PAC­TAR CON EL DIA­BLO

EMILY BLUNT IN­TER­PRE­TA A UNA AGEN­TE DEL FBI EN ‘SI­CA­RIO’, UN OSCURO DRA­MA SO­BRE EL NAR­CO­TRÁ­FI­CO

Vanity Fair (Spain) - - AGENDA - – JUAN SAN­GUINO

e sien­te tan có­mo­da en Holly­wood que es­te año se ha na­cio­na­li­za­do es­ta­dou­ni­den­se. La ac­triz bri­tá­ni­ca ha he­cho li­te­ral­men­te de to­do,

Emily Blunt pe­ro aho­ra se arries­ga con el re­to de en­tre­gar­se fí­si­ca y emo­cio­nal­men­te a Si­ca­rio, una cin­ta am­bien­ta­da enMé­xi­co y di­ri­gi­da por que

De­nis Vi­lle­neu­ve Blunt de­fen­dió en la pa­sa­da edi­ción del Fes­ti­val de San Sebastián. Una os­cu­ra his­to­ria so­bre una agen­te del FBI cu­yos va­lo­res se tam­ba­lean en ple­na­mi­sión. “Sue­lo te­ner fa­ci­li­dad pa­ra des­co­nec­tar, pe­ro es­ta pe­lí­cu­la te atra­vie­sa real­men­te la piel”, ase­gu­ra so­bre su pa­pel en la cin­ta, en la que com­par­te pro­ta­go­nis­mo con

Josh y . Bro­lin Be­ni­cio del To­ro VANIT Y FAIR:

Si­ca­rio

es una pe­lí­cu­la muy in­ten­sa y dra­má­ti­ca. ¿Có­mo fue la at­mós­fe­ra del ro­da­je en­tre to­mas? EMILY BLUNT: Por­mu­cho que ame es­te tra­ba­jo, pa­ra­mí es fun­da­men­tal dis­tan­ciar­me. Se tra­ta de ac­tuar. No quie­ro tor­tu­rar­me mien­tras rue­do una pe­lí­cu­la in­ten­sa y tra­ba­jo con con­flic­tos os­cu­ros. Al­gu­nas es­ce­nas son­más di­fí­ci­les de so­bre­lle­var que otras, es­pe­cial­men­te las­más fí­si­cas y emo­cio­na­les. Me cos­ta­ba dor­mir des­pués de fil­mar­las. V. F. :

En un mo­men­to de la trama su per­so­na­je,

Ka­te, se de­rrum­ba, y su as­pec­to se de­te­rio­ra. ¿Ha re­cu­rri­do a su per­so­na­li­dad pa­ra re­fle­jar­lo? E. B.: Ka­te no pres­ta de­ma­sia­da aten­ción a su ima­gen. Es­tá en un mun­do en el que du­ran­te tres días no duer­me, no co­me, no tie­ne tiem­po pa­ra sí mis­ma en una os­cu­ri­dad­que la con­su­me. Un­mun­do en el que in­ten­ta­man­te­ner su sen­ti­do de la­mo­ra­li­dad.

V. F.:

Sus per­so­na­jes son fuer­tes,

to­man de­ci­sio­nes. E. B . : Sí. Siem­pre bus­co pa­pe­les que ten­gan una ra­zón de ser. Exis­ten mu­chos per­so­na­jes fe­me­ni­nos es­cri­tos de for­ma reac­cio­na­ria, pa­ra cum­plir el pro­pó­si­to de un hom­bre. Esos pro­yec­tos no me in­tere­san y tam­po­co re­pre­sen­tan la reali­dad del mun­do. Las­mu­je­res to­man un mon­tón de de­ci­sio­nes fuer­tes y al­ber­gan opi­nio­nes, de­fec­tos y afron­tan ca­da día pro­ble­mas que so­lu­cio­nar. En lu­gar de ser una he­roí­na de ac­ción muy mas­cu­li­na, Ka­te po­see una fuer­za in­te­rior. Eso me re­sul­ta más atrac­ti­vo. Y a pe­sar de su­frir in­ten­tos cons­tan­tes de des­po­jar­la de esa for­ta­le­za, ella se afe­rra a esa fuer­za y aguan­ta. V. F.:

¿Lee lo que la gen­te di­ce de us­ted? E.B.: In­ten­to no ha­cer­lo, por­que creo que hay co­sas más in­tere­san­tes que se pue­den bus­car en Goo­gle que a mí mis­ma. V. F.:

¿En qué mo­men­to sin­tió que ha­bía triun­fa­do? E. B.: Es cu­rio­so, por­que es­te tra­ba­jo es tan pre­ca­rio que se tra­ta más de “es­tás de­mo­da” que de “es­tás den­tro”. Así que su­pon­go que el triun­fo, en tér­mi­nos de re­co­no­ci­mien­to, lle­gó el día des­pués del es­treno de El dia­blo vis­te de Prada. To­do cam­bió de la no­che a la­ma­ña­na. Fui a la­mis­ma­pa­na­de­ría a la­que lle­va­ba yen­do­un año, y de re­pen­te to­do el mun­do ha­bía vis­to la pe­lí­cu­la. Re­sul­tó bas­tan­te abru­ma­dor. Pe­ro “triun­far”… du­do a la ho­ra de con­si­de­rar que he triun­fa­do, por­que es un po­co aza­ro­so. V. F.: más su­rrea­lis­ta que ha vi­vi­do? E. B.: Hu­bo una que me sor­pren­dió. Mi her­ma­na, muy ca­brea­da, me en­vió una fo­to mía to­ma­da mien­tras sa­lía del gim­na­sio con el as­pec­to que con­si­de­ro es el nor­mal: su­dan­do. Y el sub­tí­tu­lo de la fo­to de­cía: “Emily Blunt y su ca­mi­se­ta ver­gon­zo­sa­men­te su­da­da”. Pen­sé que, si se tra­ta­ra de un chi­co, lo ha­brían des­cri­to co­mo al­go sexy.

V. F. : E.B.: Pro­ba­ble­men­te “¿Qué mas da?”. V. F.:

E. B.:

Que muer­de.

Blunt se hi­zo po­pu­lar

en 2006 gra­cias a El

dia­blo vis­te de Prada.

”To­do cam­bió

de la no­che a la

ma­ña­na”,

ad­mi­te.

En 2009, la ac­triz

in­ter­pre­tó a la

so­be­ra­na en La rei­na

Vic­to­ria, una de sus

es­ca­sas in­cur­sio­nes

en el ci­ne de

épo­ca.

Sebastián, Blunt

in­ter­pre­ta a Ka­te,

una agen­te

del FBI.

¿Qué ha apren­di­do

de Holly­wood?

En Loo­per (2012),

la bri­tá­ni­ca en­car­na

a una ma­dre sol­te­ra

en un fil­me de cien­cia

fic­ción con

Bru­ce Wi­llis en

el elen­co.

En cuan­to a jui­cios so­bre su as­pec­to, ¿cuál es la ex­pe­rien­cia

En Si­ca­rio, que

se pre­sen­tó en el

Fes­ti­val de San

¿Cuál es el me­jor con­se­jo

que le han da­do

so­bre su tra­ba­jo?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.