LA GALLETA DE LA FOR­TU­NA

Vanity Fair (Spain) - - CONTENTS - – V. BERCOVITZ

Mó­ni­ca Gó­mez-Cué­ta­ra, des­cen­dien­te de los fun­da­do­res del im­pe­rio de las ga­lle­tas Ma­ría, es ase­so­ra de ima­gen. Y muy dis­cre­ta.

Lle­va­ba seis me­ses tra­ba­jan­do en la is­la de Co­zu­mel cuan­do ha­ce un año lo de­jó to­do por amor y se vino a Ma­drid. “Me enamo­ro con fa­ci­li­dad”, afir­ma ri­sue­ña Mó­ni­ca Gó­mez-Cué­ta­ra, des­cen­dien­te del im­pe­rio ali­men­ti­cio Cué­ta­ra, mien­tras ex­ha­la con ele­gan­cia el hu­mo de un pu­ri­to. Fue en­ton­ces cuan­do su re­la­ción con el due­ño de Pro­no­vias, Al­ber­to Pa­lat­chi, sal­tó al pa­pel cu­ché y pu­so su nom­bre en el ma­pa. “Nos co­no­ci­mos tra­ba­jan­do. Es un crack, un tío con una ca­be­za ad­mi­ra­ble”. Des­gra­cia­da­men­te, la re­la­ción no du­ró. “Las co­sas no son tan fá­ci­les”, ase­gu­ra es­qui­va, sin que­rer aña­dir más in­for­ma­ción. Has­ta en­ton­ces, la her­ma­na de Sil­via Gó­mez-Cué­ta­ra — viu­da del em­pre­sa­rio Luis Gar­cía Ce­re­ce­da, due­ño de La Fin­ca, y ac­tual pa­re­ja de Juan An­to­nio Pérez Simón, mano de­re­cha del mi­llo­na­rio Car­los Slim— ha­bía lle­va­do una vi­da anó­ni­ma; co­mo el res­to de sus seis her­ma­nos (sal­vo Sil­via), quie­nes vi­ven en­tre EE UU, Es­pa­ña y Mé­xi­co.

La nie­ta de uno de los fun­da­do­res de la ga­lle­tas Ma­ría, Juan y Flo­ren­cio Gó­mez-Cué­ta­ra, e hi­ja del crea­dor de los ape­ri­ti­vos Ri­si (“Pa­ji­tas, gu­sa­ni­tos, pa­lo­mi­tas in­fla­das… En ca­sa siem­pre es­tá­ba­mos pro­ban­do pro­duc­tos nue­vos”) nun­ca se de­di­có al em­po­rio fa­mi­liar. “Soy ase­so­ra de ima­gen”, ex­pli­ca. En­tre sus clien­tes hay al­tos eje­cu­ti­vos, gran­des em­pre­sa­rios, miem­bros de la reale­za eu­ro­pea y has­ta un as­tro del fút­bol de fa­mi­lia nu­me­ro­sa. Aun­que arran­car­le un nom­bre re­sul­ta im­po­si­ble. “Fir­mo con­tra­tos de con­fi­den­cia­li­dad”, con­fía mien­tras en­cien­de su se­gun­do pu­ri­to.

En los no­ven­ta Mó­ni­ca creó una es­cue­la de per­so­nal shop­per — que ter­mi­nó ven­dien­do a una alum­na— y tra­ba­jó en la ca­de­na de su­per­mer­ca­dos Con­ti­nen­te —” Di­se­ña­ba ro­pa de bebé”— y en Ca­rre­four —“En las sec­cio­nes de hom­bre, ho­gar y ni­ño”—. Fi­nal­men­te dio el sal­to a El Cor­te In­glés, don­de mon­tó un de­par­ta­men­to de com­pra­do­res per­so­na­les. Pe­ro a prin­ci­pios de 2000 lo vol­vió a de­jar to­do por amor. Su ex­ma­ri­do, el eco­no­mis­ta Juan Mi­guel Pérez Iri­za­que, qui­so pro­bar suer­te en Mia­mi. “Y allí me fui con mis tres hi­jos”. El ma­yor, Che­te, ha he­re­da­do el es­pí­ri­tu em­pren­de­dor de la fa­mi­lia y ha mon­ta­do una em­pre­sa de mo­tos per­so­na­li­za­das en Mia­mi; la ni­ña, Ki­ka, re­si­de en Pa­rís y su me­ta es tra­ba­jar pa­ra Na­cio­nes Uni­das; el pe­que­ño, Die­go, es una apa­sio­na­do del de­por­te y es­tu­dia en el CIS con Froi­lán. “Ellos son mi ver­da­de­ra for­tu­na”, ase­gu­ra.

F OTO G R A F Í A D E E L E N A O L AY

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.