Fa­lle­ció Pau­lino Dos Santos, el ca­ni­lli­ta más po­pu­lar de Ar­ti­gas

Du­ran­te me­dio si­glo ven­dió dia­rios en las ca­lles de la ciu­dad; te­nía 74 años

El Pais (Uruguay) - - CIUDADES -

El miércoles 16 de ma­yo fue una jor­na­da de lu­to pa­ra mu­chos ha­bi­tan­tes de la ciu­dad de Ar­ti­gas. Ese día fa­lle­ció, a los 74 años, Pau­lino Dos Santos, el ca­ni­lli­ta más re­co­no­ci­do y querido que ha­bía en el de­par­ta­men­to, “sím­bo­lo de una épo­ca de pren­sa pa­pel”, co­mo lo re­cuer­dan al­gu­nos me­dios de Ar­ti­gas.

Des­de ha­cía ca­si 60 años era el en­car­ga­do de re­par­tir los dia­rios por to­dos los ba­rrios; era el ca­ni­lli­ta más ve­te­rano del país.

En el año 2013, con mo­ti­vo de su tra­yec­to­ria, la Jun­ta De­par­ta­men­tal de­ci­dió tri­bu­tar­le un ho­me­na­je en vi­da a Dos Santos, al que él asis­tió emo­cio­na­do. Va­rios edi­les re­sal­ta­ron lo que sig­ni­fi­ca­ba la la­bor del ca­ni­lli­ta pa­ra el de­par­ta­men­to.

“Aún hoy, con sus do­len­cias y años a cues­ta, con sol, llu­via o frío, si­gue en­tre­gan­do en su bi­ci­cle­ta con ca­rri­to los dia­rios y se­ma­na­rios a to­dos los ar­ti­guen­ses”, ex­pre­só el edil Alejandro Sil­ve­ra.

“Siem­pre con una son­ri­sa ama­ble, un co­men­ta­rio ale­gre; es de aque­llas per­so­nas bue­nas y que­ri­das que me­re­cen que reali­ce­mos una pausa en el tra­ba­jo de es­te Cuer­po pa­ra re­co­no­cer e imi­tar el ejem­plo de vi­da de es­te ejem­plar tra­ba­ja­dor uru­gua­yo”, agre­gó Sil­ve­ra, im­pul­sor de ese ho­me­na­je.

RE­CO­NO­CI­MIEN­TO. En aque­lla se­sión, de la que la Jun­ta hi­zo lle­gar ayer la ver­sión ta­qui­grá­fi­ca a El País, fue­ron va­rios los que de­di­ca­ron unas pa­la­bras a elo­giar al en­tra­ña­ble per­so­na­je.

“Pau­lino me vio na­cer, iba to­dos los días a lle­var el dia­rio a ca­sa, en una épo­ca en que el úni­co me­dio que man­te­nía in­for­ma­da a la gen­te era el dia­rio. En mi ca­sa no ha­bía te­le­vi­sión, es­ta­ba la ra­dio”, ex­pre­só en­ton­ces la edi­la Graciela Eche­go­yen. Y pro­si­guió: “Co­mo blan­co que era mi pa­dre, Pau­lino siem­pre te­nía su dia­rio El País”.

“Quie­ro de­cir­le a Pau­lino que es un grande, un hom­bre ho­nes­to y un tra­ba­ja­dor por ex­ce­len­cia. Ha sa­bi­do sa­car a su fa­mi­lia ade­lan­te y aún no se en­tre­ga, si­gue con su tra­ba­jo. Es un digno ejem­plo, oja­lá hu­bie­ra mu­chos Pau­li­nos”, con­clu­yó.

El edil Ro­que Mo­rei­ra des­ta­có “sus mo­da­les, su son­ri­sa y su sim­pa­tía es­pe­cial”.

El edil Roberto Dos Santos tam­bién se re­fi­rió a la la­bor de Pau­lino: “Desa­rro­lló es­ta pro­fe­sión du­ran­te to­da su vi­da co­mo una ac­ti­vi­dad de mu­cho sa­cri­fi­cio, pe­ro con ho­nes­ti­dad, (...) ob­te­nien­do el re­co­no­ci­mien­to de to­da la ciu­da­da­nía. To­dos, cuan­do nos re­fe­ri­mos a un ca­ni­lli­ta, nos acor­da­mos de Pau­lino. Es una fi­gu­ra de la fa­mi­lia ar­ti­guen­se, es el ca­ni­lli­ta de Ar­ti­gas”, di­jo.

El ho­me­na­jea­do tam­bién ha­bló, agra­de­ció el ho­me­na­je y re­cor­dó: “Ve­nía to­dos los días a traer los dia­rios a la Jun­ta, y me sen­tía or­gu­llo­so de ha­cer­lo. Ca­da vez que lle­ga­ba, era co­mo lle­gar a mi pro­pia ca­sa”, di­jo.

SU HIS­TO­RIA. Pau­lino Dos Santos na­ció en Catalán Grande, Ar­ti­gas, el 22 de abril de 1944. A los 15 años co­men­zó a trabajar co­mo ca­ni­lli­ta en la ciu­dad de Ar­ti­gas. En­ton­ces ha­bía 10 re­par­ti­do­res de dia­rios, pe­ro él “era de los que ven­día más”.

Pau­lino era pa­dre de seis hi­jos, tres mu­je­res y tres va­ro­nes que le die­ron 21 nie­tos y va­rios bis­nie­tos.

Co­men­zó a trabajar a los 15 años a pe­sar de te­ner pa­rá­li­sis en par­te de su cuer­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.