Ur­sec: el FA man­tie­ne a in­da­ga­do pa­ra An­tel

El go­bierno no en­via­rá la ve­nia a la es­pe­ra de la re­so­lu­ción ju­di­cial

El Pais (Uruguay) - - PORTADA - P. S. FER­NÁN­DEZ / V. GIL

▃▃ El Fren­te Am­plio de­ci­dió man­te­ner la can­di­da­tu­ra de Ni­co­lás Cen­do­ya pa­ra el di­rec­to­rio de An­tel, pe­se a que el ex­di­rec­tor de la Ur­sec es­tá in­vo­lu­cra­do en la in­ves­ti­ga­ción que lle­va adelante el fis­cal Die­go Pérez en torno a la des­truc­ción de do­cu­men­ta­ción de ese or­ga­nis­mo que ha­bría lle­va­do adelante un exa­se­sor de Cen­do­ya des­pués de ha­ber de­ja­do de per­te­ne­cer a esa en­ti­dad. El go­bierno que li­de­ra el blan­co Luis La­ca­lle Pou le co­mu­ni­có al Fren­te Am­plio que no en­via­rá su ve­nia al Par­la­men­to has­ta que no se di­lu­ci­de la in­ves­ti­ga­ción ju­di­cial. El asun­to fue ana­li­za­do ano­che en la ban­ca­da de se­na­do­res del FA y se to­mó la de­ci­sión de man­te­ner la can­di­da­tu­ra.

Ayer el abo­ga­do que pa­tro­ci­na a la Ur­sec en la cau­sa, Jor­ge Ba­rre­ra, pre­sen­tó al fis­cal Pérez un lis­ta­do de ex­pe­dien­tes que no es­tán di­gi­ta­li­za­dos, lo que com­pro­me­te­ría al acu­sa­do por­que echa­ría por tie­rra el prin­ci­pal ar­gu­men­to de su de­fen­sa en torno a que la des­truc­ción de do­cu­men­tos fí­si­cos no se jus­ti­fi­ca­ría por­que to­dos es­tán di­gi­ta­li­za­dos.

LA IN­VES­TI­GA­CIÓN EN LA JUS­TI­CIA AVAN­ZA A PAR­TIR DE DOS CAU­SAS

Ni­co­lás Cen­do­ya fue el hom­bre que el Fren­te Am­plio eli­gió pa­ra ocu­par el di­rec­to­rio de An­tel; una de las dos prin­ci­pa­les em­pre­sas del Es­ta­do. El ex­je­rar­ca de la Uni­dad Re­gu­la­do­ra de Ser­vi­cio de Co­mu­ni­ca­cio­nes (Ur­sec) es­tá sien­do in­ves­ti­ga­do por la Fis­ca­lía Ge­ne­ral de la Na­ción, al des­cu­brir que tie­ne co­ne­xio­nes con el acu­sa­do de des­truir do­cu­men­ta­ción del or­ga­nis­mo re­gu­la­dor.

El go­bierno que li­de­ra el blan­co Luis La­ca­lle Pou le co­mu­ni­có al Fren­te Am­plio que no en­via­rá su ve­nia al Par­la­men­to has­ta que no se di­lu­ci­de la in­ves­ti­ga­ción ju­di­cial. Sin em­bar­go en el sec­tor fren­team­plis­ta que eli­gió a Cen­do­ya pa­ra ir a An­tel —el Mo­vi­mien­to de Par­ti­ci­pa­ción Po­pu­lar (MPP)— man­tie­nen su pos­tu­la­ción.

El gru­po fren­team­plis­ta, que es ma­yo­ri­ta­rio en la coa­li­ción de iz­quier­da, es­pe­ra el avan­ce de la in­ves­ti­ga­ción, pe­ro con­fía en la inocen­cia de su in­te­gran­te. Ano­che la ban­ca­da de se­na­do­res fren­team­plis­tas tra­tó el asun­to y se de­ci­dió man­te­ner la no­mi­na­ción de Cen­do­ya.

¿QUIÉN ES? Cen­do­ya en­tró a la are­na po­lí­ti­ca co­mo ase­sor di­rec­to de Ca­ro­li­na Cos­se, cuan­do la hoy se­na­do­ra del Fren­te Am­plio fue pre­si­den­ta de An­tel en el go­bierno de Jo­sé Mu­ji­ca. El abo­ga­do, es hi­jo de Cé­sar Cen­do­ya, ex­fun­cio­na­rio del Ban­co Hi­po­te­ca­rio, y ac­tual pre­si­den-te de la Co­mi­sión de Éti­ca Pro-fe­sio­nal del Co­le­gio de Con­ta-do­res.

Es­tu­dió en el Ins­ti­tu­to Cran­don, de orien­ta­ción me­to­dis­ta. Y su ca­rre­ra uni­ver­si­ta­ria la cur­só en la Uni­ver­si­dad de la Re­pú­bli­ca. Allí co­no­ció al acu­sa­do de des­truir los do­cu­men­tos de la Ur­sec, a quien cuan­do lle­gó a ese or­ga­nis­mo lo lle­vó de ase­sor di­rec­to en ré­gi­men de “pa­se en co­mi­sión”.

Am­bos in­te­gra­ban la agru­pa­ción es­tu­dian­til de iz­quier­da, de la Fa­cul­tad de De­re­cho: Fren­te Es­tu­dian­til Zel­mar Mi­che­li­ni; más co­no­ci­da co­mo Fre­zel­mi.

Con Cos­se in­gre­só al MPP y se man­tu­vo allí a pe­sar del ale­ja­mien­to de la hoy can­di­da­ta a la

Ur­sec apor­tó nue­vas prue­bas a la cau­sa de des­truc­ción de do­cu­men­ta­ción.

In­ten­den­cia de Mon­te­vi­deo de ese sec­tor.

Cen­do­ya es una fi­gu­ra téc­ni­ca del Fren­te, que en la pa­sa­da cam­pa­ña ase­so­ró a Daniel Martínez en la par­te le­gal. Con­for­mó el gru­po “De­re­cho con Martínez” don­de par­ti­ci­pa­ron cer­ca de 500 abo­ga­dos.

El 9 de ju­nio el dipu­tado del MPP, Ale­jan­dro Sán­chez, de­fen­dió a Cen­do­ya en el en­ten­di­do que, di­jo, no se pue­den sa­car con­clu­sio­nes apre­su­ra­das.

Sán­chez de­cla­ró a ra­dio Mon­te Car­lo que “es­tá bien que se in­ves­ti­gue”, pe­ro que se de­ben se­pa­rar las cues­tio­nes ya que “en la Ur­sec los ex­pe­dien­tes son elec­tró­ni­cos y hay una or­den de que los ex­pe­dien­tes no pue­den que­dar en los es­cri­to­rios, se de­ben des­truir”.

“Hay que in­ves­ti­gar a fon­do lo que pa­só, pe­ro me pa­re­ce que lo que no hay que sa­car con­clu­sio­nes apre­su­ra­das”, di­jo y agre­gó que “no se pue­de de­cir que hu­bo un pro­ce­so de ocul­ta­mien­to de na­da por­que to­do lo que se tra­mi­ta en la Ur­sec es­tá en ex­pe­dien­tes elec­tró­ni­cos”. “No se pue­de en­lo­dar el nom­bre de las per­so­nas. Hay que ser res­pon­sa­bles en ese sen­ti­do sin ofen­der el ho­nor de na­die”, agre­gó al periódico La Re­pú­bli­ca.

DOS CAU­SAS. La in­ves­ti­ga­ción en la jus­ti­cia avan­za por dos ca­rri­les. Por un la­do el fis­cal Die­go Pérez tie­ne el ca­so de la des­truc­ción de do­cu­men­ta­ción. Es de­cir, el ca­so ori­gi­nal, tras la denuncia de la nue­va pre­si­den­ta de Ur­sec, Mer­ce­des Ara­men­día.

Pe­ro de esa cau­sa se des­pren­dió otra tras de­tec­tar que dos fun­cio­na­rios de la Fis­ca­lía Ge­ne­ral de la Na­ción fil­tra­ron in­for­ma­ción a par­te de los acu­sa­dos por el ca­so ori­gi­nal: el de los pa­pe­les des­trui­dos.

En am­bas cau­sas es­tá in­vo­lu­cra­do Ni­co­lás Cen­do­ya. El País in­ten­tó co­mu­ni­car­se en va­rias opor­tu­ni­da­des con él —y por va­rias vías— pe­ro no lo­gró res­pues­ta. La úl­ti­ma de­cla­ra­ción pú­bli­ca que reali­zó el ex­je­rar­ca fren­team­plis­ta en la Ur­sec tras to­mar es­ta­do pú­bli­co el he­cho, fue al periódico La Dia­ria el sá­ba­do 6 de ju­nio.

Allí sos­tu­vo que des­de 2015 la Ur­sec tie­ne to­da la in­for­ma­ción di­gi­ta­li­za­da. “No hay pa­pel que no es­té di­gi­ta­li­za­do”, di­jo. Ade­más agre­gó que en 2016 se apro­bó un pro­to­co­lo pa­ra que to­dos los pa­pe­les es­tén ba­jo lla­ve o de lo con­tra­rio de­ben ser des­trui­dos. El ob­je­ti­vo es evi­tar que ha­ya in­for­ma­ción a la que pue­dan ac­ce­der ter­ce­ros.

No obs­tan­tes ayer el abo­ga­do que pa­tro­ci­na a la Ur­sec, Jor­ge Ba­rre­ra, pre­sen­tó al fis­cal Pérez un lis­ta­do de ex­pe­dien­tes que no es­tán di­gi­ta­li­za­dos, di­je­ron a El País fuen­tes del ca­so. Co­mo par­te del ma­te­rial pre­sen­ta­do se en­tre­ga­ron do­cu­men­tos so­bre la asig­na­ción de de­re­chos de uso de fre­cuen­cias del es­pec­tro ra­dio­eléc­tri­co que no es­ta­ban di­gi­ta­li­za­dos.

Ade­más se en­con­tra­ron do­cu­men­tos suel­tos en una car­pe­ta don­de ha­bía una ho­ja de for­ma­to “A4” en blan­co y con dos fir­mas. La de Cen­do­ya y la de quien era el pre­si­den­te de la Ur­sec, Ga­briel Lom­bi­de. Esos ma­te­ria­les tam­bién fue­ron pre­sen­ta­dos al fis­cal del ca­so, co­mo prue­ba de que no to­da la do­cu­men­ta­ción es­ta di­gi­ta­li­za­da en ese or­ga­nis­mo. Los ma­te­ria­les pre­sen­ta­dos son de trá­mi­tes co­rres­pon­dien­tes a 2018 y 2019.

CO­NE­XIO­NES. En am­bas cau­sas la fis­ca­lía tra­ba­ja en in­ves­ti­gar las co­ne­xio­ne po­lí­ti­cas en­tre los he­chos y Cen­do­ya. Pues en el ca­so de la des­truc­ción de do­cu­men­ta­ción, el acu­sa­do —que era ase­sor del ex­je­rar­ca fren­team­plis­ta— man­tu­vo una reunión lue­go de to­mar los do­cu­men­tos. In­clu­so Cen­do­ya ad­mi­tió que lue­go de pre­sen­ta­da la denuncia, el miér­co­les 3 de ju­nio, se en­con­tra­ron en una es­qui­na en el ba­rrio Pa­ler­mo y con­ver­sa­ron un ra­to den­tro de su au­to, en ho­ras de la no­che.

CAU­SAS. Se tra­mi­tan dos, una por la des­truc­ción de do­cu­men­tos y otra por fil­tra­cio­nes de par­te de fun­cio­na­rios de Fis­ca­lía al acu­sa­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.