Cag­gia­ni: “Ca­da vez son me­nos las re­ten­cio­nes de las asig­na­cio­nes fa­mi­lia­res”

El Con­se­je­ro de Pri­ma­ria afir­mó que des­de que el FA asu­mió el go­bierno pa­só de unos 50 mil 16 mil ni­ños y ado­les­cen­tes a los que se les re­ti­ró la pres­ta­ción.

La Republica (Uruguay) - - NACIONALES -

Ha­ce unos días el Ban­co de Pre­vi­sión So­cial (BPS) in­for­mó que pa­ra enero de 2018 que­da­rán sus­pen­di­das unas 16.149 asig­na­cio­nes fa­mi­lia­res, co­mo con­se­cuen­cia de que los be­ne­fi­cia­rios no con­cu­rren a los cen­tros de en­se­ñan­za. Es­te he­cho abre un de­ba­te en la es­fe­ra pú­bli­ca e fi­ja po­si­cio­nes tan­to a fa­vor co­mo en con­tra. Al­gu­nos afir­man, por ejem­plo, que su­pri­mir­les la pres­ta­ción a los ni­ños sig­ni­fi­ca un do­ble cas­ti­go.

El pe­rio­dís­ti­co ma­ña­ne­ro de Re­pú­bli­ca Ra­dio, que se emi­te por la­ca­tor­ce10, ha­bló con Pa­blo Cag­gia­ni, con­se­je­ro de Pri­ma­ria quien ex­pre­só que se tra­ta de un te­ma que ge­ne­ra “de­ba­te den­tro del Po­der Eje­cu­ti­vo y el Par­la­men­to”.“Ca­da vez es me­nor la can­ti­dad de ni­ños a los que se les re­tie­ne la asig­na­ción fa­mi­liar. He­mos pa­sa­do de unos 40-50 mil a es­tos 16 mil de hoy. Pe­ro aun es un nú­me­ro que preo­cu­pa. La asig­na­ción fa­mi­liar la per­ci­ben unos 500 mil ni­ños”, de­cla­ró.

“La evi­den­cia que sur­ge es que el re­ti­ro de la asig­na­ción fa­mi­liar no es­ta­ría pro­du­cien­do el efec­to desea­do sino que fun­da­men­tal­men­te pro­du­ci­ría una do­ble vul­ne­ra­bi­li­dad de de­re­chos. Es de­cir, un ni­ño que no tie­ne ga­ran­ti­za­do el de­re­cho a la edu­ca­ción, al re­ti­rar­le la pres­ta­ción mo­ne­ta­ria, tam­bién se le es­ta­ría vul­ne­ran­do otros de­re­chos co­mo es el de la ali­men­ta­ción o el de la sa­lud. Efec­ti­va­men­te es un te­ma com­ple­jo y que pa­ra que sea mo­di­fi­ca­do re­quie­re del cam­bio tan­to de la Ley co­mo del de­cre­to re­gla­men­ta­rio”, agre­gó.

Asi­mis­mo, afir­mó que es­te te­ma se dis­cu­tió en el Con­se­jo de Mi­nis­tros pe­ro que en es­te mo­men­to no exis­te un pro­yec­to que in­ten­te regular es­ta si­tua­ción. Di­jo que la ini­cia­ti­va que es­tá aso­cia­da a es­te asun­to es la Ren­ta Bá­si­ca Uni­ver­sal, la cual es­tá sien­do dis­cu­ti­da en el Par­la­men­to.

“La evi­den­cia que sur­ge es que el re­ti­ro de la asig­na­ción fa­mi­liar no es­ta­ría pro­du­cien­do el efec­to desea­do sino que fun­da­men­tal­men­te pro­du­ci­ría una do­ble vul­ne­ra­bi­li­dad de de­re­chos”.

“Asis­tir ca­da tan­to a la es­cue­la no al­can­za. Pri­ma­ria tie­ne es­tu­dios es­ta­dís­ti­cos que di­cen que los ni­ños que asis­ten in­ter­mi­ten­te­men­te es a los que peor les va en la tra­yec­to­ria edu­ca­ti­va”.

Ci­fras

Men­cio­nó que es im­por­tan­te te­ner en cuen­ta cuán­tos ni­ños vuel­ven al sis­te­ma edu­ca­ti­vo: el por­cen­ta­je lle­ga al 70-90%, los cua­les pre­sen­tan una re­vin­cu­la­ción lue­go de la sus­pen­sión de la asig­na­ción.

Con­sul­ta­do so­bre cuál es el fac­tor que se re­pi­te en la au­sen­cia del ni­ño al cen­tro edu­ca­ti­vo, Cag­gia­ni ex­pli­có que en el ca­so de Pri­ma­ria se ob­ser­va que unos 8 mil -es de­cir la mi­tad a los que se sus­pen­de la asig­na­ción- son fun­da­men­tal­men­te chi­cos de 6 y 7 años del área me­tro­po­li­ta­na. Es­ta fran­ja eta­ria de­pen­de de al­gún adul­to pa­ra asis­tir al cen­tro es­co­lar.“El área me­tro­po­li­ta­na es la zo­na más di­fí­cil pa­ra que los ni­ños pue­dan tran­si­tar so­los”.

Agre­gó que des­de Pri­ma­ria se es­tá rea­li­zan­do un tra­ba­jo pa­ra iden­ti­fi­car con­cre­ta­men­te a los ni­ños con esa pro­ble­má­ti­ca y las es­cue­las en las que se da ese ti­po de si­tua­cio­nes a efec­tos de ac­ti­var los pro­to­co­los exis­ten­tes de asis­ten­cia y de des­vin­cu­la­ción del sis­te­ma. Es­ta al­ter­na­ti­va tie­ne mu­cha tra­di­ción en la es­cue­la pú­bli­ca na­cio­nal, ex­pli­có el je­rar­ca.

Men­cio­nó que exis­ten va­rios pro­gra­mas que tra­ba­jan ar­ti­cu­la­dos con Pri­ma­ria y que tam­bién hay pro­gra­mas pro­pios co­mo la Pla­ta­for­ma Gu­rí, el pro­gra­ma Maes­tro Co­mu­ni­ta­rio y las ar­ti­cu­la­cio­nes que se dan en te­rri­to­rio rea­li­za­das por el Mi­des, INAU o Uru­guay Cre­ce Con­ti­go.

Pun­tua­li­za­cio­nes so­bre la nor­ma­ti­va

El con­se­je­ro re­cor­dó que el te­ma de las asig­na­cio­nes fa­mi­lia­res vie­ne des­de la dé­ca­da del cua­ren­ta, cuan­do los hi­jos de los tra­ba­ja­do­res for­ma­les te­nían ac­ce­so a la asig­na­ción fa­mi­liar. Sin em­bar­go, men­cio­nó que en 2007, en el mar­co del Plan de Equi­dad, se mo­di­fi­có la nor­ma­ti­va pa­ra ha­cer­la uni­ver­sal: to­do ni­ño de es­te país tie­ne de­re­cho a una asig­na­ción fa­mi­liar, la que es­tá es­ta­ble­ci­da por fran­jas.

Ex­pre­só que la fa­mi­lia pue­de re­ci­bir has­ta unos 600 pe­sos, pe­ro a cam­bio la Ley dis­po­ne la con­tra­pres­ta­ción del sis­te­ma edu­ca­ti­vo.“Lo que se ha­ce es de­fi­nir cuá­les son los ni­ños que tie­nen muy po­ca asis­ten­cia o no apa­re­cen en las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas y se pu­bli­ca esa lis­ta con un mes de pla­zo”.

En lo que re­fie­re al mon­to de la asig­na­ción fa­mi­liar, ex­pre­só que se cal­cu­la en ba­ses de pres­ta­cio­nes es­ta­ble­ci­das en la Ley, lo que cons­ti­tu­ye una for­ma de cons­truir un nú­me­ro que no so­lo tie­ne asig­na­cio­nes fa­mi­lia­res sino que tam­bién la tar­je­ta Uru­guay So­cial. Se tra­ta de un in­di­ca­dor que cons­tru­ye el Mi­des.

El ob­je­ti­vo de di­cho con­trol es ga­ran­ti­zar el de­re­cho a la edu­ca­ción, pe­ro men­cio­nó que no es la pri­me­ra me­di­da que se to­ma con esa fi­na­li­dad: el sis­te­ma edu­ca­ti­vo, a par­tir de la ter­ce­ra fal­ta, envía un men­sa­je de tex­to a los adul­tos res­pon­sa­bles pa­ra que se co­mu­ni­quen a los efec­tos de ex­pli­car las cau­sas de di­chas in­asis­ten­cias.

Ad­vir­tió que con res­pec­to a es­te te­ma hay va­rios asun­tos im­por­tan­tes. Men­cio­nó que“asis­tir ca­da tan­to a la es­cue­la no al­can­za. Pri­ma­ria tie­ne es­tu­dios es­ta­dís­ti­cos que di­cen que los ni­ños que asis­ten in­ter­mi­ten­te­men­te, es de­cir que tie­nen más de 30 fal­tas en edu­ca­ción ini­cial, es a los que peor les va en la tra­yec­to­ria edu­ca­ti­va”.

Opi­nión so­bre los pa­ros por ata­ques a do­cen­tes

Men­cio­nó que los ata­ques rea­li­za­dos por pa­dres a do­cen­tes son epi­so­dios “bas­tan­te ais­la­dos”, pe­ro no hay que ol­vi­dar que el sis­te­ma edu­ca­ti­vo atien­de a más de 350 mil ni­ños, lo que im­pli­ca una si­tua­ción com­ple­ja. “En ge­ne­ral, la ló­gi­ca de co­la­bo­ra­ción con la es­cue­la es la de acom­pa­ñar el pro­ce­so de edu­ca­ción de los ni­ños. Sin em­bar­go, te­ne­mos al­gún epi­so­dio co­mo es­tos que son la­men­ta­bles. En ese sen­ti­do, es­ta­mos acom­pa­ñan­do con equi­pos téc­ni­cos en ca­da una de las ins­ti­tu­cio­nes y se va a bus­car las cau­sas por las que su­ce­den es­tas cues­tio­nes en las es­cue­las. La ins­ti­tu­ción edu­ca­ti­va es el lu­gar por ex­ce­len­cia don­de los ni­ños y los adul­tos apren­den a re­sol­ver con­flic­tos de for­ma no vio­len­ta. Sin em­bar­go, en es­tos lu­ga­res es­tán co­men­zan­do a ocu­rrir to­do lo con­tra­rio”.

Guía Edu­ca­ción Se­xual

Por úl­ti­mo, Cag­gia­ni afir­mó que Pri­ma­ria con­ti­núa con el tra­ba­jo de for­ma­ción, en edu­ca­ción se­xual y en ser­vi­cio a los do­cen­tes, ya que es un te­ma que es­tá des­de 2006 en la ór­bi­ta de ANEP.“La guía es una pro­pues­ta di­dác­ti­ca que bus­ca ga­ran­ti­zar los de­re­chos de ni­ñas, ni­ños y ado­les­cen­tes”, agre­gó.

PA­BLO CAG­GIA­NI. Con­se­je­ro de Pri­ma­ria. (Fuen­te: Ra­dio Uru­guay)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.