De­ma­sia­do Co­ra­zón

HEART ES EL CLUB DE LOS HER­MA­NOS ADRIÀ Y EL CIR­CO DEL SOL PA­RA LA IBI­ZA MÁS DE­RRO­CHA­DO­RA

Vanity Fair (Spain) - - VANIDADES - – DA­VID LÓ­PEZ

a pri­me­ra par­te con­tra­tan­te (los her­ma­nos y

Fe­rran Al­bert ) no que­ría ha­cer un res­tau­ran­te Adrià al uso. La se­gun­da par­te con­tra­tan­te (el Cir­co del Sol) no que­ría ha­cer un es­pec­tácu­lo tí­pi­co del Cir­co del Sol. Con am­bas pre­mi­sas, una década des­pués de que el chef es­pa­ñol y la mul­ti­na­cio­nal del cir­co mo­derno em­pe­za­ran a tan­tear­se pa­ra crear al­go jun­tos, sur­gió la idea de­lC­lu­bHeart. “E Ibi­za era el lu­gar per­fec­to”, re­ma­ta , di­rec­tor

Frank Helpin creativo del Cir­co del Sol.

Si­tua­do en el Ibi­za Grand Ho­tel, Heart es una co­li­sión, co­mo lo de­fi­nen sus ar­tí­fi­ces, de ar­te, co­mi­da y mú­si­ca. Con 80 co­ci­ne­ros, 100 ca­ma­re­ros ymás de una trein­te­na de ar­tis­tas, es ga­le­ría de ar­te pro­vis­ta de una de­ce­na de obras ex­pues­tas; res­tau­ran­te don­de co­mer sen­ta­do; te­rra­za pa­ra pro­bar las ta­pas de los Adrià, des­de sus famosas oli­vas es­fe­ri­fi­ca­das has­ta ta­cos me­xi­ca­nos (por 80 eu­ros de pre­cio fi­jo mí­ni­mo sin be­bi­da, eso sí); y club noc­turno, se­gún avan­za la no­che y los­miem­bros de­lCir­co del Sol in­tro­du­cen gra­dual­men­te al vi­si­tan­te en la Ibi­za más Ibi­za de la ma­dru­ga­da y la electrónica. “Ha­bía de­ma­sia­das acro­ba­cias ya en es­ta is­la, así que qui­si­mos lle­var­lo por otro la­do”, bro­mea Helpin, pa­ra jus­ti­fi­car có­mo es­co­gie­ron el es­pec­tácu­lo de bai­la­ri­nes, can­tan­tes de soul y con­tor­sio­nis­tas que se fun­den con imá­ge­nes y que acom­pa­ña ca­da bo­ca­do y ca­da cóc­tel que sir­ven los Adrià.

“Es­to es el Dis­ney­land de la gas­tro­no­mía”, di­ce , su chef eje­cu­ti­vo, pa­ra de­fi­nir la pro­pues­ta de la te­rra­za, don­de us­ted po­drá ele­gir en­tre ca­si una trein­te­na de pla­tos. En la car­ta en­con­tra­rá des­de os­tras a ce­vi­ches,

to­do con el to­que Adrià.

ME­ZCL A

Si quie­re co­no­cer el ver­da­de­ro sig­ni­fi­ca­do de la co­ci­na fu­sión, es­te es su ‘hots­pot’. Po­llo an­ti­cu­che­ro,

san­día/san­gría, mi­ki­cau­sa de sal­món, spi­der­tar­tar con ca­viar o ár­bol de ce­re­zas sa­ke y li­món son al­gu­nos de los su­ge­ren­tes pla­tos, de ins­pi­ra­ción asiá­ti­ca y pe­rua­na, que

sir­ven en la sa­la co­me­dor.

RA­RE­ZAS

La di­ná­mi­ca de la me­sa si­gue la mis­ma lí­nea in­ter­ac­ti­va del es­pec­tácu­lo. En la ‘ru­ti­na’ se in­clu­yen ges­tos tan ex­tra­va­gan­tes co­mo ha­cer­le el bo­ca bo­ca a una ra­na de bron­ce o co­mer­se una os­tra des­de una enor­me len­gua de

hie­rro, las pro­pues­tas más ex­tre­mas de la va­ji­lla

di­se­ña­da tam­bién en ex­clu­si­va pa­ra el proyecto.

Una de las

pro­yec­cio­nes que

ame­ni­zan la ce­na.

Ra­fa Za­fra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.