Sen­dic di­jo que fue “in­ge­nuo” y re­co­no­ció “erro­res”

La Republica (Uruguay) - - PORTADA -

Raúl Sen­dic re­apa­re­ció por pri­me­ra vez des­pués de pre­sen­tar su re­nun­cia a la vi­ce­pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca en un ac­to po­lí­ti­co de su sec­tor, la 711, en don­de dio los prin­ci­pa­les mo­ti­vos por lo que dio un pa­so al cos­ta­do pa­ra de­jar­le su lu­gar a Lu­cía Topolansky. Era “im­por­tan­te” ese en­cuen­tro, con sus se­gui­do­res, ade­más de otros di­ri­gen­tes de la Lis­ta 711 se­ña­ló el hi­jo del “Be­be”, “por­que es­ta­mos ini­cian­do una nue­va eta­pa”.

“To­do tie­ne un lí­mi­te, y el mío es la dig­ni­dad”, co­men­zó en­fa­ti­zan­do Sen­dic, apun­tan­do al bom­bar­deo me­diá­ti­co que hu­bo en torno a su si­tua­ción, tan­to de la opo­si­ción co­mo de le­gis­la­do­res de su par­ti­do. “Hay ele­men­tos que es­tán por en­ci­ma de los car­gos, co­mo la dig­ni­dad”, agre­gó. “No le te­ne­mos mie­do a arran­car de vuel­ta, he­mos arran­ca­do de nue­vo mu­chas ve­ces”, ex­pli­có, sa­can­do a re­lu­cir que su ca­rre­ra po­lí­ti­ca no es­tá ter­mi­na­da.

Si bien re­co­no­ció ha­ber co­me­ti­do “erro­res”, ade­más de de­fi­nir­se co­mo “in­ge­nuo”, ase­gu­ró que fue fiel a sus com­pa­ñe­ros, al pro­gra­ma del Fren­te Am­plio y al par­ti­do. Ha­bien­do di­cho es­to en­fa­ti­zó en que él es­ta­ba más so­bre la me­sa que los pro­ble­mas que te­nía el país. Pen­san­do en su sec­tor, Sen­dic pre­ten­de que la 711 se res­ta­blez­ca des­pués del gol­pe po­lí­ti­co que su­frió: “Te­ne­mos la ne­ce­si­dad de for­ta­le­cer la es­truc­tu­ra or­ga­ni­za­ti­va de la 711, res­pal­dar al go­bierno y tra­ba­jar pa­ra que nues­tro sec­tor ha­ga, nue­va­men­te, la ma­yor con­tri­bu­ción a un nue­vo triun­fo del Fren­te Am­plio”, ex­pre­só. “En me­dio de es­ta si­tua­ción, bus­que­mos la me­jor ver­sión de no­so­tros mis­mos. No te­ne­mos derecho a re­nun­ciar y a aban­do­nar la lu­cha mien­tras ha­ya uru­gua­yos que ne­ce­si­tan so­lu­ción a sus pro­ble­mas”, aña­dió. Con­clu­yen­do Sen­dic pi­dió po­ner el én­fa­sis ne­ce­sa­rio pa­ra que “pa­ra que es­te sea un es­pa­cio de li­ber­tad pa­ra lu­char”. Tan­to en su re­ci­bi­mien­to co­mo en su sa­li­da el ex­vi­ce­pre­si­den­te fue aplau­di­do y abra­za­do por mi­li­tan­tes y di­ri­gen­tes de la Lis­ta 711.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.