His­tó­ri­co fa­llo en Co­lom­bia: con­de­nan a 32 ex­pa­ra­mi­li­ta­res

4.260 fue­ron víc­ti­mas di­rec­tas e in­di­rec­tas de es­te gru­po ar­ma­do.

La Republica (Uruguay) - - MUNDO -

La Fis­ca­lía de Co­lom­bia con­de­nó es­te sá­ba­do a ocho años de pri­sión a 32 ex­pa­ra­mi­li­ta­res, en un his­tó­ri­co fa­llo que acla­ra 966 he­chos cri­mi­na­les que co­me­tie­ron en­tre 1999 y 2006 en me­dio de un pe­rio­do san­grien­to con gue­rri­llas y agen­tes es­ta­ta­les.

Las ex­tin­tas Au­to­de­fen­sas Uni­das de Co­lom­bia (AUC), una agru­pa­ción pa­ra­mi­li­tar de ex­tre­ma de­re­cha sur­gi­da a me­dia­dos de 1990 pa­ra com­ba­tir a las gue­rri­llas y des­mo­vi­li­za­da en 2006, fue co­bi­ja­da por una ley que re­ba­ja las pe­nas si con­tri­bu­yen a la “con­se­cu­ción de la paz na­cio­nal”.

“A tra­vés de es­te his­tó­ri­co pro­ce­so de ma­cro­impu­tación”, se “ga­ran­ti­za la pro­tec­ción real y efec­ti­va del derecho fun­da­men­tal a la jus­ti­cia a fa­vor de las víc­ti­mas del con­flic­to ar­ma­do co­lom­biano”, unas 7,5 mi­llo­nes en­tre muer­tas, des­apa­re­ci­das y des­pla­za­das, in­di­có la Fis­ca­lía en un co­mu­ni­ca­do. En ese sen­ti­do, el en­te acu­sa­dor im­pu­so a

los se­ña­la­dos del en­ton­ces Blo­que Cen­tral Bo­lí­var de las AUC ocho años de cár­cel, la má­xi­ma que per­mi­te la ley 975 de 2005.

“El fa­llo es­cla­re­ció al­go más de 250 ho­mi­ci­dios, 324 ca­sos de des­apa­ri­ción for­za­da, 213 des­pla­za­mien­tos, 173 re­por­tes de re­clu­ta­mien­to ilí­ci­to y 14 si­tua­cio­nes de vio­len­cia ba­sa­da en gé­ne­ro, en las que las mu­je­res fue­ron afec­ta­das con tra­tos crue­les e in­hu­ma­nos”, se­ña­ló la no­ta. En­tre los 32 acu­sa­dos, es­tán los en­ton­ces ca­be­ci­llas de las AUC “Er­nes­to Báez”, “Pablo Se­vi­llano” y “Ju­lián Bo­lí­var”.

La sen­ten­cia re­co­no­ció a 4.260 víc­ti­mas di­rec­tas e in­di­rec­tas de esa es­truc­tu­ra pa­ra­mi­li­tar y or­de­nó ini­ciar pro­ce­sos de ex­tin­ción de do­mi­nio con­tra los bie­nes de los con­de­na­dos. El prin­ci­pal ri­val de los pa­ra­mi­li­ta­res que fue las FARC, la ex­gue­rri­lla más gran­de del con­ti­nen­te, se­lló con el go­bierno la paz en no­viem­bre y se so­me­te­rá a una jus­ti­cia es­pe­cial que pre­vé que los res­pon­sa­bles de de­li­tos atro­ces, in­clui­dos agen­tes es­ta­ta­les, evi­ten la cár­cel si con­fie­san sus crí­me­nes, re­pa­ran a las víc­ti­mas y pro­me­ten nun­ca más ejer­cer la vio­len­cia.

El pre­si­den­te Juan Ma­nuel San­tos in­ten­ta al­can­zar un pac­to si­mi­lar con el Ejér­ci­to de Li­be­ra­ción Na­cio­nal (ELN) pa­ra ex­tin­guir el úl­ti­mo con­flic­to ar­ma­do del con­ti­nen­te. Ade­más del ELN, aún quedan ac­ti­vas ban­das nar­co­tra­fi­can­tes de ori­gen pa­ra­mi­li­tar.

ER­NES­TO BÁEZ. Un ca­be­ci­lla de las Au­to­de­fen­sas Uni­das de Co­lom­bia (AUC).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.