Dis­mi­nu­yen abor­tos en pri­mer año en vi­gor de res­tric­ti­va ley te­xa­na

El Diario de El Paso - - Texas - Agencias (Con in­for­ma­ción de AP y Aus­tin Ame­ri­can-Sta­tes­man)

Aus­tin– La ci­fra de abor­tos efec­tua­dos en Te­xas des­cen­dió 14 por cien­to en el 2014, el pri­mer año com­ple­to en el cual se apli­có la HB2, ley es­ta­tal que im­pu­so re­gu­la­cio­nes más es­tric­tas obli­gan­do a clí­ni­cas abor­ti­vas de to­do el estado a ce­rrar sus puer­tas.

La ba­ja, la cual re­pre­sen­ta ca­si nue­ve mil abor­tos me­nos, fue ma­yor que el des­cen­so del 6.5 por cien­to en los abor­tos re­gis­tra­dos en el 2013 y la dis­mi­nu­ción del 5.8 por cien­to que hu­bo en el 2012.

Es­te jue­ves el De­par­ta­men­to de Ser­vi­cios Es­ta­ta­les de Sa­lud dio a co­no­cer los da­tos del 2014, tres días des­pués de que la Su­pre­ma Cor­te de Es­ta­dos Uni­dos in­va­li­da­ra dos cru­cia­les es­ti­pu­la­cio­nes de la HB2 te­xa­na, in­clu­yen­do el re­qui­si­to de que los doc­to­res que rea­li­zan abor­tos ob­ten­gan pri­vi­le­gios de ad­mi­sión en al­gún hos­pi­tal si­tua­do a 30 mi­llas o me­nos de su clí­ni­ca.

Los pres­ta­do­res de ser­vi­cios abor­ti­vos cul­pa­ron a la re­gla por el cie­rre de la ma­yo­ría de las 19 clí­ni­cas que sus­pen­die­ron sus ope­ra­cio­nes du­ran­te los me­ses pos­te­rio­res a la pro­mul­ga­ción de la HB2 te­xa­na, en ju­lio del 2013, di­cien­do que mu­chos mé­di­cos no po­dían con­se­guir el in­gre­so de sus pa­cien­tes de­bi­do a que los ad­mi­nis­tra­do­res hos­pi­ta­la­rios se opo­nían al abor­to, te­mían in­vo­lu­crar­se en una prác­ti­ca po­lé­mi­ca y/o exi­gían más ad­mi­sio­nes anua­les de pa­cien­tes de lo que ellos po­dían ofre­cer.

“Es­to sim­ple­men­te au­men­ta la evi­den­cia de que el ver­da­de­ro pro­pó­si­to de la Pro­pues­ta 2, y su efec­to, era diez­mar el ac­ce­so a los abor­tos le­ga­les, con­fir­man­do aun más que la Su­pre­ma Cor­te emi­tió el fa­llo co­rrec­to”, di­jo Heat­her Busby, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va en Te­xas de La Li­ga Na­cio­nal de Ac­ción a Fa­vor de los De­re­chos Re­pro­duc­ti­vos y al Abor­to (NARAL).

“Yo no me sor­pren­dí”, di­jo Busby. “En los tres úl­ti­mos años he estado oyen­do de pri­me­ra mano las di­fi­cul­ta­des que la gen­te ha te­ni­do pa­ra te­ner ac­ce­so a aten­ción abor­ti­va”.

Emily Hor­ne, ca­bil­dea­do­ra de De­re­cho a la Vi­da Te­xas, con­si­de­ró que el des­cen­so re­sul­ta­ba alen­ta­dor. “En ge­ne­ral los abor­tos ba­ja­ron, lo cual siem­pre nos emo­cio­na”, di­jo.

Hor­ne se­ña­ló que la drás­ti­ca dis­mi­nu­ción en la ci­fra de abor­tos rea­li­za­dos tras las 20 semanas de em­ba­ra­zo, 20 con­tra 280 en el 2013, era una no­ti­cia re­ci­bi­da con es­pe­cial be­ne­plá­ci­to. La prohi­bi­ción de la HB2 a los abor­tos pos­te­rio­res a la se­ma­na 20, ex­cep­to en ca­sos de anor­ma­li­dad fe­tal se­ve­ra o si se en­cuen­tra en pe­li­gro la vi­da de la mu­jer, fue el úni­co seg­men­to de la ley que los pro­vee­do­res de ser­vi­cios abor­ti­vos no im­pug­na­ron en los tri­bu­na­les.

A me­dia­dos de ju­nio la Unión Es­ta­dou­ni­den­se por las Li­ber­ta­des Ci­vi­les de Te­xas exi­gió la di­vul­ga­ción de los nú­me­ros del 2014, acu­san­do a los fun­cio­na­rios es­ta­ta­les de ocul­tar por va­rios me­ses los ha­llaz­gos —y el im­pac­to de la Pro­pues­ta 2 en el ac­ce­so al abor­to— mien­tras es­pe­ra­ban el fa­llo de la Su­pre­ma Cor­te. Los fun­cio­na­rios es­ta­ta­les di­je­ron que el re­por­te aún no se ha­bía con­clui­do.

La Su­pre­ma Cor­te abro­gó asi­mis­mo una re­gla de la HB2, se­gún la cual se es­ta­ble­cía que los abor­tos se lle­va­ran a ca­bo en cen­tros qui­rúr­gi­cos pa­ra pa­cien­tes ex­ter­nas, de­ter­mi­nan­do cin­co vo­tos con­tra tres que di­cha re­gu­la­ción, jun­to con el in­ci­so acer­ca de los pri­vi­le­gios de ad­mi­sión, li­mi­ta­ba en for­ma in­de­bi­da el ac­ce­so al abor­to al tiem­po que só­lo ofre­cía be­ne­fi­cios mé­di­cos li­mi­ta­dos.

la ba­ja fue de 14 por cien­to en 2014

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.