Co­bran dro­gas le­ga­les más vi­das que las prohi­bi­das

El Diario de El Paso - - Portada - Al­ber­to Pon­ce de León/El Dia­rio de El Paso

En es­ta ciu­dad mue­ren más per­so­nas por dro­gas le­ga­les que por las ilí­ci­tas. De acuer­do con los re­gis­tros de las au­top­sias del Mé­di­co Fo­ren­se del Con­da­do de El Paso, su­man más fa­lle­ci­mien­tos por so­bre­do­sis de opioi­des le­ga­les y eta­nol (be­bi­das al­cohó­li­cas) que por me­tan­fe­ta­mi­nas y co­caí­na.

Los fa­lle­ci­dos son des­de me­no­res y adul­tos jó­ve­nes has­ta de la ter­ce­ra edad.

Has­ta ma­yo de es­te año 32 per­so­nas ha­bían muer­to por so­bre­do­sis de opioi­des, don­de se in­clu­yen los fár­ma­cos con­tro­la­dos y la he­roí­na. Los fa­lle­ci­dos fue­ron per­so­nas con eda­des de 22 a 81 años, se­gún los re­por­tes.

Por so­bre­do­sis de eta­nol han muer­to cua­tro per­so­nas en el 2016 de en­tre 40 y 67 años de edad.

En el mis­mo lap­so, una per­so­na de 52 años mu­rió por ex­ce­so de me­tan­fe­ta­mi­nas, dos por an­fe­ta­mi­nas –de 25 y 43 años de edad–, mien­tras que seis, de en­tre 24 y 65 años, fa­lle­cie­ron por so­bre­do­sis de co­caí­na.

Du­ran­te el 2015, se re­gis­tra­ron tres muer­tes por so­bre­do­sis de me­tan­fe­ta­mi­nas –las eda­des de es­tas per­so­nas os­ci­la­ban en­tre 49 y 55 años–, así co­mo 22 por co­caí­na, en es­tos ca­sos las eda­des iban de los 26 a los 59 años, se­gún los in­for­mes de las au­top­sias.

En el mis­mo pe­río­do fue­ron 55 los fa­lle­ci­mien­tos por ex­ce­so de opiá­ceos, en­tre ellos me­di­ca­men­tos con­tro­la­dos que con­tie­nen me­ta­do­na o hi­dro­co­na, así co­mo he­roí­na ile­gal. Las per­so­nas te­nían en­tre 22 y 74 años de edad.

Al­cohol y opioi­des re­ce­ta­dos son más le­ta­les que co­caí­na y me­tan­fe­ta­mi­nas: fo­ren­se

En su cor­ta his­to­ria, la me­ta­do­na ha tran­si­ta­do de fár­ma­co in­de­sea­ble a fár­ma­co pro­vi­den­cial gra­cias a las po­lí­ti­cas gu­ber­na­men­ta­les y el apo­yo de los te­ra­peu­tas y com­pa­ñías far­ma­céu­ti­cas que la pro­du­cen, se­gún los in­for­mes del me­di­ca­men­to. La hi­dro­co­na es un de­ri­va­do de la co­deí­na.

De acuer­do con los Cen­tros pa­ra el Con­trol y Pre­ven­ción de En­fer­me­da­des (CDC), en Es­ta­dos Uni­dos mue­ren más per­so­nas a cau­sa de las dro­gas pres­cri­tas por la ley que de he­roí­na y co­caí­na jun­tas.

Un es­tu­dio rea­li­za­do por la re­vis­ta Jour­nal of Pu­blic Po­licy re­ve­ló que los ado­les­cen­tes si­guen sien­do par­ti­cu­lar­men­te vul­ne­ra­bles a la se­duc­ción de los me­di­ca­men­tos de ven­ta con re­ce­ta por­que per­ci­ben los far­ma­céu­ti­cos co­mo “ben­de­ci­dos por una en­ti­dad de con­fian­za”: la Ad­mi­nis­tra­ción de Dro­gas y Ali­men­tos (FDA).

Las be­bi­das em­bria­gan­tes, ta­les co­mo el whisky, vod­ka, te­qui­la, cer­ve­za o brandy, con­tie­nen el ele­men­to tó­xi­co eta­nol. Pe­se a que el tó­xi­co es le­gal en el mer­ca­do, un con­su­mo des­me­di­do pue­de oca­sio­nar la muer­te.

En el Con­da­do de El Paso, 39 per­so­nas, uno de 15 años de edad, mu­rie­ron por so­bre­do­sis de eta­nol en­tre 2014 y lo que va del año en cur­so, se­gún los re­gis­tros ofi­cia­les.

Du­ran­te el 2014, fa­lle­cie­ron 22 per­so­nas por eta­nol, con eda­des de en­tre 22 y 62 años; en el 2015 mu­rie­ron 13, de 15 a 70 años.

Por so­bre­do­sis de me­tan­fe­ta­mi­nas, fa­lle­cie­ron cua­tro con­su­mi­do­res de 33 a 44 años de edad; por co­caí­na mu­rie­ron 20, de en­tre 24 y 68 años, mien­tras que por opioi­des fue­ron 43 los de­ce­sos, con eda­des de los 18 a los 83 años.

Gui­ller­mo Va­len­zue­la, por­ta­voz del Cen­tro de Tra­ta­mien­to a las Adic­cio­nes de Dro­gas Ali­via­ne, di­jo que du­ran­te los años re­cien­tes, los pa­cien­tes que tra­tan en El Paso por abu­sos de he­roí­na con­su­mían anal­gé­si­cos pa­ra el do­lor.

“La de­pen­den­cia vie­ne cuan­do ya no lo ne­ce­si­tas por el do­lor y en­ton­ces em­pie­zas a abu­sar del me­di­ca­men­to. En­ton­ces se con­vier­te en una adic­ción”, afir­mó.

Una gran can­ti­dad de usua­rios de anal­gé­si­cos, cuan­do ter­mi­nan su tra­ta­mien­to mé­di­co, bus­can evi­tar el sín­dro­me de abs­ti­nen­cia con el con­su­mo de he­roí­na.

“No tar­dan mu­chos días en bus­car la he­roí­na”, di­jo. “Los anal­gé­si­cos son los que pre­sen­tan el ma­yor pro­ble­ma en nues­tra co­mu­ni­dad. A ni­vel na­cio­nal es lo que es­tá cau­san­do la so­bre­do­sis con la he­roí­na. Re­cien­te­men­te vie­ron el ca­so de Prin­ce”.

La so­bre­do­sis de he­roí­na se pre­sen­ta cuan­do el opioi­de in­te­rrum­pe el rit­mo car­dia­co del con­su­mi­dor, ex­pli­có el es­pe­cia­lis­ta.

Dro­gas le­ga­les: eta­nol

El con­su­mo ex­ce­si­vo de sus­tan­cias tó­xi­cas es ajeno a la le­gis­la­ción es­ta­dou­ni­den­se. El eta­nol, co­no­ci­do co­mo al­cohol etí­li­co, es ad­qui­ri­do de ma­ne­ra le­gal en cual­quier al­ma­cén que lo ofer­te.

Va­len­zue­la ase­gu­ró que hay ma­yor ries­go de mo­rir por una con­ges­tión al­cohó­li­ca que por una so­bre­do­sis de co­caí­na.

“El 52 por cien­to de nues­tros pa­cien­tes en el cen­tro es­tán por el abu­so del al­cohol”, afir­mó. “El al­cohol es de las que más es­tra­gos cau­sa en la co­mu­ni­dad, por­que es muy adic­ti­va y es le­gal”.

En años an­te­rio­res, los pa­cien­tes que bus­ca­ban aten­ción en el cen­tro Ali­via­ne eran ma­yo­res a los 30 años de edad, pe­ro en años re­cien­tes, la po­bla­ción es más jo­ven y ha tran­si­ta­do de los fár­ma­cos con­tro­la­dos a la he­roí­na.

“Des­pués del al­cohol, las mu­je­res re­por­tan que su segunda dro­ga es la co­caí­na. Los hom­bres di­cen que la ma­ri­gua­na”, men­cio­nó.

Ali­via­ne atien­de a los adic­tos a la he­roí­na con me­ta­do­na con­tro­la­da, di­jo.

El con­su­mo ex­ce­si­vo de ma­ri­gua­na no lle­va a la muer­te por so­bre­do­sis, aña­dió.

“Gonzalo”, coor­di­na­dor y miem­bro del Gru­po Ami­go de Al­cohó­li­cos Anó­ni­mos de El Paso y quien lle­va más de 30 años sin con­su­mir eta­nol, ase­gu­ró que el al­coho­lis­mo es una en­fer­me­dad que pue­de cau­sar la muer­te en so­bre­do­sis.

“Es una en­fer­me­dad que de acuer­do a nues­tros li­bros es tri­fá­si­ca: fí­si­ca, men­tal y es­pi­ri­tual”, di­jo.

En es­ta co­mu­ni­dad se han pre­sen­ta­do mu­chos fa­lle­ci­mien­tos re­la­cio­na­dos al con­su­mo ex­ce­si­vo de be­bi­das al­cohó­li­cas.

“Hay ca­sos de sui­ci­dios du­ran­te las de­pre­sio­nes. Es­tan­do ba­jo es­ta­do etí­li­co, el in­di­vi­duo no es cons­cien­te de sus ac­cio­nes”, ex­pli­có. “Co­mo el al­cohol en­tra al torrente san­guí­neo, no lle­ga el oxí­geno al ló­bu­lo fron­tal y la per­so­na ac­túa por iner­cia”.

Di­jo que el al­coho­lis­mo es una en­fer­me­dad de ti­po men­tal y que los afec­ta­dos des­co­no­cen los mo­ti­vos por los cua­les be­ben en ex­ce­so.

Mu­chos en­fer­mos men­ta­les se en­cuen­tran en la fa­se de ne­ga­ción por­que se man­tie­nen pro­duc­ti­vos en el mer­ca­do la­bo­ral y en oca­sio­nes son re­co­no­ci­dos por su es­ta­tus so­cial, afir­mó “Gonzalo”.

Ca­da año es más re­cu­rren­te que las per­so­nas que se acer­can al gru­po Do­ble A no só­lo be­ban de ma­ne­ra des­me­di­da sino que tam­bién usen dro­gas ile­ga­les, ta­les co­mo la co­caí­na, di­jo.

“En los úl­ti­mos años se ha in­cre­men­ta­do mu­cho. Aho­ra es más co­mún que ten­gan una do­ble adic­ción, co­mo co­caí­na, he­roí­na, pie­dra”, men­cio­nó. “Mu­chos em­pe­za­ron to­man­do al­cohol, una co­sa los lle­vó a otra”.

Pat­ti Fer­nán­dez, di­rec­to­ra de pro­gra­mas lo­ca­les de NAMI (Alian­za Na­cio­nal de En­fer­me­da­des Men­ta­les), ha di­cho que una gran can­ti­dad de en­fer­mos men­ta­les en El Paso tie­ne una po­bre ca­li­dad de vi­da, abru­ma­da por la de­s­es­pe­ran­za.

En mu­chos ca­sos, ex­pli­có, los afec­ta­dos con­su­men al­gún ti­po de sus­tan­cia tó­xi­ca, le­gal o ile­gal.

“Si no sa­bes qué es lo que es­tá pa­san­do pues a lo me­jor em­pie­zas a to­mar, a usar al­gún ti­po de dro­ga le­gal o ile­gal pa­ra tra­tar de sentirte me­jor, sin sa­ber que eso trae se­cue­las mu­cho más se­ve­ras”, di­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.