“No hay tan­ta gen­te que me odie”

Vanity Fair (Spain) - - AGENDA - – ve­ra bercovitz

ay vi­das que dan pa­ra una pe­lí­cu­la. Co­mo la de la es­cri­to­ra Isa­bel Allen­de (Li­ma, Pe­rú, 1942). Alos 29 años tu­vo que aban­do­nar Chi­le cuan­do un gol­pe mi­li­tar de­rro­có el go­bierno de su tío Sal­va­dor Allen­de. A los 40 pu­bli­cóLa ca­sa de los es­pí­ri­tus y en­tró por la puer­ta gran­de en la his­to­ria de la li­te­ra­tu­ra con­tem­po­rá­nea. Diez años más tar­de en­te­rró a su hi­ja Pau­la fa­lle­ci­da a los 28 años tras su­frir una lar­ga en­fer­me­dad. A los 72 se aca­ba de di­vor­ciar de su se­gun­do ma­ri­do, el nor­te­ame­ri­cano Wi­llie Gor­don, y pu­bli­ca nue­va no­ve­la, El aman­te ja­po­nés. ¿Al­gún pro­duc­tor en la sa­la?

¿Qué es lo más su­rrea­lis­ta que ha leí­do so­bre us­ted?

En una oca­sión lle­gó a en­tre­vis­tar­me un pe­rio­dis­ta muy jo­ven y me pre­gun­tó: “¿Qué ha­ce us­ted?”. Yo le di­je que era so­prano y me hi­zo to­da la en­tre­vis­ta co­mo si lo fue­ra. No sé bien qué pa­só con eso…

¿Y so­bre su tío, Sal­va­dor Allen­de, y el gol­pe mi­li­tar en Chi­le?

He es­cu­cha­do a la gen­te de ex­tre­ma de­re­cha ase­gu­rar que nun­ca su­ce­die­ron las atro­ci­da­des que co­me­tie­ron los mi­li­ta­res.

“Mé­xi­co nos en­vía dro­ga, cri­men y vio­la­do­res”. ¿Qué le en­via­ría us­ted a Do­nald Trump?

Le man­da­ría a su ca­sa y le di­ría que se que­de ca­lla­do. ¿ Has­ta cuán­do va a ha­cer de pa­ya­so?

¿Qué per­so­na­li­dad que ha­ya co­no­ci­do le ha im­pre­sio­na­do más y por qué?

Po­si­ble­men­teMi­che­lle Ba­che­let, por­que es una mu­jer ín­te­gra, in­te­li­gen­te y ha lle­ga­do a ser la pri­me­ra mu­jer pre­si­den­ta de Chi­le.

En su cuen­ta de Twit­ter se de­fi­ne co­mo “Cuen­ta cuen­tos, es­cri­to­ra, ac­ti­vis­ta y ba­ji­ta?” ¿El ta­ma­ño im­por­ta?

¡Eso pa­re­ce!

Aho­ra que se ha que­da­do sol­te­ra, ¿có­mo se anun­cia­ría en la red so­cial de con­tac­tos Tin­der?

Ay dios mío… No sé… Ten­dría que pen­sar­lo… Di­ría que soy una abue­la con el co­ra­zón abier­to pre­pa­ra­da pa­ra te­ner una re­la­ción in­ten­sa y apa­sio­na­da con al­guien que lo­me­rez­ca.

¿Se con­si­de­ra la nue­va sol­te­ra de oro?

¡Uy no, por dios! ¡A mi edad no! Pe­ro si­go abier­ta al amor. Acual­quier edad uno se pue­de enamo­rar y de­be es­tar re­cep­ti­va. ¿Qué es lo peor que te pue­de pa­sar? ¿Que te va­ya mal? Bueno, y qué im­por­ta.

Se ha di­vor­cia­do a los 70 años. ¿Es us­ted una va­lien­te o una in­cons­cien­te?

Se re­quie­re va­lor pa­ra di­vor­ciar­se a mi edad pe­ro se re­quie­re más va­lor pa­ra que­dar­se en una re­la­ción que no fun­cio­na.

Es sa­bi­do que el gre­mio de los mú­si­cos y los ac­to­res fa­vo­re­ce la pro­mis­cui­dad. ¿Ocu­rre lo mis­mo en­tre los es­cri­to­res?

Con al­gu­nos, no to­dos. Yo no soy na­da pro­mis­cua. Soy mo­nó­ga­ma en se­rie. He te­ni­do va­rios hom­bres en mi vi­da pe­ro he si­do fiel en ca­da oca­sión.

¿Tam­bién en su úl­ti­mo ma­tri­mo­nio [du­ró 27 años]?

Sí, por su­pues­to.

¿Cree us­ted que el boom ex­plo­tó?

El boom la­ti­noa­me­ri­cano tu­vo su mo­men­to, que fue muy largo, y yo creo que ya pa­só. Aho­ra la aten­ción del mun­do es­tá en otras par­tes, en Orien­te Me­dio por ejem­plo.

En­tre sus crí­ti­cos más fe­ro­ces es­tán el es­ta­dou­ni­den­se Ha­rold Bloom y el fa­lle­ci­do Ro­ber­to Bo­la­ño. ¿Qué hi­zo pa­ra tan­ta acri­tud?

Ven­der li­bros. Las per­so­nas que me odian no son tan­tas, no es pa­ra preo­cu­par­se.

¿Cuál es la di­fe­ren­cia en­tre una es­cri­bi­do­ra y una es­cri­to­ra?

No lo sé.

¿Cuál es la adap­ta­ción ci­ne­ma­to­grá­fi­ca de sus li­bros que más ver­güen­za le ha cau­sa­do?

¡Nin­gu­na! ¡Me en­can­tan las dos! [ La ca­sa de los es­pí­ri­tus (1993) y De amor y de som­bra (1994)].

¿Cuál es su per­so­na­je li­te­ra­rio más odia­do?

El tor­tu­ra­dor de

¿Y de ficción?

La ca­sa de los es­pí­ri­tus.

Rambo, sin du­da.

¿Có­mo le gus­ta­ría pa­sar a la his­to­ria?

No creo que na­die se acuer­de de mí… Qui­zá mis nie­tos por un tiem­po… Con que di­gan que soy bue­na per­so­na y una bue­na es­cri­to­ra me bas­ta.

la es­cri­to­ra

chi­le­na isa­bel

allen­de aca­ba

de pu­bli­car El

aman­te Ja­po­nés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.