Fút­bol ne­go­cio: in­gre­sos de los clu­bes uru­gua­yos y los eu­ro­peos

Si­mi­lar por­cen­ta­je por TV, pe­ro a los de éli­te en­tra más por

El Pais (Uruguay) - - ECONOMÍA - MAT­HÍAS DA SIL­VA

El jue­go se ha con­ver­ti­do en es­pec­tácu­lo, con po­cos pro­ta­go­nis­tas y mu­chos es­pec­ta­do­res, fút­bol pa­ra mi­rar, y el es­pec­tácu­lo se ha con­ver­ti­do en uno de los ne­go­cios más lu­cra­ti­vos del mun­do”. La fra­se de Eduar­do Ga­leano pue­de re­su­mir el pen­sa­mien­to crí­ti­co de mu­chos fa­ná­ti­cos del de­por­te más po­pu­lar del mun­do, pe­ro pre­sen­ta una reali­dad in­ne­ga­ble: ca­da vez más, en el fút­bol do­mi­na lo eco­nó­mi­co.

Eso pro­vo­ca un au­men­to de la dis­tan­cia en­tre los clu­bes sud­ame­ri­ca­nos —más aún los uru­gua­yos— y los eu­ro­peos, que ma­ne­jan un cau­dal de di­ne­ro inima­gi­na­ble por es­tos la­res. En ba­se a tres es­tu­dios dis­tin­tos, El País com­pa­ró la es­truc­tu­ra de in­gre­sos de los equi­pos lo­ca­les con las ins­ti­tu­cio­nes más im­por­tan­tes del vie­jo con­ti­nen­te.

Mien­tras en Uru­guay más de un ter­cio del di­ne­ro que en­tra a los clu­bes es por la te­le­vi­sión y so­lo un 7% por acuer­dos de pa­tro­ci­nio y ven­ta de mer­chan­di­sing, en los equi­pos de eli­te eu­ro­peos se man­tie­ne el gua­ris­mo en el pri­mer ítem pe­ro los con­tra­tos co­mer­cia­les ex­pli­can la mi­tad de los in­gre­sos.

El tra­ba­jo “El sig­ni­fi­ca­do del fút­bol en la so­cie­dad uruguaya”, pre­sen­ta­do ha­ce unos me­ses y rea­li­za­do por la Fa­cul­tad de Psi­co­lo­gía y la de Cien­cias So­cia­les de la Uni­ver­si­dad de la Re­pú­bli­ca (Ude­lar), di­ce que el fút­bol lo­cal “es sos­te­ni­do eco­nó­mi­ca­men­te por los in­gre­sos ge­ne­ra­dos por la ven­ta de de­re­chos de te­le­vi­sa­ción y los in­gre­sos por trans­fe­ren­cias de ju­ga­do­res”.

En efec­to, la in­ves­ti­ga­ción re­ve­ló que los clu­bes pro­fe­sio­na­les de Uru­guay ob­tu­vie­ron en 2016 unos US$ 50 mi­llo­nes de in­gre­sos, to­man­do los ba­lan­ces de Na­cio­nal y Pe­ña­rol y lo que el res­to de los clu­bes co­bran por con­cep­to de de­re­chos de te­le­vi­sa­ción.

Los au­to­res ana­li­zan que al ser “un mer­ca­do pe­que­ño, los in­gre­sos por en­tra­das y cuo­tas so­cia­les son prác­ti­ca­men­te inexis­ten­te a ex­cep­ción de los cua­dros grandes”, quie­nes sí em­bol­san di­ne­ro por di­cho ru­bro, aun­que pe­se al vo­lu­men de hin­chas que tie­nen ge­ne­ran “in­gre­sos por en­tra­das ven­di­das que no son cuan­tio­sos”.

Es así, que el 36% de los in­gre­sos ge­ne­ra­dos por el fút­bol uru­gua­yo sur­gen del con­tra­to de te­le­vi­sa­ción con Ten­field — un informe de Me­dia­pro del 2017 re­fle­jó que a la Aso­cia­ción Uruguaya de Fút­bol (AUF) in­gre­san al año US$ 11,8 mi­llo­nes por la ex­plo­ta­ción de esos de­re­chos— y el di­ne­ro que pa­ga la Con­fe­de­ra­ción Su­da­me­ri­ca­na de Fút­bol (Con­me­bol) por ese as­pec­to —es­tá in­clui­do en los pre­mios que co­bran los equi­pos par­ti­ci­pan­tes; com­bi­nan­do am­bos in­for­mes pue­de es­ti­mar­se en US$ 2 mi­llo­nes—.

El 25% del mon­to que en­tra a las ins­ti­tu­cio­nes es por ven­tas de fut­bo­lis­tas, mis­mo gua­ris­mo por con­cep­to de cuo­tas so­cia­les, al tiem­po que el 7% es por pa­tro­cino y mer­chan­di­sing.

“La di­fe­ren­cia de re­cur­sos eco­nó­mi­cos en­tre las li­gas eu­ro­peas y las sud­ame­ri­ca­nas pa­re­ce­ría ser que es ca­da vez más pro­fun­da. En la dé­ca­da del 60 mu­chos cua­dros sud­ame­ri­ca­nos ma­ne­ja­ban un pre­su­pues­to si­mi­lar a los eu­ro­peos, co­sa que en la ac­tua­li­dad es di­fí­cil de creer. Real Ma­drid y Bar­ce­lo­na, ma­ne­jan re­cur­sos por más de US$ 700 mi­llo­nes al año; Na­cio­nal y Pe­ña­rol cuen­tan con pre­su­pues­tos in­fe­rio­res a US$ 20 mi­llo­nes”, re­pa­só el tra­ba­jo he­cho por am­bas fa­cul­ta­des.

Tam­bién ahon­da en la com­pa­ra­ción del fút­bol lo­cal con la re­gión: “Bo­ca y Ri­ver cuen­tan con pre­su­pues­tos de US$ 40 mi­llo­nes. En Bra­sil, los prin­ci­pa­les equi­pos ma­ne­jan el do­ble, que es cua­tro ve­ces más que los cua­dros grandes” lo­ca­les.

EU­RO­PA. El informe “Un pa­no­ra­ma co­mer­cial cam­bian­te en el fút­bol eu­ro­peo” de la ca­li­fi­ca­do­ra ca­na­dien­se DBRS sos­tie­ne que “los in­gre­sos co­mer­cia­les son par­te im­por­tan­te cuan­do se eva­lúa la sol­ven­cia de un club de fút­bol”, ya que son “el prin­ci­pal in­di­ca­dor de la for­ta­le­za de la mar­ca” del equi­po y me­jo­ran la di­ver­si­fi­ca­ción de re­cur­sos eco­nó­mi­cos.

“Es la se­gun­da fuen­te de in­gre­so de los 20 clu­bes más ri­cos de Eu­ro­pa, pe­ro su im­por­tan­cia pa­ra los su­per­clu­bes” —los cua­tro de más pre­su­pues­to: Man­ches­ter Uni­ted, Real Ma­drid, Bar­ce­lo­na y Ba­yern Mu­nich— es ma­yor (ver grá­fi­ca), se­gún el aná­li­sis de la ca­li­fi­ca­do­ra.

“Ase­gu­rar acuer­dos de pa­tro­ci­nio a lar­go pla­zo con con­tra­par­tes só­li­das es ca­da vez más im­por­tan­te pa­ra los clu­bes de fút­bol. A di­fe­ren­cia de las ofer­tas de te­le­vi­sa­ción, que se ne­go­cian co­lec­ti­va­men­te, los clu­bes ne­go­cian sus acuer­dos co­mer­cia­les por sí mis­mos pu­dien­do ex­plo­tar su po­pu­la­ri­dad lo­cal y/o glo­bal”, re­sal­tó DBRS.

In­clu­so en Eu­ro­pa hay di­fe­ren­cias en­tre los clu­bes top y el res­to: “los 12 con más in­gre­sos co­mer­cia­les vie­ron du­pli­ca­das su fac­tu­ra­ción (en es­te ru­bro) en los úl­ti­mos seis años, re­pre­sen­tan­do el pa­tro­ci­nio el 55% de sus in­gre­sos des­de 2010. Los otros 88 clu­bes en­tre los top 100, tu­vie­ron au­men­tos mu­cho más ba­jos, me­no­res al 25%”.

DBRS vin­cu­la a va­rias de las trans­fe­ren­cias más im­por­tan­tes del fút­bol con te­mas co­mer­cia­les. El bra­si­le­ño Ney­mar pa­só en 2017 del Bar­ce­lo­na al PSG por 222 mi­llo­nes de eu­ros, y el club fran­cés in­cre­men­tó 30% sus se­gui­do­res en re­des so­cia­les (en es­pe­cial en Asia), subió 78% las ven­tas de mer­chan­di­sing y lo­gró lu­cra­ti­vos acuer­dos de pa­tro­ci­nio con Uni­bet (apues­tas on­li­ne) y Re­nault.

Un ca­so si­mi­lar es el re­cien­te tras­pa­so de Cris­tiano Ro­nal­do des­de Real Ma­drid a Ju­ven­tus por 112 mi­llo­nes de eu­ros. “Si Ro­nal­do fue­ra un club, sus in­gre­sos se­rían más que el de mu­chos de los clu­bes que van a ju­gar la Se­rie A”, sub­ra­yó el informe y aña­dió que pe­se a ser el club más ga­na­dor, lo que re­cau­da de fuen­tes co­mer­cia­les la Ju­ven­tus es me­nor que ri­va­les

“Si Ro­nal­do fue­ra un club, sus in­gre­sos se­rían más que el de mu­chos clu­bes”.

co­mo el In­ter y la Ro­ma, al­go que as­pi­ra a re­ver­tir con la lle­ga­da del por­tu­gués.

Otro tra­ba­jo que pre­sen­tó con­clu­sio­nes en el mis­mo sen­ti­do es “Ten­den­cias de aso­cia­ción y opor­tu­ni­da­des en el fút­bol pro­fe­sio­nal” de la con­sul­to­ra es­pe­cia­li­za­da en es­tu­dios de mer­ca­do Eu­ro­mo­ni­tor.

“El cos­to de fun­cio­na­mien­to de los clu­bes ha au­men­ta­do con­si­de­ra­ble­men­te en los úl­ti­mos años, lo que re­quie­re una re­vi­sión de la ge­ne­ra­ción de in­gre­sos y la ne­ce­si­dad de atraer nue­vos so­cios co­mer­cia­les, más va­lio­sos y va­ria­dos pa­ra lo­grar el éxi­to a lar­go pla­zo”, in­di­có la con­sul­to­ra in­ter­na­cio­nal.

En­tre las “opor­tu­ni­da­des de cre­ci­mien­to de va­lor” se men­cio­nan acuer­dos con mar­cas de es­té­ti­ca mas­cu­li­na, be­bi­das ener­gi­zan­tes, ali­men­tos sa­lu­da­bles o em­pren­di­mien­tos de eco­no­mía dis­rup­ti­va (co­mo Uber), así co­mo apos­tar a la con­quis­ta del mer­ca­do asiá­ti­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.