CO­LE­GIO DE RE­YES

Na­ció pa­ra ser la es­cue­la del in­fan­te Al­fon­so, her­mano del rey Juan Carlos. Y hoy si­gue sien­do el cen­tro edu­ca­ti­vo de la éli­te. ¿Sus nue­vos alum­nos? Los hi­jos del fla­man­te em­ba­ja­dor de EE UU en Es­pa­ña.

Vanity Fair (Spain) - - SUMARIO - –M. B.

El cen­tro San­ta María de

los Ro­sa­les, don­de se edu­can los prín­ci­pes de Es­pa­ña, se ha con­ver­ti­do en un imán pa­ra los “cachorros de la jet”.

No es el co­le­gio más ex­clu­si­vo ni el más ca­ro de Ma­drid, pe­ro no hay otro que pue­da com­pe­tir con el au­ra que ro­dea al San­ta María de los Ro­sa­les, “la es­cue­la don­de es­tu­dió Fe­li­pe VI, el rey más jo­ven y me­jor pre­pa­ra­do de Eu­ro­pa”. La re­la­ción de es­te cen­tro con la realeza da­ta de 1952, cuan­do el du­que del In­fan­ta­do, el doc­tor Juan Jo­sé Ló­pez Ibor o el con­de de Fon­ta­nar, en­tre otros mo­nár­qui­cos, crea­ron es­ta es­cue­la a me­di­da pa­ra que el in­fan­te don Al­fon­so, her­mano de don Juan Carlos, es­tu­dia­se en la ca­pi­tal.

Des­de en­ton­ces, por las au­las de Los Ro­sa­les han pa­sa­do nu­me­ro­sos aris­tó­cra­tas, in­clui­dos Carlos Fitz-Ja­mes-Stuart, ac­tual du­que de Al­ba; y Gre­go­rio Ma­ra­ñón y Ber­trán de Lis, mar­qués de Ma­ra­ñón. Cuan­do Fe­li­pe VI, en­ton­ces prín­ci­pe de As­tu­rias, in­gre­só en el co­le­gio, a co­mien­zos de los años se­ten­ta, la ins­ti­tu­ción se con­vir­tió, en pa­la­bras del pe­rio­dis­ta Jo­sé Gar­cía Abad, en el pun­to de reunión de “los hi­jos de aris­tó­cra­tas, je­rar­cas fran­quis­tas o arri­bis­tas que lle­va­ron allí a sus hi­jos pa­ra arri­mar­se al he­re­de­ro”: los her­ma­nos Ál­va­ro y Ricky Fus­ter, Ja­vier Ló­pez Ma­drid, Fran­cis­co de Bor­ja Pra­do Eu­la­te, en­tre otros.

“Aquel co­le­gio gi­ra­ba en torno al prín­ci­pe”, re­co­no­ció Gar­cía Abad en La so­le­dad del rey. Y lo si­gue ha­cien­do. La prin­ce­sa Leo­nor y su her­ma­na, la in­fan­ta So­fía, se han con­ver­ti­do en un imán pa­ra los “cachorros” de la jet set. Los úl­ti­mos en in­cor­po­rar­se han si­do los tres hi­jos de Ri­chard Du­ke Buchan III, nue­vo em­ba­ja­dor de Es­ta­dos Uni­dos en Es­pa­ña. El fi­nan­cie­ro y su mu­jer, Han­nah, han que­ri­do que sus ni­ños, Ca­te, Beau y John, com­par­tan pa­tio de juegos con la fu­tu­ra rei­na de Es­pa­ña. El idio­ma no ha si­do un problema pa­ra los Buchan, por­que han pa­sa­do mu­chos ve­ra­nos en nues­tro país y ha­blan es­pa­ñol. Se in­cor­po­ra­ron en enero, a mi­tad del año es­co­lar. Siem­pre ha ha­bi­do cla­ses… de po­der.

CA­TE, BEAU Y JOHN BUCHAN SE HAN IN­COR­PO­RA­DO EN EL MES DE ENERO, A MI­TAD DEL AÑO ES­CO­LAR

2 3 4

1 (1) El rey y Ri­chard Du­ke Buchan, en el Pa­la­cio Real. (2) La in­fan­ta So­fía y la prin­ce­sa Leo­nor en su pri­mer día de cla­ses. (3) El rey Juan Carlos y su her­mano, don Al­fon­so, el pri­mer alumno de Los Ro­sa­les. (4) Don Fe­li­pe, en cla­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.