JO­YE­RÍA NOVENTERA

La nue­va co­lec­ción de jo­yas y re­lo­jes de Cal­vin Klein es el ne­xo de unión en­tre la co­lec­ción de 1994 y la de la pre­sen­te tem­po­ra­da.

Vanity Fair (Spain) - - CONTENTS - – P. S.

El mi­ni­ma­lis­mo re­gre­sa de la mano de su ada­lid, Cal­vin Klein. ¡Vi­va el re­vi­val!

la edi­ción di­gi­tal de Vo­gue USA se­ña­ló el des­fi­le pri­ma­ve­ra-verano 1994 de Cal­vin Klein co­mo uno de los 15 más in­flu­yen­tes de una dé­ca­da que el di­se­ña­dor re­su­mía así: “Los no­ven­ta son la era de lo per­so­nal, del individualismo, de no ha­cer alar­des”.

Aque­lla fue la co­lec­ción de los lán­gui­dos ves­ti­dos len­ce­ros que po­pu­la­ri­zó K ate M oss, de las pren­das flui­das y sim­ples que mar­ca­rían una era y zan­ja­rían otra. “La del ves­ti­da pa­ra triun­far que ha si­do rá­pi­da­men­te re­em­pla­za­do por ese cier­to aban­dono fe­me­nino, fuer­te y de­li­ca­do a la vez”, re­za­ba el ar­tícu­lo, que po­nía a la cé­le­bre mo­de­lo bri­tá­ni­ca co­mo ejem­plo. Vein­ti­cua­tro años y un nue­vo di­rec­tor crea­ti­vo des­pués — el bel­ga Raf Si­mons, que ha re­bau­ti­za­do y re­lan­za­do la enseña ba­jo la de­no­mi­na­ción Cal­vin Klein 205W39NYC—, las lí­neas maes­tras de esa es­té­ti­ca si­guen ple­na­men­te vi­gen­tes.

En aquel en­ton­ces, Raf Si­mons te­nía 26 años y aca­ba­ba de lan­zar su co­lec­ción mas­cu­li­na ba­jo su fir­ma ho­mó­ni­ma. Dos años des­pués, pre­sen­tó jun­to a su en­ton­ces pa­re­ja, su com­pa­trio­ta Ve­ro­ni­que Bran­quin­ho, su pri­mer des­fi­le en Pa­rís, “una ver­sión re­no­va­da y com­ple­ta­men­te en ne­gro del tí­pi­co uni­ver­si­ta­rio an­glo­ame­ri­cano, con mú­si­ca pos­punk y new wa­ve a to­do vo­lu­men”, re­cor­dó el pe­rio­dis­ta Bob Co­la­ce­llo en Va­nity Fair ha­ce jus­to un año. En la en­tre­vis­ta, la pri­me­ra que con­ce­dió Si­mons tras su des­em­bar­co en Cal­vin Klein, el di­se­ña­dor re­pa­sa­ba sus re­fe­ren­tes. “Du­ran­te años me ob­se­sio­nó Hel­mut Lang. Y lue­go tam­bién Miuc­cia Pra­da, Jil San­der y Cal­vin Klein”, ad­mi­tía en alu­sión a los pre­cur­so­res del mi­ni­ma­lis­mo de los años no­ven­ta. Un in­flu­jo que le acom­pa­ñó du­ran­te su eta­pa en Ch­ris­tian Dior, don­de asu­mió el di­fí­cil re­to de sus­ti­tuir a John Galliano, y que le ins­pi­ra hoy en su exi­to­sa eta­pa al fren­te de Cal­vin Klein.

Su ter­ce­ra co­lec­ción pa­ra la ca­sa es­ta­dou­ni­den­se, que pre­sen­tó en fe­bre­ro en la Bol­sa de Nue­va York, ha si­do ala­ba­da por la crí­ti­ca. Co­mo en las an­te­rio­res, Si­mons re­fle­xio­na so­bre la cul­tu­ra ame­ri­ca­na y rein­ven­ta el le­ga­do de su an­te­ce­sor. Los ca­mi­so­nes de ayer son ves­ti­dos del si­glo XIX en tul. Los abri­gos de cua­dros de hoy re­mi­ten a las ame­ri­ca­nas en idén­ti­co mo­ti­vo de 1994, tam­bién los pan­ta­lo­nes flui­dos son he­re­de­ros di­rec­tos de aque­llos de sa­tén blan­co. Y las jo­yas y re­lo­jes de es­te oto­ño-in­vierno, en ma­te­ria­les co­mo el ace­ro inoxi­da­ble y el PVD de oro rosa o ama­ri­llo, son el ne­xo de­fi­ni­ti­vo en­tre un pa­sa­do glo­rio­so y un fu­tu­ro bri­llan­te.

“LOS NO­VEN­TA SON LA ERA DEL INDIVIDUALISMO, DE NO HA­CER ALAR­DES”, RE­SU­MIÓ CAL­VIN KLEIN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.