Cin­cuen­ta Som­bras de Grey

EL ENIG­MA DE UNA DU­DA CI­NE­MA­TO­GRÁ­FI­CA QUE POR FIN SE ES­CLA­RE­CE

Vanity Fair (Spain) - - AGENDA - – MA­NU PIÑÓN

Da igual que el tí­tu­lo es­ti­me que son cin­cuen­ta. So­bre los cien­tos de mi­les de lec­to­ras de la no­ve­la que lle­van años es­pe­ran­do es­ta pe­lí­cu­la so­lo se cier­ne la som­bra de una du­da: ¿ve­rán en la gran pan­ta­lla to­do lo queCh­ris­tia­nG­rey le ha­cía aA­nas­ta­sia Stee­le so­bre el pa­pel? No es fá­cil es­tar a la al­tu­ra de un fe­nó­meno edi­to­rial de es­tas di­men­sio­nes: más de 100mi­llo­nes de ejem­pla­res ven­di­dos de una sa­ga que ha co­lo­ca­do la li­te­ró­ti­ca en las me­si­llas de no­che de me­dio mun­do. Porno pa­ra amas de ca­sa, an­ti­no­ve­la rosa o ejem­plo de li­be­ra­ción se­xual con ta­pa du­ra, la fic­ción de te­nía que lle­gar al ci­ne.

E. L. Ja­mes Por su­pues­to, con el be­ne­plá­ci­to de su au­to­ra, la mis­ma que arre­ba­tó el tí­tu­lo de rei­na del best seller a otra mu­jer con sa­gas e ini­cia­les: .

J. K. Row­ling Tras las cá­ma­ras se co­lo­ca que

Sam Tay­lor- John­son a pe­sar de ser una repu­tada ar­tis­ta con­cep­tual — su vi­deo­rre­tra­to de dor­mi­do fue un David Beck­ham hi­to—, so­lo te­nía en

su ha­ber un lar­go­me­tra­je, Now­he­re boy (2009), un bio­pic so­bre el jo­ven

. Po­ner al man­do a al­guien sin mie­do a la poJohn Len­non lé­mi­ca tra­tán­do­se de un ma­te­rial tan sen­si­ble mal no vie­ne. Pe­ro lo­más com­pli­ca­do ha si­do po­ner ca­ra a los pro­ta­go­nis­tas sin in­dig­nar a los fans. El anun­cia­do como Ch­ris­tian Grey, , se re­ti­ró ale­gan­do pro­ble­mas

Char­lie Hun­nam de agen­da; mu­chos creen que se echó atrás al leer las crí­ti­cas a su elec­ción, que fa­ci­li­ta­ron el fi­cha­je de un ac­tor de­ma­yor con­sen­so, el gua­pe­ras bri­tá­ni­co

Ja­mie . El pa­pel de Anas­ta­sia Dor­nan pa­re­cía re­ser­va­do a es­tre­llas como o Jen­ni­fer Law­ren­ce Em­ma

, pe­ro se lo lle­vóu­na ac­triz Wat­son que era­más fa­mo­sa­por sus ape­lli­dos que por sus pe­lí­cu­las:

Da­ko­ta (Don) (Me­la­nie) . “Ha apren

John­son Griffith di­do de los erro­res que co­me­ti­mos mi ma­dre [ ] y yo”, ha di­cho de ella Tip­pi He­dren

, que ha pro­me­ti­do a su Me­la­nieG­rif­fith hi­ja no ver la pe­lí­cu­la. “Pe­ro lee­ré las crí­ti­cas”. A la pa­re­ja Dor­nan- John­son ya les han pre­gun­ta­do tan­tas ve­ces por el se­xo ex­plí­ci­to que se re­par­ten la res­pues­ta. “No es una si­tua­ción ro­mán­ti­ca, es más bien como una ta­rea”, ex­pli­ca­ba John­son. “He­mos te­ni­do que ha­cer co­sas que sin con­fian­za y quí­mi­ca ha­brían si­do in­su­fri­bles”, re­ma­ta­ba Dor­nan, apor­tan­do al­go de luz en­tre tan­ta in­cóg­ni­ta gris.

MU­CHO DE­CO­RO Da­ko­ta no re­cu­rrió a sus ape­lli­dos pa­ra ha­cer­se con el pa­pel,

im­pre­sio­nó a los pro­duc­to­res con un tex­to de Berg­man.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.