SOSTIENE TRI­BU­NAL

ad­mi­sión prio­ri­ta­ria de mi­no­rías a uni­ver­si­da­des pú­bli­cas

El Diario de El Paso - - Portada - Ju­lia­na He­nao/El Dia­rio de El Pa­so

La Cor­te Su­pre­ma fa­lló ayer a fa­vor de un pro­gra­ma que ayu­da a las mi­no­rías a in­gre­sar a la Uni­ver­si­dad de Te­xas, una de­ci­sión que se­gún edu­ca­do­res lo­ca­les im­pac­ta los pro­gra­mas de ad­mi­sión ba­sa­dos en la ac­ción afir­ma­ti­va en las en­ti­da­des de edu­ca­ción su­pe­rior de El Pa­so.

Los ex­per­tos ase­gu­ran que di­cha de­ci­sión le cam­bia la vi­da en El Pa­so a cien­tos de jó­ve­nes his­pa­nos y afro­ame­ri­ca­nos de ba­jos re­cur­sos que as­pi­ran in­gre­sar a la uni­ver­si­dad.

En un fa­llo de 4 a 3 el jue­ves, el Tri­bu­nal Su­pre­mo del país de­ci­dió que el pro­gra­ma de Te­xas que ad­mi­te al­gu­nos es­tu­dian­tes ba­sa­dos en una con­si­de­ra­ción de ra­za es cons­ti­tu­cio­nal.

El juez Ant­hony M. Ken­nedy es­cri­bió la opi­nión de la ma­yo­ría, a la que se unie­ron los jue­ces Ruth Ba­der Gins­burg, Step­hen G. Bre­yer y So­nia So­to­ma­yor. El pre­si­den­te de la cor­te, John Ro­berts y los jue­ces Cla­ren­ce Tho­mas y Sa­muel Ali­to di­sien­tie­ron.

Una vic­to­ria pa­ra los de­fen­so­res de la in­clu­sión so­cial

De acuer­do con Ce­sar Ros­sat­to, ca­te­drá­ti­co en edu­ca­ción de la Uni­ver­si­dad de Te­xas en El Pa­so (UTEP), la de­ci­sión fue una vic­to­ria pa­ra los de­fen­so­res de la ac­ción afir­ma­ti­va, quie­nes ase­gu­ran que son in­nu­me­ra­bles los be­ne­fi­cios de la di­ver­si­dad es­tu­dian­til en en­ti­da­des de edu­ca­ción su­pe­rior.

“Es im­por­tan­te es­tu­diar el en­torno de los es­tu­dian­tes que per­te­ne­cen a gru­pos mar­gi­na­dos, quie­nes su­fren des­ven­ta­jas de­bi­do al sis­te­ma so­cial ac­tual que sue­le ofre­cer un en­torno com­pli­ca­do”, di­jo Ro­sat­to.

Es­tá com­pro­ba­do que una so­cie­dad de­sigual trae mu­chos pro­ble­mas so­cia­les, los jó­ve­nes sin im­por­tar su ori­gen o ni­vel so­cio­eco­nó­mi­co de­ben go­zar de ac­ce­so, em­po­de­ra­mien­to e igual­dad en la edu­ca­ción ase­gu­ró el ca­te­drá­ti­co.

En su ma­yo­ría pro­ve­nien­tes de ho­ga­res des­fa­vo­re­ci­dos, los afro­ame­ri­ca­nos y la­ti­nos, en­tre otras mi­no­rías, es­tán con fre­cuen­cia li­mi­ta­dos a la edu­ca­ción su­pe­rior, don­de las ma­trí­cu­las son al­tas, di­jo Ros­sat­to.

Fis­her vs la Uni­ver­si­dad de Te­xas

La Cor­te Su­pre­ma eva­luó el jue­ves el ca­so ‘Fis­her ver­sus Uni­ver­si­dad de Te­xas’, don­de los ma­gis­tra­dos de­ba­tie­ron la vi­gen­cia y la ne­ce­si­dad de la ac­ción afir­ma­ti­va en la edu­ca­ción uni­ver­si­ta­ria.

Es­te pro­ce­so se de­fi­ne co­mo una po­lí­ti­ca que da un tra­to pre­fe­ren­cial a un gru­po que his­tó­ri­ca­men­te ha­ya su­fri­do dis­cri­mi­na­ción, en ge­ne­ral en es­te ca­te­go­ría se in­clu­yen di­ver­sos ti­pos de mi­no­rías ra­cia­les.

El ca­so cues­tio­na­ba la va­li­dez del pro­gra­ma de ac­ción afir­ma­ti­va en las ad­mi­sio­nes de to­dos los es­tu­dian­tes.

La de­man­da con­tra la Uni­ver­si­dad de Te­xas fue pre­sen­ta­da por Abi­gail Fis­her, quien ale­gó que el cen­tro de es­tu­dios le ne­gó la ad­mi­sión por ser blan­ca. La jo­ven en­fa­ti­zó que se vio­la­ron sus de­re­chos cons­ti­tu­cio­na­les, ya que se con­si­de­ra­ron a otros es­tu­dian­tes me­nos ca­pa­ci­ta­dos, pe­ro de gru­pos mi­no­ri­ta­rios.

La ac­ción afir­ma­ti­va pue­de ayu­dar

De acuer­do a Cris­ti­na Qui­ro­ga, edu­ca­do­ra re­ti­ra­da del Dis­tri­to Es­co­lar In­de­pen­dien­te de El Pa­so (EPISD), los ex­per­tos y maes­tros de­ben se­guir bus­can­do for­mas de cons­truir en­tor­nos in­clu­si­vos en el mun­do edu­ca­ti­vo. De es­ta ma­ne­ra, to­dos los es­tu­dian­tes se­rán los me­jo­res que pue­dan ser.

“Los es­tu­dios di­cen que las ca­li­fi­ca­cio­nes no mues­tran la ca­pa­ci­dad de los es­tu­dian­tes de mi­no­rías. Te­ner ca­li­fi­ca­cio­nes más ba­jas no sig­ni­fi­ca que no sean bue­nos es­tu­dian­tes. Con fre­cuen­cia, las ca­li­fi­ca­cio­nes ba­jas ha­blan de las pre­sio­nes en el en­torno de los es­tu­dian­tes. Es­tas pre­sio­nes se pue­den dar tan­to an­tes co­mo du­ran­te la uni­ver­si­dad”, di­jo Qui­ro­ga.

La ac­ción afir­ma­ti­va su­po­ne un pa­so muy im­por­tan­te pues­to que no tie­ne tan en cuen­ta las ca­li­fi­ca­cio­nes de los es­tu­dian­tes. Se en­fo­ca más en que se acep­te a los es­tu­dian­tes de mi­no­rías en las es­cue­las ase­gu­ró la ex­per­ta.

La Ac­ción Afir­ma­ti­va en nú­me­ros en el Sis­te­ma de la Uni­ver­si­dad de Te­xas:

De acuer­do a la ta­sa de ma­tri­cu­las uni­ver­si­ta­rias del oto­ño del 2015, en Te­xas 51 mil jó­ve­nes se en­con­tra­ban es­tu­dian­do, de ellos 19 por cien­to eran his­pa­nos, 17 por cien­to asiá­ti­cos y cua­tro por cien­to afro­ame­ri­ca­nos.

En el 2002 los his­pa­nos con­for­ma­ban el 12 por cien­to de la po­bla­ción es­tu­dian­til del Sis­te­ma de la Uni­ver­si­dad de Te­xas, mien­tras que los afro­ame­ri­ca­nos in­te­gra­ban el 3 por cien­to.

la de­ci­sión po­dría cam­biar­le la vi­da a cien­tos de his­pa­nos y afro­ame­ri­ca­nos de ba­jos re­cur­sos

abi­gail fis­her

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.