El mi­llo­na­rio que en­tre­ve­ró to­do

El anun­cio ex­tra­ofi­cial de que com­pe­ti­rá en la in­ter­na blan­ca al­bo­ro­tó el avis­pe­ro po­lí­ti­co

El Pais (Uruguay) - - NACIONAL - PA­BLO S. FER­NÁN­DEZ

Su cuen­ta ban­ca­ria tie­ne va­rios mi­llo­nes de dó­la­res. Es due­ño del cua­dro de fút­bol Sun­der­land, y en Uru­guay em­pe­zó a ser co­no­ci­do cuan­do fun­dó su em­pre­sa Union Agri­cul­tu­re Group (UAG). La fir­ma lo­gró un cre­ci­mien­to inusi­ta­do pa­ra el mer­ca­do lo­cal al pun­to de con­ver­tir­se en la fir­ma pri­va­da con más cam­pos del país. En 2015 se ca­só con una jo­ven ru­sa, Ka­tia Ri­bo­lo­vle­va, he­re­de­ra de más de 10.000 mi­llo­nes de eu­ros. Su sue­gro es el mag­na­te Dmi­tri Ri­bo­lo­vlev, quien tie­ne una re­la­ción de amis­tad con el lí­der Vla­dí­mir Pu­tin. Vi­ve en­tre Nue­va York, Sui­za y Pa­rís. Pa­sa po­co tiem­po en Mon­te­vi­deo pe­ro es­tá en con­tac­to per­ma­nen­te con Uru­guay. El jo­ven em­pre­sa­rio Juan Jo­sé Sar­to­ri, de 37 años, tie­ne una nue­va am­bi­ción: con­ver­tir­se en el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca de Uru­guay por el Par­ti­do Na­cio­nal.

Pe­ro el pe­ri­plo pa­ra lle­gar a eso no se­rá fá­cil. An­tes de­be­rá sor­tear una in­ter­na blan­ca que —pri­me­ro— lo ha­bi­li­te co­mo pre­can­di­da­to —y se­gun­do— lo­gre des­tro­nar a los his­tó­ri­cos sec­to­res na­cio­na­lis­tas que li­de­ran las en­cues­tas.

El jue­ves 11 el se­ma­na­rio Bús­que­da pu­bli­có en ba­se a fuen­tes po­lí­ti­cas que el em­pre­sa­rio Juan Sar­to­ri ha­bía con­fir­ma­do su in­ten­ción de com­pe­tir en la in­ter­na del par­ti­do.

El he­cho ge­ne­ró la rá­pi­da reacción de va­rios di­ri­gen­tes de Alian­za Na­cio­nal —gru­po que li­de­ra Jor­ge La­rra­ña­ga co­mo pre­can­di­da­to— quie­nes ma­ni­fes­ta­ron su desacuer­do con que un jo­ven que no ha mi­li­ta­do nun­ca en el par­ti­do sea ha­bi­li­ta­do por el di­rec­to­rio pa­ra com­pe­tir.

“Sar­to­ri Can­di­da­to? Quién es? Di­cen q un exi­to­so mi­llo­na­rio, des­co­no­ci­do pa­ra mí. Bien­ve­ni­do a la po­lí­ti­ca to­do el q lle­gue con vo­ca­ción de ser­vi­cio pú­bli­co y de bue­na fe. Con­fie­so q sien­do Di­rec­tor del PN y mi­li­tan­te des­de ha­ce 38 años, no se quién es, ni q pien­sa, ni si es blan­co”, es­cri­bió el dipu­tado Jor­ge Gan­di­ni en su cuen­ta per­so­nal de la red so­cial Twit­ter el jue­ves mis­mo.

Se­gún con­fia­ron di­ri­gen­tes del Par­ti­do Na­cio­nal, del Par­ti­do Co­lo­ra­do, y del Fren­te Am­plio, la em­pre­sa que fun­dó Sar­to­ri apor­tó fi­nan­cia­mien­to pa­ra la cam­pa­ña elec­to­ral pa­sa­da de los tres prin­ci­pa­les par­ti­dos.

Es­te año Sar­to­ri de­ci­dió afi­liar­se co­mo blan­co, co­men­tó a El País una per­so­na de su círcu­lo ín­ti­mo. Tie­ne de­ci­di­do co­rrer la ca­rre­ra elec­to­ral y lo ha­rá apo­ya­do por una vie­ja agru­pa­ción blan­ca.

“Es un mu­cha­cho que siem­pre se iden­ti­fi­có con el Par­ti­do Na­cio­nal. Es ver­dad que nun­ca mi­li­tó, pe­ro su ideo­lo­gía es blan­ca”, co­men­tó la fuen­te que es­tá en per­ma­nen­te con­tac­to con Sar­to­ri.

El jo­ven em­pre­sa­rio ac­tua­li­zó su per­fil de la red so­cial Fa­ce­book ha­ce un par de me­ses. En la ima­gen de por­ta­da eli­gió la ban­de­ra de los blan- cos blan­ca y ce­les­te, con una si­lue­ta del lí­der Wil­son Fe­rrei­ra en su co­no­ci­da po­se con los de­dos ha­cien­do la “V” de la vic­to­ria a la vuel­ta del exi­lio.

Sar­to­ri vie­ne tra­ba­jan­do en su can­di­da­tu­ra des­de ha­ce va­rios me­ses. Con­tra­tó ase­so­res in­ter­na­cio­na­les y tra­ba­ja con un equi­po de la con­sul­to­ra de opi­nión Ga­llup.

Re­cien­te­men­te le co­men­tó su in­ten­ción de can­di­da­tear­se al ex­pre­si­den­te Jo­sé Mu­ji­ca cuan­do se lo en­con­tró en Ve­ne­cia en la pre­sen­ta­ción de una de sus pe­lí­cu­las. “Ha­cés bien pi­be. El país ne­ce­si­ta san­gre jo­ven. Oja­lá te va­ya bien”, le di­jo Mu­ji­ca a Sar­to­ri, re­cor­dó el alle­ga­do al em­pre­sa­rio.

Uno de sus fa­mi­lia­res di­jo a El País que en el en­torno fa­mi­liar no es­ta­ban muy de acuer­do con que “se la jue­gue en po­lí­ti­ca”. Le di­je­ron que ese am­bien­te no es co­mo el em­pre­sa­rial. Pe­ro al ver su en­tu­sias­mo por re­co­rrer el país, no in­sis­tie­ron en evi­tar su lan­za­mien­to.

“Es in­creí­ble la ener­gía que tie­ne pa­ra es­to”, di­jo el fa­mi­liar de Sar­to­ri, quien co­men­tó que el em­pre­sa­rio tie­ne en men­te una cam­pa­ña “bien dis­tin­ta a lo que se ve en Uru­guay. “Tie­ne co­sas del pri­mer mun­do. Va a sor­pren­der”, di­jo.

Es afi­cio­na­do a la fo­to­gra­fía y se ha acre­di­ta­do co­mo re­por­te­ro grá­fi­co pa­ra los par­ti­dos de la se­lec­ción uruguaya de fút­bol en el Es­ta­dio Cen­te­na­rio por su em­pre­sa de co­mu­ni­ca­ción: el por­tal Ecos.

Con UAG lo­gró po­si­cio­nar­se en el ru­bro agrí­co­la co­mo una de las fir­mas más im­por­tan­tes. Sin em­bar­go en los úl­ti­mos años ha te­ni­do pro­ble­mas eco­nó­mi­cos y el úl­ti­mo ba­lan­ce co­no­ci­do es­ta se­ma­na dio per­di­das por US$ 8.993.044.

A su vez tie­ne deu­das por US$ 69.277.779; de es­tos US$ 49.493.630 es­ta­ban ven­ci­dos (es de­cir, ven­ció el pla­zo sin que se hu­bie­ran pa­ga­do). Par­te de ellos son con el Ban­co Re­pú­bli­ca, quien lo ha­bía ca­ta­lo­ga­do co­mo “deu­dor irre­cu­pe­ra­ble”. Sin em­bar­go la em­pre­sa ya ini­ció una re­ne­go­cia­ción de la deu­da pa­ra pa­gar sus obli­ga­cio­nes.

La fi­gu­ra de Sar­to­ri hi­zo mu­cho rui­do en la in­ter­na blan­ca. Los di­ri­gen­tes no tie­nen mu­cha in­for­ma­ción so­bre su es­tra­te­gia ni so­bre sus as­pi­ra­cio­nes. Aho­ra es­tán en la dis­yun­ti­va y en reunio­nes in­for­ma­les se ha­bla de él. La du­da pa­sa por si se lo ha­bi­li­ta pa­ra que sea pre­can­di­da­to o se tran­ca su lan­za­mien­to.

Quie­nes ar­gu­men­tan so­bre la se­gun­da op­ción di­cen que tie­ne que ha­ber una se­ñal en el Par­ti­do Na­cio­nal pa­ra que no cual­quie­ra lle­gue con pa­ra­caí­das y ha­ga lo que quie­ra. Que pa­ra ser can­di­da­to tie­nen que te­ner “san­gre blan­ca”. Otro gru­po de di­ri­gen­tes en­tien­de que si se obs­ta­cu­li­za su lan­za­mien­to, el par­ti­do po­drá ser acu­sa­do de sec­ta­rio.

Lo cier­to es que una can­di­da­tu­ra con po­co apo­yo y me­nor cau­dal elec­to­ral al mo­men­to, se cal­zó en las char­las de los blan­cos que sue­ñan con lle­gar al go­bierno en 2020.

Ase­gu­ran que el em­pre­sa­rio se afi­lió es­te año al Par­ti­do Na­cio­nal.

FUT­BO­LE­RO. Juan Sar­to­ri es uno de los due­ños del club de fút­bol Sun­der­land de In­gla­te­rra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.