Des­ta­ca Nue­vo Mé­xi­co en apo­yo ali­men­ti­cio

Pro­gra­ma es­ta­tal ha ser­vi­do 13.6 mi­llo­nes de co­mi­das a me­no­res de ba­jos in­gre­sos

El Diario de El Paso - - Panorama -

San­ta Fe, N.M. — La go­ber­na­do­ra Su­sa­na Mar­tí­nez anun­ció que en el trans­cur­so de seis años se han ser­vi­do a me­no­res y jó­ve­nes neo­me­xi­quen­ses más de 13.6 mi­llo­nes de co­mi­das co­mo par­te del pro­gra­ma ali­men­ti­cio es­ta­tal de ve­rano.

Al ini­ciar­se el miér­co­les el pro­gra­ma ali­men­ti­cio, la man­da­ta­ria re­pu­bli­ca­na se­ña­ló es­pe­rar­se que di­cha ci­fra re­ba­se los 16 mi­llo­nes de co­mi­das.

El año pa­sa­do, el Cen­tro pa­ra In­ves­ti­ga­ción y Ac­ción so­bre Ali­men­tos ca­ta­lo­gó a Nue­vo Mé­xi­co co­mo el es­ta­do nú­me­ro 1 en can­ti­dad de co­mi­das ser­vi­das du­ran­te los me­ses de ve­rano a me­no­res y jó­ve­nes de ba­jos in­gre­sos.

En el pro­gra­ma ve­ra­nie­go de ali­men­tos se sir­ven co­mi­das gra­tui­tas a to­das las per­so­nas de 18 años o me­nos gra­cias a fon­dos na­cio­na­les pro­por­cio­na­dos por el De­par­ta­men­to de Agri­cul­tu­ra de Es­ta­dos Uni­dos.

Trump y Su­sa­na Mar­tí­nez se de­cla­ran la gue­rra

Es mu­jer. Es go­ber­na­do­ra. Es la­ti­na. Es muy po­de­ro­sa en Es­ta­dos Uni­dos y ya le de­cla­ró la gue­rra a Trump.

En una agre­si­va lu­cha por ase­gu­rar la no­mi­na­ción al Par­ti­do Re­pu­bli­cano Do­nald Trump ha ter­mi­na­do por arre­me­ter con­tra la frac­ción de su par­ti­do que no le apo­ya pa­ra ser pre­si­den­te de los Es­ta­dos Uni­dos. En el cen­tro de es­tos ata­ques se ha­lla Su­sa­na Mar­tí­nez, bis­nie­ta de un des­ta­ca­do ge­ne­ral de la Re­vo­lu­ción Me­xi­ca­na y quien ha pa­sa­do ya a la his­to­ria co­mo la pri­me­ra go­ber­na­do­ra his­pa­na en Es­ta­dos Uni­dos. ¿Quién es la re­pu­bli­ca­na que en­fren­ta a Trump?

En un po­lé­mi­co mi­tin rea­li­za­do en Al­bu­quer­que el pa­sa­do miér­co­les, Do­nald Trump acu­só a la go­ber­na­do­ra de Nue­vo Mé­xi­co –Su­sa­na Mar­tí­nez– de ser la cul­pa­ble del au­men­to del des­em­pleo, la pre­sen­cia de mi­gran­tes si­rios y la ne­ce­si­dad de cu­po­nes de co­mi­da en el es­ta­do. A di­fe­ren­cia de otros even­tos de cam­pa­ña, es­ta vez la fi­gu­ra del go­ber­na­dor del mis­mo Par­ti­do no es­tu­vo pre­sen­te en el ac­to del mag­na­te. Al­go que se pre­veía cuan­do Mar­tí­nez ade­lan­tó a pe­rio­dis­tas que su au­sen­cia se de­bía a es­tar ‘muy ocu­pa­da’. La no­che en la ciu­dad más im­por­tan­te del es­ta­do que co­lin­da con Chihuahua no aca­bó con el dis­cur­so del pre­can­di­da­to an­te su pú­bli­co. Sino a tra­vés en­fren­ta­mien­tos de la Po­li­cía con ma­ni­fes­tan­tes con­tra­rios a Trump, a quie­nes más tar­de el em­pre­sa­rio de Nue­va York ca­li­fi­ca­ría de ‘ma­to­nes que on­dea­ban la ban­de­ra me­xi­ca­na’.

Las pa­la­bras de Trump no só­lo se su­ma­ron a una lar­ga lis­ta de ofen­sas ha­cia los me­xi­ca­nos, sino que re­cru­de­cie­ron, por sus pro­pios mo­ti­vos, las frac­tu­ras del Par­ti­do Re­pu­bli­cano.

So­bre el desem­pe­ño de la go­ber­na­do­ra, el po­lí­ti­co que sue­le pro­yec­tar­se a gri­tos di­jo: ‘Tie­ne que ha­cer un me­jor tra­ba­jo. ¿De acuer­do? Su go­ber­na­do­ra tie­ne que ha­cer­lo me­jor. No ha he­cho na­da en el car­go. A lo me­jor yo co­rra pa­ra go­ber­na­dor de Nue­vo Mé­xi­co. Y ha­ré an­dar a es­te lu­gar’.

Tras las acu­sa­cio­nes del mi­tin, Mi­ke Lo­ner­gan, se­cre­ta­rio de pren­sa de Nue­vo Mé­xi­co, ex­pu­so: ‘La go­ber­na­do­ra no se­rá in­ti­mi­da­da pa­ra apo­yar a un can­di­da­to has­ta que es­té con­ven­ci­da de que lu­cha­rá por los neo­me­xi­ca­nos. A la go­ber­na­do­ra no le im­por­ta lo que Do­nald Trump di­ga de ella. A ella le im­por­ta qué es lo que él di­ga pa­ra ayu­dar a los nue­vo­me­xi­ca­nos. Ella no es­cu­chó na­da de eso hoy’.

De acuer­do con Lo­ner­gan, los em­ba­tes de Trump no fue­ron so­bre ‘po­lí­ti­cas sino po­lí­ti­cos’. Mar­tí­nez en­ca­be­za la Aso­cia­ción de Go­ber­na­do­res Re­pu­bli­ca­nos (AGR) y re­pre­sen­ta un sec­tor del Par­ti­do que bus­ca­ba de­te­ner la can­di­da­tu­ra de Trump.

La go­ber­na­do­ra de Nue­vo Mé­xi­co su­ce­dió en la si­lla de la AGR a Mitt Rom­ney can­di­da­to re­pu­bli­cano en el 2012 por la Pre­si­den­cia de los Es­ta­dos Uni­dos, de quien se ru­mo­ró se­ría ella su vi­ce­pre­si­den­ta.

Pe­se a per­der con­tra el ac­tual pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma, Rom­ney aún man­tie­ne voz den­tro del Par­ti­do Re­pu­bli­cano y se ha en­fras­ca­do en una lu­cha en con­tra de que Trump pue­da lle­gar a la Ca­sa Blan­ca.

‘Si no­so­tros, los re­pu­bli­ca­nos, ele­gi­mos a Trump co­mo nues­tro no­mi­na­do, las pers­pec­ti­vas de te­ner un fu­tu­ro a sal­vo y prós­pe­ro se­rán dis­mi­nui­das’, di­jo Rom­ney an­te un re­cin­to lleno en la Uni­ver­si­dad de Utah en mar­zo.

‘Do­nald Trump es un far­san­te, un frau­de’, di­jo el ex no­mi­na­do re­pu­bli­cano. ‘Sus pro­me­sas son inú­ti­les, co­mo una ca­rre­ra de la Uni­ver­si­dad Trump’; pos­tu­ra que ha reite­ra­do en nu­me­ro­sas oca­sio­nes des­de en­ton­ces. Por su par­te, Trump ha des­me­re­ci­do que Mar­tí­nez pue­da lle­gar a ocu­par un pues­to co­mo vi­ce­pre­si­den­cia­ble en su ga­bi­ne­te, en alu­sión a lo cer­ca que es­tu­vo de ha­cer­lo en la can­di­da­tu­ra de Rom­ney.

‘De­fi­ni­ti­va­men­te no ha si­do con­tem­pla­da’, ha di­cho Ka­tri­na Pier­son, vo­ce­ra de Trump, ‘de­fi­ni­ti­va­men­te es­tá mi­ran­do en lo in­di­vi­dual, mu­cha gen­te ha si­do re­vi­sa­da. Han si­do in­ves­ti­ga­dos. Él quie­re lo me­jor per­so­na pa­ra el tra­ba­jo. No ele­gir a al­guien só­lo por su ra­za o se­xo’, agre­gó.

la go­bEr­na­do­ra neo­me­xi­quen­se

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.