Arres­tan a jo­ven de 18 años tras el aten­ta­do de Lon­dres

Rea­sig­nan a 1.000 po­li­cías en me­dios de trans­por­te.

La Republica (Uruguay) - - MUNDO -

“Es una in­ves­ti­ga­ción que avan­za muy rá­pi­do. He­mos rea­li­za­do pro­gre­sos con­si­de­ra­bles [...] y se­gui­re­mos ha­cién­do­lo lo me­jor que po­da­mos pa­ra re­du­cir las ame­na­zas en es­te país”.

La po­li­cía bri­tá­ni­ca de­tu­vo ayer a un jo­ven de 18 años en el puer­to de Do­ver (su­r­es­te) y po­cas ho­ras des­pués alla­nó una ca­sa a unos 20 km de Lon­dres, co­mo par­te de sus in­ves­ti­ga­cio­nes so­bre el aten­ta­do en una es­ta­ción de me­tro de la ca­pi­tal.

“He­mos he­cho una de­ten­ción im­por­tan­te en nues­tra in­ves­ti­ga­ción es­ta ma­ña­na”, anun­ció Neil Ba­su, un res­pon­sa­ble de las uni­da­des an­ti­te­rro­ris­tas de la po­li­cía, ci­ta­do en el co­mu­ni­ca­do. La po­li­cía del con­da­do de Kent, en el su­r­es­te de In­gla­te­rra, de­tu­vo al sos­pe­cho­so, de 18 años, “en la zo­na por­tua­ria de Do­ver”en re­la­ción con ac­tos“te­rro­ris­tas”, pre­ci­só la po­li­cía.

Las fuer­zas del or­den man­tie­nen una “ac­ti­tud abier­ta” so­bre la po­si­bi­li­dad de que ha­ya otros sos­pe­cho­sos, pre­ci­só lue­go Ba­su. La ministra de In­te­rior, Am­ber Rudd con­si­de­ró que era “de­ma­sia­do pron­to”pa­ra de­cir si el sos­pe­cho­so era co­no­ci­do de las au­to­ri­da­des bri­tá­ni­cas, co­mo afir­mó la vís­pe­ra Do­nald Trump en Twit­ter.

Las de­cla­ra­cio­nes del pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se mo­les­ta­ron a la pri­me­ra ministra bri­tá­ni­ca, Theresa May, que re­pli­có ins­tán­do­le a no “es­pe­cu­lar so­bre una in­ves­ti­ga­ción en cur­so”. A pri­me­ra ho­ra de la tar­de, la po­li­cía alla­nó un do­mi­ci­lio de un ba­rrio re­si­den­cial de Sun­bury-onTha­mes, a unos 20 km al su­r­oes­te de Lon­dres. Se evacuó el lu­gar y las vi­vien­das de los al­re­de­do­res y se es­ta­ble­ció un cor­dón po­li­cial en un ra­dio de 100 me­tros.

“No se ha efec­tua­do nin­gún otro arres­to”, sub­ra­yó la po­li­cía. El aten­ta­do -el quin­to en seis me­ses en Reino Unido- ocu­rrió el vier­nes en un va­gón de me­tro en ho­ra pun­ta, so­bre las 8.20 en la es­ta­ción de Par­sons Green, si­tua­da en un ba­rrio aco­mo­da­do del su­r­oes­te de Lon­dres.

“Es una in­ves­ti­ga­ción que avan­za muy rá­pi­do. He­mos rea­li­za­do pro­gre­sos con­si­de­ra­bles [...] y se­gui­re­mos ha­cién­do­lo lo me­jor que po­da­mos pa­ra re­du­cir las ame­na­zas en es­te país”, de­cla­ró la je­fa de la po­li­cía lon­di­nen­se, Cres­si­da Dick, en la BBC. An­te el te­mor a otro ata­que “in­mi­nen­te”, las au­to­ri­da­des bri­tá­ni­cas subie­ron el vier­nes, por se­gun­da vez en unos me­ses, la aler­ta te­rro­ris­ta de “gra­ve” a “crí­ti­co”, su ni­vel má­xi­mo.

“Aun­que es­te­mos sa­tis­fe­chos con los avan­ces con­se­gui­dos, la in­ves­ti­ga­ción si­gue ade­lan­te y el ni­vel de ame­na­za si­gue sien­do crí­ti­co”, de­cla­ró Neil Ba­su en el co­mu­ni­ca­do de es­te sá­ba­do. El ac­to, rea­li­za­do con un ar­te­fac­to de fa­bri­ca­ción ca­se­ra y ca­li­fi­ca­do de “te­rro­ris­ta” por la po­li­cía, fue reivin­di­ca­do por el gru­po yiha­dis­ta Es­ta­do Is­lá­mi­co (EI).

Re­fuer­zo po­li­cial

La pri­me­ra ministra bri­tá­ni­ca, Theresa May, anun­ció, en un men­sa­je te­le­vi­sa­do, el des­plie­gue de mi­li­ta­res en lu­ga­res cla­ves no ac­ce­si­bles al pú­bli­co pa­ra per­mi­tir un au­men­to de la pre­sen­cia po­li­cial en los trans­por­tes pú­bli­cos.

En to­tal, 1.000 agen­tes han si­do reasig­na­dos “a tra­vés del país”, se­gún Row­ley, mien­tras que “has­ta 1.000 mi­li­ta­res” ocu­pa­rán su lu­gar des­de es­te sá­ba­do en si­tios es­tra­té­gi­cos co­mo las cen­tra­les nu­clea­res y otras in­fra­es­truc­tu­ras im­por­tan­tes, co­mu­ni­có el mi­nis­te­rio de De­fen­sa. “No pa­tru­lla­rán en las ca­lles”, pre­ci­só un por­ta­voz. Se­gún el úl­ti­mo ba­lan­ce pu­bli­ca­do por los ser­vi­cios sa­ni­ta­rios, 30 he­ri­dos, nin­guno de ellos de gra­ve­dad, fue­ron aten­di­dos en el hos­pi­tal, so­bre to­do por que­ma­du­ras. Só­lo tres de ellos se­guían hos­pi­ta­li­za­dos es­te sá­ba­do.

El ba­lan­ce po­dría ha­ber si­do mu­cho peor, se­gún May, que ase­gu­ró el vier­nes que “el ar­te­fac­to ex­plo­si­vo bus­ca­ba pro­vo­car enor­mes da­ños”. Fo­tos di­fun­di­das en Twit­ter mos­tra­ban có­mo un cu­bo blan­co po­co da­ña­do ar­día en una bol­sa de con­ge­la­ción de un su­per­mer­ca­do, en el in­te­rior del va­gón de me­tro, cer­ca de las puer­tas au­to­má­ti­cas. Unos ca­bles eléc­tri­cos sa­lían de la bol­sa.

Cres­si­da Dick, je­fa de la Po­li­cía lon­di­nen­se.

LON­DRES. Fo­ren­ses tra­ba­jan en el tren ata­ca­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.