ji­ya­ma. Su maratón es un sím­bo­lo del atle­tis­mo en Amé­ri­ca del Nor­te, pues fue el pri­me­ro en el que una mu­jer com­ple­tó la mí­ti­ca dis­tan­cia de los 42 ki­ló­me­tros (Ar­le­ne Pie­per, 1959). El re­co­rri­do par­te del pue­blo de Ma­ni­tou Springs, a 1.920 me­tros de al­ti­tud, y to­ca te­cho en la cum­bre del Pi­kes Peak, por en­ci­ma de los 4.300. Pa­ra lle­gar a la me­ta hay que rea­li­zar el mis­mo ca­mino a la in­ver­sa. Dos me­dias ma­ra­to­nes si­mé­tri­cas so­bre el pa­pel pa­ra com­ple­tar un cir­cui­to que pre­sen­ta una pendiente me­dia del 11%. Se ce­le­bra ca­da ve­rano a fi­na­les de agos­to y en el año 2012 ven­cía Ki­lian Jor­net rom­pien­do la he­ge­mo­nía del lo­cal Matt Car­pen­ter, quien lle­va­ba seis triun­fos con­se­cu­ti­vos y plus­mar­quis­ta del even­to con un tiem­po de 3:16:39. De he­cho, uno de los ali­cien­tes de los atle­tas de eli­te que ca­da año acu­den a co­rrer a Ma­ni­tou Springs es el su­cu­len­to bo­tín de 4.000 dó­la­res re­ser­va­do pa­ra quien ba­je la mar­ca de Car­pen­ter. Idén­ti­co pre­mio exis­te pa­ra la mu­jer que lo ha­ga de las 4:15:18 que Lynn Bjor­klund mar­có en el año 1981. El Pi­kes Peak Ma­rat­hon vi­ve tiem­pos mo­der­nos. Esta tem­po­ra­da for­ma par­te del cir­cui­to Gol­den Trail Se­ries es­pon­so­ri­za­do por Sa­lo­mon. Al cie­rre de es­tas lí­neas se es­ta­rá ce­le­bran­do la 63ª edición. Si la tie­nes en agen­da pa­ra el fu­tu­ro, de­bes sa­ber que el cu­po má­xi­mo de par­ti­ci­pa­ción es­tá li­mi­ta­do a 800 co­rre­do­res. No es fá­cil en­trar. Y eso que el dor­sal es ca­ro: 190 dó­la­res.

KILIMANJARO MA­RAT­HON, LA CA­RRE­RA MÁS AL­TA DEL MUN­DO

El pre­mio a la ca­rre­ra más al­ta del mun­do, con­tra to­do pro­nós­ti­co, es­tá en Áfri­ca. Ni la im­po­nen­te cor­di­lle­ra de los Andes, ni los mí­ti­cos ocho­mi­les del Hi­ma­la­ya, ni el to­do­po­de­ro­so Elbrus. Ninguno de es­tos ma­ci­zos mon­ta­ño­sos cuen­ta con una ca­rre­ra que al­can­ce los 5.895 me­tros de al­ti­tud del Kilimanjaro Ma­rat­hon. El te­cho de Áfri­ca es tam­bién el del trail a ni­vel mun­dial. A día de hoy, el even­to Gui­ness de nues­tra dis­ci­pli­na. Nos ubi­ca­mos en el no­res­te de Tan­za­nia, den­tro del Par­que Na­cio­nal del Kilimanjaro, a los pies de su in­con­fun­di­ble cono vol­cá­ni­co. A 2.650 me­tros de al­ti­tud empieza la prue­ba con un pe­que­ño re­ga­lo de tres ki­ló­me­tros de des­cen­so pa­ra des­pués afron­tar 18 de ascenso inin­te­rrum­pi­do has­ta el cam­po Ki­bu, lu­gar en el que se re­vi­sa el ma­te­rial de ca­da par­ti­ci­pan­te an­tes de as­cen­der has­ta la ci­ma. Son 6 ki­ló­me­tros más de subida, los de ma­yor in­cli­na­ción, has­ta al­can­zar la cum­bre, pa­ra des­pués dis­fru­tar de un ver­ti­gi­no­so des­cen­so de 15 ki­ló­me­tros de pis­ta lim­pia que te lle­va­rá des­de los 5.895 me­tros has­ta los 3.750 en la zo­na de me­ta. En otras pa­la­bras: vo­la­rás por la fal­da del Kilimanjaro. A car­go del even­to es­tá la em­pre­sa Erik’s Ad­ven­tu­res que cuen­ta con un equi­po de pro­fe­sio­na­les de las ca­rre­ras, or­ga­ni­za­do­res tam­bién del In­ca Trail Ma­rat­hon en Pe­rú. En su pá­gi­na web ofre­cen 3 packs de via­jes or­ga­ni­za­dos con una se­ma­na de du­ra­ción y un pre­cio que par­te de los 2.500 dó­la­res. La op­ción más ca­ra in­clu­ye un Sa­fa­ri y su­pera los 3.000 dó­la­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.