LOS CHI­COS más bus­ca­dos

Han tra­ba­ja­do pa­ra al­gu­nas de las fir­mas más im­por­tan­tes en Ita­lia y, des­de 2008, tie­nen lí­nea pro­pia, Aqui­lano. ri­mon­di. Aho­ra, quie­ren re­no­var Fay.

Woman - - SHOPPING CREADORES -

Fay bus­ca en no­so­tros unos di­se­ña­do­res que trans­mi­tan su esen­cia, no un nom­bre que es­té

de mo­da.»

Hu­yen de con­ver­tir­se en nom­bres efí­me­ros pro­duc­tos de una mo­da. Ellos pre­fie­ren la­brar su ca­mino con ca­li­dad y pa­cien­cia. Tommaso Aqui­lano y Ro­ber­to Ri­mon­di arran­can tem­po­ra­da de pri­ma­ve­ra-ve­rano fir­man­do su pri­me­ra co­lec­ción en co­la­bo­ra­ción con Fay. Ma­te­ria­les de ex­cep­ción y una ele­gan­te es­sen­za ita­lia­na son sus cla­ves

¿Có­mo sur­gió la co­la­bo­ra­ción con Fay?

Na­ce de la idea del se­ñor De­lla Va­lle de con­ver­tir la co­lec­ción en una pro­pues­ta fe­me­ni­na y con­tem­po­rá­nea. En Ita­lia, Fay es una mar­ca muy co­no­ci­da des­de ha­ce tiem­po, y cuan­do nos pro­pu­so par­ti­ci­par en es­te pro­yec­to no du­da­mos en fir­mar; cree­mos mu­cho en es­ta trans­for­ma­ción.

¿Os dan pau­tas so­bre el di­se­ño?

Es na­tu­ral que ellos, Die­go y An­drea, nos di­gan qué va­le o qué no, por­que su fir­ma es muy di­fe­ren­te a nues­tro mun­do, y hay que tener en cuenta que ellos tie­nen un mer­ca­do que hay que con­ser­var. So­bre to­do, hay que guar­dar el es­ti­lo de la mu­jer, con su ele­gan­cia, y la ca­li­dad de la fir­ma. El de­no­mi­na­dor común que te­ne­mos es nues­tro in­te­rés en apor­tar una ele­gan­cia ita­lia­na pe­ro muy in­ter­na­cio­nal, y es­to lo adap­ta­mos a un pro­duc­to con una fi­lo­so­fía muy pre­ci­sa.

Fay per­te­ne­ce a una de las em­pre­sas más im­por­tan­tes de Ita­lia, Gru­po Tod’s. En es­tos tiem­pos de cri­sis, ¿có­mo os afec­ta es­ta fu­sión?

Es una po­si­bi­li­dad de ha­cer co­sas di­fe­ren­tes sien­do no­so­tros mis­mos. No so­lo cen­trar­nos ex­clu­si­va­men­te en al­go ele­gan­te, en el gla­mour, en la pren­sa... Sino tam­bién tra­tar otros as­pec­tos de la in­dus­tria. Es un pro­yec­to con un gru­po só­li­do fi­nan­cie­ra­men­te y de con­cep­to, en el que tra­ba­jan mu­chas per­so­nas. Es un gru­po co­no­ci­do por ser em­pren­de­dor, se­rio, pe­ro Aqui­lano. ri­mon­di, nues­tra fir­ma, tam­bién tie­ne ca­rác­ter em­pren­de­dor.

¿Es un buen acuer­do pa­ra am­bas par­tes?

No so­lo hay que ha­blar a ni­vel pu­bli­ci­ta­rio. Pa­ra no­so­tros o pa­ra Fay, co­mo se ha vis­to con mu­chos di­se­ña­do­res que tra­ba­jan en fir­mas de cos­tu­ra, es una opor­tu­ni­dad. Pe­ro

so­bre to­do que­ría­mos co­no­cer có­mo fun­cio­na una em­pre­sa de esas ca­rac­te­rís­ti­cas. Y De­lla Va­lle bus­ca en no­so­tros unos di­se­ña­do­res que trans­mi­tan su esen­cia, no un nom­bre que es­té de mo­da y fun­cio­nan­do.

¿Có­mo es tener je­fes?

Es muy di­ver­ti­do. Son dos per­so­nas muy es­pe­cia­les. Ha­blan muy po­co, pe­ro lo po­co que di­cen tie­ne un sig­ni­fi­ca­do pre­ci­so; el feedback es in­me­dia­to. Ellos sa­ben per­fec­ta­men­te qué pro­duc­to hay que ha­cer, do­mi­nan muy bien su sec­tor. Por su­pues­to, es­to no sig­ni­fi­ca que sean dic­ta­to­ria­les. Sa­ben có­mo mez­clar ca­li­dad e in­no­va­ción. Son per­so­nas muy abier­tas, aun­que lue­go en­tre ellos son muy di­fe­ren­tes. Con ellos se pue­de tra­ba­jar y es­ta­ble­cer un diá­lo­go, por­que si ven que te gus­ta lo que ha­ces y que tu pro­yec­to es se­rio, con­fían ple­na­men­te en él.

¿Es di­fí­cil tra­ba­jar a dúo?

Es fá­cil y di­fí­cil. Hay ve­ces que uno di­ce cor­to y el otro di­ce lar­go, pe­ro siem­pre lle­ga­mos a un acuer­do; es ne­ce­sa­rio que lo man­ten­ga­mos. Ca­da uno tra­ba­ja a su mo­do, pe­ro es na­tu­ral que cuan­do co­la­bo­ras to­do el tiem­po con otra per­so­na ha­ya mu­chos mo­men­tos de dis­cu­sión.

¿Cuál es la di­fe­ren­cia en­tre una mu­jer Fay y una mu­jer Aqui­lano.ri­mon­di?

El uso del pro­duc­to. Son com­pa­ti­bles to­tal­men­te. De­pen­de so­lo de la mu­jer, de có­mo in­ter­pre­ta su es­ti­lo con cer­te­za. No hay que crear una mu­jer nue­va, sino po­ner el pro­duc­to a su ser­vi­cio. En ese sen­ti­do, no hay una gran di­fe­ren­cia en­tre Fay y no­so­tros.

¿Te­néis al­gu­na mu­sa, vi­va o muer­ta?

Ma­de­lei­ne Vion­net, por el cor­te y el uso del te­ji­do. Y tam­bién El­sa Schia­pa­re­lli. Pe­ro no son mu­sas de ins­pi­ra­ción, sino más de téc­ni­cas de tra­ba­jo. Ac­tua­les, Til­da Swin­ton. Nos gus­tan las mu­je­res con ca­ris­ma.

¿Có­mo ayu­da que las ce­le­bri­ties vis­tan vues­tra ro­pa?

¡Mu­cho! Co­mo Pip­pa Midd­le­ton lle­van­do pren­das de Fay con tan­ta na­tu­ra­li­dad.

UN MUST Neo­preno y cha­rol pro­ta­go­ni­zan es­ta co­lec­ción de bol­sos

ul­tra­li­ge­ros. Shop­ping bags (830 €/u.) Bol­sos (510 €/u.) Ves­ti­do (590 €). Trench ver­de (790 €). DE FIES­TA En la pa­sa­da se­ma­na de la mo­da de Mi­lán, Fay pre­sen­tó la pri­me­ra co­lec­ción de los ita­lia­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.