In­for­me XL de la fies­ta

AGEN­TE ENCUBIERTO

El Pais (Uruguay) - Sabado Show - - PORTADA -

Los Pre­mios Iris reunie­ron a los má­xi­mos re­pre­sen­tan­tes de la co­lec­ti­vi­dad ar­tís­ti­ca lo­cal y re­gio­nal en En­joy Pun­ta del Es­te. Mu­chos se alo­ja­ron allí el fin de se­ma­na y ade­más de la ce­re­mo­nia, par­ti­ci­pa­ron de la fies­ta after en OVO Night­club. El Agen­te Encubierto no tu­vo des­can­so y fue tes­ti­go de dis­cu­sio­nes de pa­re­ja y de reconciliaciones. Su­po que Ni­co­lás Furtado fue el ga­lán más aco­sa­do de la ve­la­da y tam­bién vio es­ce­nas ro­mán­ti­cas (li­bres o prohi­bi­das). Aquí un re­su­men de lo que na­die te con­tó de los Pre­mios Iris.

Una pa­re­ja lle­gó y se fue en cri­sis a la ce­re­mo­nia de los Pre­mios Iris. Fue­ron los dos. Se alo­ja­ron los dos, pe­ro no sa­lie­ron jun­tos en nin­gu­na fo­to, a pe­sar de que él, el co­mu­ni­ca­dor que in­te­gra es­ta pa­re­ja, fue uno de los gran­des pre­mia­dos de la no­che. Pe­ro la otra par­te nun­ca fue (o no se sin­tió) con­mi­na­da a par­ti­ci­par de la ga­la, ni de al­guno de los fes­te­jos.

Di­fe­ren­te fue el ca­so de otra pa­re­ja que lle­gó a los Pre­mios Iris en me­dio de una cri­sis muy se­ria, al bor­de de la se­pa­ra­ción que in­clu­so lle­gó a con­su­mar­se por al­gu­nos días. Sin em­bar­go, ha­bla­ron y so­lu­cio­na­ron el 100% de sus di­fe­ren­cias pa­ra dis­fru­tar a pleno de la fies­ta.

Ve­ró­ni­ca Pi­ñey­rúa fue de las co­mu­ni­ca­do­ras que más se di­vir­tió en los Pre­mios Iris. Ju­gó pó­ker en la al­fom­bra ro­ja y si bien no le to­có al­zar una es­ta­tui­lla, pa­só de ma­ra­vi­llas en com­pa­ñía de una ami­ga. Lue­go bai­ló en el after y ya cuan­do ama­ne­cía fue vis­ta muy aca­ra­me­la­da en uno de los pa­si­llos del ho­tel en com­pa­ñía de un pro­duc­tor de TV. A dis­fru­tar de la sol­te­ría.

Ni­co­lás Furtado fue otra de las fi­gu­ras que más dis­fru­tó de los Pre­mios Iris. Lle­gó en com­pa­ñía de un ami­go la no­che del vier­nes y se alo­jó en el ho­tel. Par­ti­ci­pó de la fies­ta y del after en OVO Night­club siem­pre con una son­ri­sa. Se sa­có fo­tos con to­dos lo que le pi­die­ron. Cien­tos de fo­tos. Re­ci­bió va­rias in­vi­ta­cio­nes de du­do­sa de­cen­cia de chi­cas cau­ti­va­das por su

be­lle­za. Las más in­tere­sa­das en pro­bar el “bom­bón de la no­che” fue­ron una di­se­ña­do­ra lo­cal que le dio su tar­je­ta, una ru­bia que ga­nó uno de los Iris de la no­che y una be­llí­si­ma in­fluen­cer... Al cie­rre de la ve­la­da y del after, el agen­te está com­ple­ta­men­te se­gu­ro de que Furtado in­gre­só so­lo a su ha­bi­ta­ción. De lo que no está se­gu­ro es si más tar­de esa puer­ta no se abrió...

Blan­ca Rodríguez fue una de las gran­des triun­fa­do­ras de la no­che de los Pre­mios Iris. Re­ci­bió la es­ta­tui­lla por Su­bra­ya­do y com­par­tió me­sa con com­pa­ñe­ros y au­to­ri­da­des del ca­nal. Su pa­re­ja Ma­rio Ber­ga­ra acu­dió a En­joy pe­ro op­tó por de­jar­le el pro­ta­go­nis­mo a ella y no fue a la ga­la. Al otro día, se los pu­do ver ani­ma­dos en las ins­ta­la­cio­nes del ho­tel.

Na­za­re­na Vé­lez acu­dió a los Pre­mios Iris con su hi­jo y una pro­duc­to­ra al En­joy Pun­ta del Es­te. El vue­lo de lle­ga­da se can­ce­ló y fi­nal­men­te, arri­bó con más de seis ho­ras de re­tra­so. De he­cho, al su­bir al es­ce­na­rio a pre­sen­tar un pre­mio so­lo di­jo des­ga­na­da: “Y los no­mi­na­dos son...” No fue un buen día pa­ra ella.

A pe­sar de lle­gar en el mismo y de­mo­ra­do vue­lo, Mar­ce­la Tauro se qui­so des­pe­gar de la “ener­gía-Na­za­re­na”: se mos­tró ra­dian­te en to­da la ce­re­mo­nia y al su­bir al es­ce­na­rio, agra­de­ció a los or­ga­ni­za­do­res. El no­vio de la pe­rio­dis­ta apro­ve­chó la es­ta­día en Uru­guay pa­ra to­mar­se me­di­das pa­ra el tra­je que lu­ci­rá en la pró­xi­ma bo­da y cu­yo di­se­ño se­rá res­pon­sa­bi­li­dad de los her­ma­nos Luis y Pa­blo Mu­to.

Ca­mi­la Rajch­man es­ta­ba be­llí­si­ma con un ves­ti­do negro con bri­llos y trans­pa­ren­cias. Pe­ro hay que de­cir que no era su pri­me­ra op­ción. La blon­da ga­na­do­ra del Iris co­mo Co­mu­ni­ca­do­ra en Re­des ha­bía ele­gi­do un mo­de­lo en co­lor ro­jo, pe­ro cuan­do fue de­sig­na­da pa­ra ser par­te de la trans­mi­sión de al­fom­bra ro­ja de Te­le­do­ce, le su­gi­rie­ron que cam­bia­ra de co­lor. “El ro­jo es Ca­nal 4”, di­cen que le di­je­ron.

Una pe­rio­dis­ta triun­fa­do­ra en los Pre­mios Iris acu­dió so­la a la ce­re­mo­nia y a su ha­bi­ta­ción del ho­tel, en me­dio de dis­cu­sio­nes con su pa­re­ja. Pe­ro cuan­do el no­vio vio por TV que se al­za­ba con el Iris en su categoría, via­jó rau­da­men­te a Pun­ta del Es­te, qui­zás te­me­ro­so de per­der­la pa­ra siem­pre en los fes­te­jos. Fi­nal­men­te se re­en­con­tra­ron en la ma­dru­ga­da. ¡Qué vi­va el amor en la te­le y en el mun­do!

Va­rios de los triun­fa­do­res (y de los otros) de­ci­die­ron pro­bar suer­te en el Ca­sino, a ver si co­rrían con la mis­ma for­tu­na que en la ce­re­mo­nia. Uno de ellos, al me­nos, se fue con los bol­si­llos car­ga­dos a su ha­bi­ta­ción cer­ca de las 6:00 AM. ¡Bien ahí!

Eu­ni­ce Cas­tro es­ta­ba ra­dian­te. Con nue­vo look, la mo­de­lo y ac­triz asis­tió a la fies­ta con su di­se­ña­dor y ma­qui­lla­dor. Dis­fru­tó de la ce­re­mo­nia y del after en OVO, don­de se la vio muy cer­ca de un pro­duc­tor ar­gen­tino. Has­ta allí to­do bien. El pro­ble­ma vino des­pués cuan­do co­men­zó a co­rrer la no­ti­cia y el hom­bre en cues­tión qui­so ba­rrer to­do lo vi­vi­do de­ba­jo de la al­fom­bra por­que se tra­ta de un se­ñor ca­sa­do. ¡Hom­bre gran­de!

Cuan­do De­sa­yu­nos in­for­ma­les se al­zó por ter­ce­ra vez con­se­cu­ti­va con el Iris a Ma­ga­zi­ne de TV, Co­co Echa­güe in­vi­tó a su ex­com­pa­ñe­ra An­drea Vi­la al es­ce­na­rio. Pe­ro la jo­ven con­duc­to­ra se que­dó en su si­lla, aplau­dien­do. ¿Qué pa­só? Di­cen que un pro­duc­tor de Mon­te Car­lo TV, adon­de des­em­bar­ca­rá Andy con un nue­vo pro­gra­ma, le su­gi­rió que no subie­ra a fes­te­jar un pre­mio de Te­le­do­ce.

Karina Dal­más se pre­pa­ró has­ta el úl­ti­mo de­ta­lle pa­ra con­se­guir al­guno de los pre­mios en ele­gan­cia. Es­ta­ba se­gu­ra de ello y al lle­gar, de he­cho, pi­dió pa­sar dos ve­ces por la al­fom­bra ro­ja pa­ra que los ju­ra­dos la vie­ran bien. Te­nía ra­zón la pe­rio­dis­ta ex Te­le­no­che: al cie­rre de la no­che, se al­zó con el pre­mio a me­jor pei­na­do de la no­che.

Una pe­rio­dis­ta lle­gó so­la, pe­ro cuan­do su no­vio vio por TV que ha­bía ga­na­do, via­jó a Pun­ta

Gian­ni­na Sil­va fue la con­duc­to­ra de la al­fom­bra ro­ja de Mon­te Car­lo TV. Cuan­do le to­có en­tre­vis­tar a una fi­gu­ra en­tran­te de Ca­nal 4 y con quien la quí­mi­ca no flu­ye en dem­sa­sía, se no­ta­ron al­gu­nas mi­ra­das mu­tuas de in­co­mo­di­dad. Al­ta ten­sión.

El you­tu­ber Fe­de Pu­ña­les, no­mi­na­dos a in­fluen­cer del año, se fue mal de los Pre­mios Iris. Se que­jó de que en mo­men­tos en que se anun­cia­ba su categoría, las cá­ma­ras no lo en­fo­ca­ron. Tam­po­co le hi­cie­ro no­tas y, di­ce, que en la after party “no le die­ron ni un va­so de agua”. Qué feo.

Los tres hi­jos de Ós­car An­dra­de fue­ron los in­vi­ta­dos más ra­dian­tes de los Pre­mios Iris. Dos de ellos son you­tu­bers y pa­sa­ron gran par­te de la fies­ta re­gis­tran­do las di­fe­ren­tes ins­tan­cias de la al­fom­bra ro­ja. Co­mo no­mi­na­do a una categoría in­di­vi­dual (Re­ve­la­ción de TV), a An­dra­de le co­rres­pon­día la re­ser­va de una ha­bi­ta­ción en En­joy Pun­ta del Es­te, pe­ro op­tó por no ha­cer uso de ella. Fue y vino a Pun­ta del Es­te esa no­che ma­ne­jan­do.

Daniel Cas­tro hi­zo un du­ro edi­to­rial al le­van­tar la es­ta­tui­lla de Pe­rio­dís­ti­co de TV por To­das las vo­ces. Cri­ti­có a las me­di­do­ras (a Ibo­pe cla­ra­men­te) por los nú­me­ros de au­dien­cia que arro­jan en sus eva­lua­cio­nes. Di­cen que el dis­cur­so no ca­yó na­da bien, no so­lo pa­ra quie­nes es­ta­ba di­ri­gi­do, sino al­gu­nas per­so­nas del pro­pio Ca­nal 4.

Gus­ta­vo “Guc­ci” Se­ra­fi­ni lle­gó ra­dian­te y a los be­sos a la ce­re­mo­nia en com­pa­ñía de su nue­va no­via, Flo­ren­cia Quinn­ley, do­cen­te de in­glés y dio­sa fit­ness. La sorpresa se la lle­vó el can­tan­te cuan­do se cru­zó con su ex­pa­re­ja en la fies­ta: la bai­la­ri­na Se­rra­na Se­quei­ra. La re­la­ción en­tre ellos ter­mi­nó en las peo­res con­di­cio­nes. Por suer­te, apenas se ig­no­ra­ron.

Guc­ci acu­dió a la ce­re­mo­nia con su ami­go Jor­ge “El Re­ja” Rodríguez y su pa­re­ja Mi­ca Ríos. En cier­to mo­men­to, los cua­tro iban a dar una no­ta pa­ra una de las trans­mi­sio­nes de al­fom­bra ro­ja que sa­lían en vi­vo, pe­ro la no­te­ra se ocu­pó de otras per­so­na­li­da­des y los de­jó “pa­gan­do”. Mal ahí.

Ju­lio Ríos pa­só una no­che de mu­chas emo­cio­nes. Re­ci­bió el Iris por Fox Sports Ra­dio y pre­sen­tó la es­ta­tui­lla a Con­duc­to­ra de TV. En tiem­pos en que está sien­do in­da­ga­do por la Jus­ti­cia, el pe­rio­dis­ta de­por­ti­vo de­fen­dió su inocen­cia en to­das las con­ver­sa­cio­nes que sos­tu­vo en la ce­re­mo­nia y en el after. Al otro día vi­vó un mal mo­men­to por­que no en­con­tra­ba la lla­ve de su au­to. Con ayu­da del per­so­nal del ho­tel, lo­gra­ron dar con ellas de­ba­jo de la ca­ma. Ju­lio sa­lió por te­lé­fono en la en­tre­ga del domingo de Pun­to Pe­nal.

Ós­car An­dra­de pre­fi­rió no alo­jar­se en En­joy.

El Guc­ci con su nue­va no­via. Tam­bién es­ta­ba la ex.

¿A Andy Vi­la no la de­ja­ron su­bir con De­sa­yu­nos?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.