GON­ZÁ­LEZ HIGUERA: FA­MI­LIA S.L

Transporte Mundial - - SUMARIO - PE­DRO GU­TIÉ­RREZ (Tex­to y fotos)

Las em­pre­sas fa­mi­lia­res son ma­yo­ría en el te­ji­do em­pre­sa­rial es­pa­ñol y tam­bién en el trans­por­te por ca­rre­te­ra. Gon­zá­lez Higuera e Hi­jos es un buen ejem­plo de es­ta fi­lo­so­fía.

Las es­ta­dís­ti­cas del INE di­cen que en Es­pa­ña exis­ten 3,3 mi­llo­nes de so­cie­da­des mer­can­ti­les, de las cua­les un 85% son em­pre­sas fa­mi­lia­res. Gon­zá­lez Higuera es una de ellas. Ra­di­ca­da en Tor­de­si­llas (Va­lla­do­lid) es re­fe­ren­te en el sec­tor de la cons­truc­ción, aun­que su ne­go­cio tam­bién abar­ca los trans­por­tes es­pe­cia­les y de ce­rea­les.

En to­das las em­pre­sas fa­mi­lia­res siem­pre exis­te un fun­da­dor, en es­te ca­so Jo­sé Gon­zá­lez, per­so­na li­ga­da al sec­tor de la cons­truc­ción des­de 1952 y que en 1959 creó una pri­me­ra em­pre­sa -pio­ne­ra en aquel mo­men­to en la zo­na de Va­lla­do­lid-de­di­ca­da a la pro­duc­ción de pre­fa­bri­ca­dos de ce­men­to (tu­bos, bo­ve­di­llas, etc) y pie­dra ar­ti­fi­cial, ac­ti­vi­da­des a las que su­ma­ría más tar­de la com­pra-ven­ta de ma­te­ria­les de cons­truc­ción y el trans­por­te por ca­rre­te­ra co­mo ac­ti­vi­dad com­ple­men­ta­ria.

Gon­zá­lez Higuera sur­ge en 1994, con el pa­dre y sus cua­tro hi­jos al fren­te de una so­cie­dad que con se­de en Tor­de­si­llas (Va­lla­do­lid) es re­fe­ren­te en Cas­ti­lla-Léon en to­do lo que tie­ne que ver con los mo­vi­mien­tos de tie­rras, ex­ca­va­cio­nes, con­so­li­da­ción y pre­pa­ra­ción de te­rre­nos, ven­ta de ma­te­ria­les de cons­truc­ción, etc.

Pa­ra lle­var a ca­bo es­tas múl­ti­ples ta­reas en un sec­tor muy com­pe­ti­do don­de la ex­pe­rien­cia, la ca­li­dad en el ser­vi­cio y el cum­pli­mien­to de los pla­zos acor­da­dos son as­pec­tos in­elu­di­bles, la em­pre­sa cuen­ta con una plan­ti­lla de 33 tra­ba­ja­do­res y una im­por­tan­te flo­ta de ma­qui­na­ria de obra pú­bli­ca y de ca­mio­nes que es res­pon­sa­bi­li­dad de Ju­lio, el ter­ce­ro de los her­ma­nos Gon­zá­lez Higuera.

En­tre los me­ses de enero y abril la ac­ti­vi­dad se re­du­ce bas­tan­te, pe­ro du­ran­te el res­to del año el con­su­mo diario de ga­soil pue­de lle­gar a su­pe­rar los 3.000 li­tros, prin­ci­pal­men­te en to­do lo re­la­cio­na­do con la cons­truc­ción y re­par­to de ma­te­ria­les (80%), aun­que en los mo­men­tos de cri­sis eco­nó­mi­ca la em­pre­sa tam­bién di­ver­si­fi­có su ne­go­cio ha­cia los trans­por­tes es­pe­cia­les y de ce­rea­les a gra­nel, lí­neas de ne­go­cio que se man­tie­nen, co­mo afir­ma Jo­sé Gon­zá­lez, por fi­de­li­dad y com­pro­mi­so ha­cia los clien­tes.

Ne­ce­si­dad de ca­mio­nes

“Al prin­ci­pio no te­nía­mos vehícu­los pe­ro las pro­pias ne­ce­si­da­des de re­par­to nos fue­ron obli­gan­do. Los pri­me­ros ca­mio­nes re­cuer­do que fue­ron un Avia y un Ba­rrei­ros 116”, re­me­mo­ra Jo­sé Gon­zá­lez. “Con Re­nault Trucks em­pe­za­mos -in­ter­vie­ne Ju­lio- con un “Pony” de car­di­llas pa­ra 20 to­ne­la­das que lle­va­ba una pe­que­ña plu­ma. Es­te ca­mión, del que to­da­vía re­cuer­do su ma­trí­cu­la -VA-3013-T-, fue el que nos dio un em­pu­jón de ca­li­dad y ser­vi­cio im­por­tan­te, por­que has­ta ese mo­men­to to­do el mun­do des­car­ga­ba los la­dri­llos a mano, así que po­de­mos de­cir que fui­mos pio­ne­ros en es­ta so­lu­ción lo­gís­ti­ca por­que a par­tir de ahí va­rios al­ma­ce­nes de la zo­na nos co­pia­ron”.

Hoy, co­mo nos co­men­ta Ju­lio, Gon­zá­lez Higuera cuen­ta con unos vein­ti­cin­co ca­mio­nes en­tre trac­to­ras (14), dúm­per 6x6 y vehícu­los plu­ma -“lo que nos va exi­gien­do el mer­ca­do”- a los que en los mo­men­tos al­tos de ac­ti­vi­dad o cuan­do las cir­cuns­tan­cias lo exi­gen se une al­gún au­tó­no­mo sub­con­tra­ta­do. “El sal­to a los ar­ti­cu­la­dos -nos co­men­tan­lo hi­ci­mos a fi­na­les de los ochen­ta co­mien­zos de los no­ven­ta con un usa­do y hoy ya te­ne­mos ca­tor­ce. Nues­tros trá­fi­cos son prin­ci­pal­men­te de cer­ca­nías y re­gio­na­les don­de las trac­to­ras nos brin­dan una ma­yor po­li­va­len­cia de uso, por­que cuan­do no ti­ran de una ba­ñe­ra ti­ran de una gón­do­la, un pi­so mó­vil, una tol­va o una hor­mi­go­ne­ra. Lo im­por­tan­te es que no es­tén pa­ra­dos”.

Men­sual­men­te es­tos vehícu­los rea­li­zan en­tre 4.000-5.000 ki­ló­me­tros, una cir­cuns­tan­cia que se tra­du­ce en po­cos pa­sos por el ta­ller y en la po­si­bi­li­dad de alar­gar su ex­plo­ta­ción en el tiem­po más allá de lo que sue­le ser ha­bi­tual en trans­por­te con­ven­cio­nal,

lo que ex­pli­ca por qué no son par­ti­da­rios de las fór­mu­las de ren­ting.

Una de las for­ta­le­zas de Gon­zá­lez Higuera es que ex­cep­tuan­do de­ter­mi­na­das “cam­pa­ñas” el pre­cio de los trans­por­tes siem­pre lo mar­can ellos, un se­gu­ro de ren­ta­bi­li­dad que no siem­pre fue así. “Tam­bién he­mos su­fri­do mu­cho. La cri­sis no so­lo tra­jo po­co tra­ba­jo -afir­ma Jo­sé Gon­zá­lez­sino una gran can­ti­dad de im­pa­ga­dos que hu­bo que so­por­tar”.

San­gre nue­va

Des­de ha­ce años en la cam­pa de Gon­zá­lez Higuera han con­vi­vi­do uni­da­des de MAN y Scania a las que re­cien­te­men­te se han su­ma­do tres trac­to­ras Re­nault Trucks C480 Com­fort su­mi­nis­tra­das por Ca­pi­sa, dos de ellas equi­pa­das con cam­bio au­to­má­ti­co Op­ti­dri­ver y una con ca­ja ma­nual.

En to­dos los ca­sos es­tos ca­mio­nes in­cor­po­ran de fá­bri­ca la con­fi­gu­ra­ción Off-Road, que en­tre otras co­sas con­tem­pla ma­yor al­tu­ra de cha­sis pa­ra fa­ci­li­tar el ata­que, pa­ra­cho­ques más ro­bus­tos, par de arran­que más ele­va­do y fun­ción es­pe­cí­fi­ca en el cam­bio Op­ti­dri­ver pa­ra desem­pe­ños en zo­nas com­pli­ca­das con mo­do Po­wer des­ac­ti­va­do. Es­te sis­te­ma no ope­ra por en­ci­ma de 70 km/h.

Pa­ra Ju­lio Gon­zá­lez a la ho­ra de com­prar las co­sas es­tán muy cla­ras. “Re­no­var sí, pe­ro siem­pre ana­li­zan­do cos­tes y ne­ce­si­da­des. En los nue­vos Re­nault Trucks C nos he­mos de­ci­di­do por el mo­tor de DTI-13 de 480 CV pa­ra ir desaho­ga­dos, pe­ro me he que­da­do -se sin­ce­ra- con las ga­nas de sa­ber cuál se­ría el com­por­ta­mien­to de la me­cá­ni­ca de 11 li­tros (DTI11). Con me­nos cu­bi­ca­je creo que las pres­ta­cio­nes ha­brían si­do su­fi­cien­tes pa­ra no­so­tros, que nos mo­ve­mos en una zo­na muy lla­na, y se­gu­ra­men­te lo ha­bría­mos no­ta­do en el con­su­mo”.

Una de las co­sas que lla­ma la aten­ción en los nue­vos Re­nault Trucks C es ha­ya dos uni­da­des con cam­bio au­to­ma­ti­za­do y una con ca­ja ma­nual, pe­ro pa­ra Ju­lio Gon­zá­lez la de­ci­sión ha si­do la co­rrec­ta.

“Te­ne­mos tra­ba­jos don­de el “tac­to” del cam­bio es fun­da­men­tal y por es­ta ra­zón los Scania que te­ne­mos con

Op­ti­crui­se lle­van pe­dal de em­bra­gue. En el ca­so de Re­nault Trucks des­co­no­cía al de­ta­lle el fun­cio­na­mien­to del Op­ti­dri­ver, de ahí la uni­dad con cam­bio ma­nual, pe­ro vien­do lo pro­gre­si­vo que es ya te di­go que es la úl­ti­ma”.

Sor­pre­sa Op­ti­track

“Lo que si nos ha sor­pren­di­do pa­ra bien -re­co­no­ce- ha si­do la trac­ción hi­dráu­li­ca Op­ti­track. Al fi­nal nues­tros ca­mio­nes siem­pre tie­nen que sa­lir de la ca­rre­te­ra y en­trar en los ca­mi­nos y es ahí don­de es­te sis­te­ma nos re­suel­ve mu­chas si­tua­cio­nes sin obli­gar­nos a car­gar to­do el día con la trac­ción to­tal”. La trac­ción su­ple­men­ta­ria Op­ti­track es efi­caz en­tre 0 y 32 km/h y cons­ta de dos mo­to­res hi­dráu­li­cos que van in­te­gra­dos en los cu­bos de las rue­das de­lan­te­ras.

El sis­te­ma pue­de ser ac­ti­va­do por el con­duc­tor cuán­do las cir­cuns­tan­cias lo exi­gen des­ac­ti­ván­do­se au­to­má­ti­ca­men­te a 40 km/h, con­vir­tién­do­se por lo tan­to en una al­ter­na­ti­va a la tra­di­cio­nal fór­mu­la de trac­ción to­tal que exi­ge más man­te­ni­mien­to, ma­yor tara y un PVP su­pe­rior a la ho­ra de la com­pra.

“Una co­sa que me gus­ta­ría des­ta­car del Op­ti­track es que el ca­mión no pier­de su con­fi­gu­ra­ción 4x2 cuan­do re­gre­sa a la ca­rre­te­ra, lo que tie­ne su im­pli­ca­ción po­si­ti­va a la ho­ra del con­fort de mar­cha y el con­su­mo”, apos­ti­lla Ju­lio.

Jo­sé Gon­zá­lez (de­re­cha) es el fun­da­dor de una em­pre­sa fa­mi­liar a la que en 1994 se fue­ron su­man­do sus cua­tro hi­jos en di­fe­ren­tes res­pon­sa­bi­li­da­des. Ju­lio (iz­quier­da) es el en­car­ga­do de ges­tio­nar el par­que de ma­qui­na­ria y ca­mio­nes.

Gon­za­léz Higuera es el sec­tor de la cons­truc­ción, pe­ro par­te de su ne­go­cio se ha di­ver­si­fi­ca­do ha­cia los trans­por­tes es­pe­cia­les y de ce­rea­les, la­bo­res to­das ellas don­de las trac­to­ras jue­gan un pa­pel pro­ta­go­nis­ta por su po­li­va­len­cia de uso.

Jun­to a la fa­mi­lia un to­tal de 33 tra­ba­ja­do­res son los en­car­ga­dos de sa­car ade­lan­te la em­pre­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.