HO­ME­NA­JE.

DI­SE­ÑA­DOR Y ES­TI­LIS­TA RA­DI­CAL QUE DE­JÓ SU PO­SO EN LA CULTURA POP DES­DE SU DE­BUT EN LOS 80, JUDY BLA­ME FA­LLE­CIÓ EN FE­BRE­RO. ASÍ LE RE­CUER­DAN SUS CO­LA­BO­RA­DO­RES.

VOGUE (Spain) - - Sumario - C.S.

El re­cor­da­do Judy Bla­me.

Cuen­ta la le­yen­da que Ra­mo­nes com­pu­sie­ron Judy Is A Punk en su ho­nor. Es ca­si im­po­si­ble que ese (o esa) Judy que per­se­guía al cuar­te­to neo­yor­quino fue­ra es­te cha­val que pa­só la ado­les­cen­cia en una gran­ja de De­vons­hi­re, en In­gla­te­rra –y tam­bién par­te de su in­fan­cia en Ma­drid, don­de su pa­dre fue des­ti­na­do–. Pe­ro Ch­ris­top­her Bar­nes (1960-2018), su nom­bre real, fue sin du­da un punk. Con 16 años, una vi­si­ta a Se­di­tio­na­ries, la fa­mo­sa tien­da de Vi­vien­ne West­wood y Mal­colm McLa­ren en Lon­dres, le da­ría alas. Pe­ro la crea­ti­vi­dad ra­di­cal de Judy Bla­me ya ha­bía en­con­tra­do su razón de ser en el do it your­self (haz­lo tú mis­mo), la fi­lo­so­fía que de­fi­ni­ría su vi­da y obra. «Siem­pre fue un de­fen­sor de los de­sam­pa­ra­dos, siem­pre fe­roz an­ti­fas­cis­ta y an­ti- es­ta­blish­ment, siem­pre ins­pi­ra­dor, siem­pre in­men­sa­men­te ta­len­to­so y siem­pre cien por cien bri­llan­te», de­cía el fo­tó­gra­fo Nick Knight al co­no­cer su muer­te.

Sus ca­mi­nos se ha­bían cru­za­do en ese agi­ta­do Lon­dres que desafia­ba al con­ser­va­du­ris­mo en los clu­bes de no­che. En Blitz o Cha-Cha, la se­sión que fun­dó en la dis­co­te­ca gay Hea­ven jun­to a la pe­lu­que­ra Scar­lett Can­non, Bla­me bri­lló al crear ex­tra­or­di­na­rios ac­ce­so­rios cua­ja­dos de bo­to­nes, im­per­di­bles y ma­te­ria­les de desecho, fe­ti­che y vehícu­lo pa­ra cri­ti­car la so­bre­pro­duc­ción del mun­do mo­derno.

La crea­ción de la van­guar­dis­ta tien­da Hou­se of Beauty and Cul­tu­re en 1986, jun­to al di­se­ña­dor John Moo­re y el fo­tó­gra­fo Mark Lebon, en­tre otros, fue un hi­to que in­flu­yó en Mar­tin Mar­gie­la, Leigh Bo­wery o el ci­neas­ta De­rek Jar­man, al­gu­nos de sus clien­tes. «A los 18, me mu­dé a la ca­sa de Ne­neh Cherry con Judy y nues­tro ami­go Mi­chael Boa­di», re­cor­da­ba Ed­ward En­nin­ful, di­rec­tor de la edi­ción bri­tá­ni­ca de Vogue. «Siem­pre es­ta­ba ha­cien­do co­sas: co­ser bo­to­nes, ha­cer joyas o ál­bu­mes de re­cor­tes». Es­ti­lis­ta en i-D y The Fa­ce, y co­la­bo­ra­dor de Björk o Mas­si­ve At­tack, en­con­tró en las fir­mas de mo­da un alia­do pa­ra su crea­ti­vi­dad. «Fue uno de mis hé­roes per­so­na­les», re­cuer­da Je­remy Scott, su úl­ti­mo co­la­bo­ra­dor. «Me sien­to afor­tu­na­do por ha­ber po­di­do tra­ba­jar con él crean­do es­tas boi­nas con ob­je­tos en­con­tra­dos. Su sin­gu­lar vi­sión ha­ce de su tra­ba­jo al­go inol­vi­da­ble»

1978 Se mu­da a Lon­dres, don­de se re­la­cio­na con los Blitz Kids y la es­ce­na New Ro­man­tic. 1986 Crea la pio­ne­ra tien­da Hou­se of Beauty and Cul­tu­re jun­to a John Moo­re, en­tre otros. 1989 Rea­li­za el es­ti­lis­mo de su ami­ga Ne­neh Cherry pa­ra el ál­bum Raw Like...

1993 Björk le lla­ma pa­ra rea­li­zar, jun­to a Pa­trick Mon­dino, la portada de su dis­co De­but. 2005 Crea una co­lec­ción de joyas pa­ra Com­me des Ga­rçons Hom­mes Plus. 2011 La fir­ma Paco Ra­ban­ne le en­car­ga re­di­se­ñar el bol­so Le69.

2015 Co­la­bo­ra con Kim Jones, fiel se­gui­dor, pa­ra la co­lec­ción o/i 2015 de Louis Vuit­ton. 2016 El ICA de Lon­dres le de­di­ca la re­tros­pec­ti­va Judy Bla­me: Ne­ver Again. 2017 Fir­ma, pa­ra el Mos­chino de Je­remy Scott, su úl­ti­ma gran co­la­bo­ra­ción, pa­ra es­ta...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.