SE­GÚN ÉL

“Res­pe­to por el otro”

Woman - - PUBLIRREPORTAJE - Iña­ki Gabilondo Pe­rio­dis­ta y pa­re­ja de Lo­la Ca­rre­te­ro

¿Cuá­les son las cla­ves pa­ra que una pa­re­ja fun­cio­ne? No ten­go ni idea de có­mo con­se­guir que dos per­so­nas que de­ci­den unir­se se man­ten­gan jun­tas du­ran­te mu­cho tiem­po. De he­cho, ni si­quie­ra he lo­gra­do ave­ri­guar có­mo lo ha­ce la mía y, so­bre to­do, có­mo lo­gra­mos que mar­che tan es­tu­pen­da­men­te. In­tu­yo que el mis­te­rio re­si­de en que nos que­re­mos y nos gus­ta es­tar jun­tos. Eso con­si­gue con­ver­tir en so­por­ta­ble lo di­fí­cil y ha­cer per­do­na­ble aque­llo que fas­ti­dia. Ba­jo mi pun­to de vis­ta, pa­ra que la unión go­ce de bue­na sa­lud, se de­be asen­tar en un pi­lar fun­da­men­tal: el res­pe­to. No­so­tros lle­va­mos mu­cho tiem­po jun­tos y ja­más nos lo he­mos per­di­do. Pa­ra com­ba­tir ese pe­li­gro­so enemi­go que es la ru­ti­na, hay que de­jar ‘res­pi­rar’ a la otra par­te, no aho­gar­la. Si se sa­be man­te­ner una dis­tan­cia ade­cua­da siem­pre re­sul­ta es­tu­pen­do

en­con­trar­se. Los pe­que­ños de­ta­lles tam­bién re­sul­tan muy im­por­tan­tes en el día a día. En ese apar­ta­do, a Lo­la, mi mu­jer, la po­dría ca­li­fi­car de ‘detalle in­ce­san­te’, lo cier­to es que en ese te­rreno re­sul­ta ab­so­lu­ta­men­te im­ba­ti­ble. La ad­mi­ra­ción tam­bién for­ma par­te del jue­go del amor. De ella me sub­yu­ga su en­tu­sias­mo por lle­var a ca­bo cuan­ta la­bor em­pren­de, ade­más de su vo­lun­tad por in­ten­tar ser me­jor ca­da día, me­jor en to­do. En to­da re­la­ción lle­ga un mo­men­to en el que se ha­ce un ba­lan­ce en­tre el de­be y el ha­ber. Yo con­fie­so que ella no tie­ne deu­das con­mi­go. Ha he­cho por mí mu­chas más co­sas de lo que se le pue­de pe­dir a na­die. Pa­ra com­pen­sar esa en­tre­ga, re­co­noz­co que ten­go un as en la man­ga, una va­ri­ta má­gi­ca con la que sé que pue­do ha­cer­la fe­liz: via­jar con ella a Asia. En cual­quier país del su­r­es­te asiá­ti­co Lo­la se sien­te muy di­cho­sa, se trans­for­ma y pa­re­ce vo­lar.

Au­drey Hep­burn con su pri­mer ma­ri­do, Mel Ferrer, al que es­tu­vo uni­da una dé­ca­da. En 1993, un de­sola­do Mel acu­día al fu­ne­ral de su ex es­po­sa.

Alain De­lon y Romy Sch­nei­der enamo­ra­dos. Él la aban­do­na­ría con un ra­mo de rosas y una car­ta. En el año 2009, él con­fe­só que Romy fue el gran amor de su vi­da.

Me­la­nie Grif­fith y Don John­son de­mos­tra­ron que se­gun­das par­tes nun­ca fue­ron

bue­nas.

A Greg Lau­ren y Eli­za­beth Ber­kley les unió una cla­se de bai­le ha­ce ya 12 años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.