Su­man 40 años de ayu­da a víc­ti­mas de vio­len­cia

El Diario de El Paso - - Frontera - Kar­la Val­dez/El Dia­rio de El Pa­so

Des­de ha­ce cua­tro dé­ca­das el Cen­tro Con­tra la Vio­len­cia Se­xual y Fa­mi­liar (CASFV) del 580 Gi­les Road ha ayu­da­do a víc­ti­mas de vio­len­cia do­més­ti­ca.

La me­ta de es­ta or­ga­ni­za­ción sin áni­mo de lu­cro es sim­ple: que es­tas per­so­nas se vuel­van au­to­su­fi­cien­tes.

El Cen­tro ini­ció co­men­zó ope­ra­cio­nes en 1976 y des­de en­ton­ces ha brin­dan­do a mi­les con­se­je­ría, al­ber­gue tem­po­ral, ase­so­ría le­gal y edu­ca­ción a víc­ti­mas de vio­len­cia.

“No­so­tros ayu­da­mos a quie­nes han su­fri­do abu­so se­xual, vio­len­cia do­més­ti­ca o am­bas. Re­ci­bi­mos tan­to a mu­je­res, ni­ños, hom­bres y a per­so­nas de la co­mu­ni­dad (gay) que ne­ce­si­ten de nues­tra ayu­da”, de­cla­ró Roberto Es­co­be­do di­rec­tor de con­se­je­ría del Cen­tro.

Es­ta or­ga­ni­za­ción tra­ba­ja en coor­di­na­ción con la po­li­cía y la Cor­te del Con­da­do de El Pa­so pa­ra de­ter­mi­nar la si­tua­ción de ca­da per­so­na y po­der ca­na­li­zar­las a la ins­tan­cia co­rres­pon­dien­te.

Ade­más cuen­tan con el apo­yo eco­nó­mi­co de va­rias or­ga­ni­za­cio­nes que per­mi­ten que es­tos ser­vi­cios se brin­den de ma­ne­ra gra­tui­ta, di­jo Es­co­be­do.

Re­cien­te­men­te, el Cen­tro re­ci­bió un do­na­ti­vo de 5 mil dó­la­res por par­te de Te­xas Bar Foun­da­tion, los cua­les se­rán des­ti­na­dos pa­ra ase­so­ría mi­gra­to­ria.

“Es muy co­mún que las per­so­nas que son mal­tra­ta­das no es­tén le­gal­men­te en el país y por eso so­por­tan es­ta vio­len­cia”, ex­pre­só Es­co­be­do.

An­te­rior­men­te, en di­ciem­bre pa­sa­do, el cen­tro re­ci­bió una do­na­ción de 100 mil dó­la­res de la Fun­da­ción de Mu­je­res de Avon, que se usa­ron pa­ra ayu­dar a in­mi­gran­tes la­ti­nas(os).

El Cen­tro se en­fo­ca en ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad fí­si­ca de los usua­rios, pa­ra lue­go re­ins­ta­lar­los en la so­cie­dad me­dian­te te­ra­pias de con­se­je­ría y la ob­ten­ción de un em­pleo o con­ti­nuan­do su edu­ca­ción.

“Bus­ca­mos tra­ba­jar con ser­vi­cios que ayu­den a en­ca­mi­nar a la víc­ti­ma a la au­to­su­fi­cien­cia, a ser in­de­pen­dien­te”, en­fa­ti­zó Es­co­ba­do, ex­pli­can­do que una per­so­na co­de­pen­dien­te es más pro­pen­sa a re­gre­sar a una re­la­ción abu­si­va.

Es­co­be­do re­cal­có que el abu­so no so­lo ocu­rre en las per­so­nas de ba­jos re­cur­sos, ya que en el cen­tro han vis­to ca­sos de per­so­nas pro­fe­sio­nis­tas que han re­cu­rri­do a ellos por ayu­da.

“La gen­te con la que tra­ba­ja­mos pue­den ser abo­ga­das, se­cre­ta­rias, amas de ca­sa y es muy agra­da­ble cuan­do te las en­cuen­tras y te di­cen que gra­cias a nues­tros pro­gra­mas sus vi­das han me­jo­ra­do” con­clu­yó.

el cen­tro Con­tra la Vio­len­cia Se­xual y Fa­mi­liar bus­ca que las per­so­nas afec­ta­das se vuel­van au­to­su­fi­cien­tes

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.