La nue­va “ca­sa del ho­rror”

Diez her­ma­nos con eda­des de 4 me­ses a 12 años eran tor­tu­ra­dos y vi­vían en me­dio de ex­cre­men­tos

El Pais (Uruguay) - - INTERNACIONAL - EFE, AFP / LOS ÁN­GE­LES

Diez her­ma­nos, con eda­des de en­tre 4 me­ses y 12 años, vi­vían en me­dio de sus pro­pios ex­cre­men­tos y con cla­ros sig­nos de tor­tu­ras. Una nue­va ca­sa del ho­rror que­dó al des­cu­bier­to en Es­ta­dos Uni­dos.

Ina Ro­gers (31), ma­dre de los diez niños, fue acu­sa­da por la Fis­ca­lía del con­da­do de So­no­ma, al nor­te del es­ta­do de Ca­li­for­nia, de nue­ve car­gos por gol­pear y tor­tu­rar a los me­no­res.

El ca­so sa­lió a la luz cuan­do las au­to­ri­da­des res­pon­die­ron a una lla­ma­da por la des­apa­ri­ción del hi­jo ma­yor y que dio pie el lu­nes a la de­ten­ción por ne­gli­gen­cia de la mu­jer, así co­mo de su es­po­so y pa­dre de los hi­jos, Jo­nat­han Allen, de 29 años.

La po­li­cía en­con­tró en la vi­vien­da fa­mi­liar ubi­ca­da en Fair­field, al no­res­te de San Francisco, a los pe­que­ños con he­ri­das y ci­ca­tri­ces pro­du­ci­das por ar­mas pun­zan­tes, así co­mo que­ma­du­ras y he­ma­to­mas a cau­sa de dis­pa­ros con pis­to­las de per­di­go­nes.

La Fis­ca­lía ase­gu­ra que los niños, ha­lla­dos en la sa­la de la ca­sa re­ga­da de “in­mun­di­cia” y he­ces, fue­ron so­me­ti­dos a tor­tu­ras, co­mo aho­ga­mien­to si­mu­la­do, en­tre otros cas­ti­gos.

Sha­ron Henry, vi­ce­fis­cal del con­da­do, di­jo in­clu­so que los me­no­res fue­ron tor­tu­ra­dos “con fi­nes sá­di­cos”.

“Con­ti­nua­men­te los niños eran gol­pea­dos, es­tran­gu­la­dos, mor­di­dos, ata­ca­dos con ar­mas co­mo ba­lles­tas o pis­to­las de ai­re com­pri­mi­do, gol­pea­dos con pa­los y ba­tes y so­me­ti­dos al sub­ma­rino”, una téc­ni­ca de tor­tu­ra que con­sis­te en man­te­ner a la víc­ti­ma ba­jo el agua has­ta que co­mien­za a aho­gar­se.

“De­bi­do a los di­ver­sos ti­pos de abu­so, los niños tie­nen dis­tin­tos ti­pos de ci­ca­tri­ces, in­clui­dos bra­zos frac­tu­ra­dos”, aña­dió la Fis­ca­lía, que ase­gu­ró que el pa­dre les lan­za­ba agua her­vi­da.

“Los niños des­cri­bie­ron de­ta­lla­da­men­te los in­ci­den­tes de los abu­sos”, que da­tan de va­rios años, se­gún la Fis­ca­lía. “Es­ta­mos ho­rro­ri­za­dos por lo que nos han re­la­ta­do los niños”, di­jo el vi­ce­fis­cal Henry.

El ca­so se des­cu­brió des­pués de que la po­li­cía res­pon­die­ra el pa­sa­do 31 de mar­zo a un avi­so de la des­apa­ri­ción del hi­jo ma­yor, de 12 años. Las au­to­ri­da­des lo­ca­li­za­ron al ni­ño y lo lle­va­ron de vuel­ta a la ca­sa, don­de des­cu­brie­ron el ho­rror.

El hom­bre, al que se le im­pu­so una fian­za de 5,2 mi­llo­nes de dó­la­res, se de­cla­ró el martes no cul­pa­ble de al me­nos sie­te car­gos gra­ves de tor­tu­ra en con­tra de niños y nue­ve car­gos de abu­so in­fan­til y por po­ner en ries­go la vi­da de los me­no­res. A la ma­dre de los niños se le fi­jó una fian­za de 496.000 dó­la­res.

Es­te ca­so se da cin­co me­ses des­pués de que las au­to­ri­da­des del sur de Ca­li­for­nia arres­ta­ran a los es­po­sos Da­vid y Loui­se Tur­pin, acu­sa­dos de mal­tra­tar y man­te­ner se­cues­tra­dos a sus 13 hi­jos en su ho­gar.

Ina Ro­gers y Jo­nat­han Allen com­pa­re­ce­rán de nue­vo en la cor­te el pró­xi­mo 24 de ma­yo.

DOR­MI­TO­RIO. La ca­sa, que es­tá ubi­ca­da en un ba­rrio re­si­den­cial en la ciu­dad de Fair­field, al nor­te de San Francisco, no apa­ren­ta­ba na­da ex­tra­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.