Fran­co­ti­ra­dor era ve­te­rano que ‘que­ría ma­tar blan­cos’

El Diario de El Paso - - Portada - Vie­ne de la Por­ta­da

Nue­va York— El fuer­te­men­te ar­ma­do fran­co­ti­ra­dor que acri­bi­lló a ofi­cia­les de la Po­li­cía en el Cen­tro de Da­llas, de­jan­do a cin­co de ellos muer­tos, es­pe­cí­fi­ca­men­te te­nía la in­ten­ción de ma­tar a cuan­tos ofi­cia­les an­glo­sa­jo­nes pu­die­ra, se­gún in­for­ma­ron las au­to­ri­da­des el vier­nes. Era un ve­te­rano del Ejér­ci­to que ha­bía he­cho su ser­vi­cio en Af­ga­nis­tán, y te­nía un ar­se­nal en su ca­sa que in­cluía ma­te­rial pa­ra ha­cer bom­bas.

El ga­ti­lle­ro con­vir­tió una de­mos­tra­ción y mar­cha pa­cí­fi­ca, en con­tra de los ti­ro­teos fa­ta­les de la Po­li­cía ocu­rri­dos es­ta se­ma­na en Min­ne­so­ta y Loui­sia­na, en los que mu­rie­ron hom­bres afro­ame­ri­ca­nos, en una es­ce­na de caos y de­rra­ma­mien­to de san­gre di­ri­gi­da a los ele­men­tos po­li­cia­cos.

El ti­ro­teo fue un ac­to vio­len­to en re­pre­sa­lia, uno que la gen­te ha­bía es­ta­do te­mien­do que su­ce­die­ra tras dos años de pro­tes­tas y ma­ni­fes­ta­cio­nes por to­do el país en con­tra de las muer­tes per­pe­tra­das por la Po­li­cía, pro­vo­can­do que se sus­ci­ta­ra otro nue­vo di­le­ma en los de­ba­tes en torno a la ra­za y la jus­ti­cia pe­nal, los cua­les ya han di­vi­di­do pro­fun­da­men­te a la na­ción.

Las de­mos­tra­cio­nes con­ti­nua­ron el vier­nes en ciu­da­des de to­do el país, con una de las más gran­des te­nien­do lu­gar en las ca­lles de Atlan­ta, don­de mi­les de per­so­nas se ma­ni­fes­ta­ron en con­tra del abu­so de la Po­li­cía, de­te­nien­do por com­ple­to el trán­si­to vehi­cu­lar.

Jeh John­son, se­cre­ta­rio de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal, di­jo en Nue­va York que apa­ren­te­men­te se tra­ta­ba de un so­lo fran­co­ti­ra­dor, aun­que hu­bo una gran can­ti­dad de dis­pa­ros y tan­tas víc­ti­mas que los ofi­cia­les al prin­ci­pio es­pe­cu­la­ban so­bre la po­si­bi­li­dad de que fue­ran va­rios.

Los ofi­cia­les di­je­ron que no en­con­tra­ron evi­den­cia de que el ata­can­te, Mi­cah John­son, de 25 años, tu­vie­ra víncu­los di­rec­tos con nin­gu­na de las pro­tes­tas o gru­po po­lí­ti­co, ya fue­ra pa­cí­fi­co o vio­len­to, pe­ro su pá­gi­na de Fa­ce­boock mos­tra­ba que apo­ya­ba al Nue­vo Par­ti­do de las Pan­te­ras Ne­gras, un gru­po que abo­ga a fa­vor de la vio­len­cia en con­tra de an­glo­sa­jo­nes, y ju­díos en par­ti­cu­lar.

• La Po­li­cía uti­li­zó ro­bot pa­ra eli­mi­nar al agre­sor • Mu­rie­ron cin­co agen­tes y sie­te más es­tán he­ri­dos; hay tres de­te­ni­dos

Al rea­li­zar un ca­teo de la vi­vien­da del ase­sino el vier­nes, “los de­tec­ti­ves en­con­tra­ron ma­te­rial pa­ra ha­cer bom­bas, cha­le­cos an­ti­ba­las, ri­fles, ba­las, y un dia­rio per­so­nal de tác­ti­cas de com­ba­te”. Se­gún in­for­mó el De­par­ta­men­to de la Po­li­cía de Da­llas en un co­mu­ni­ca­do.

Otras tres per­so­nas fue­ron arres­ta­das en co­ne­xión con el ti­ro­teo, pe­ro la Po­li­cía no re­ve­ló sus nom­bres ni di­jo por qué ha­bían si­do de­te­ni­das.

Adi­cio­nal­men­te a los cin­co ofi­cia­les que re­sul­ta­ron muer­tos, sie­te ofi­cia­les y dos ci­vi­les re­sul­ta­ron he­ri­dos. El De­par­ta­men­to de la Po­li­cía di­jo que 12 ofi­cia­les ha­bían res­pon­di­do a los dis­pa­ros du­ran­te una se­rie de ba­ta­llas a ti­ros que se ex­ten­die­ron por va­rias cua­dras.

Lue­go que el ti­ro­teo ba­ja­ra de in­ten­si­dad, John­son, quien por­ta­ba un ri­fle de asal­to y una pis­to­la, se en­fras­có en un atrin­che­ra­mien­to con la Po­li­cía que du­ró ho­ras en un edi­fi­cio de es­ta­cio­na­mien­tos, ase­ve­ran­do —apa­ren­te­men­te de ma­ne­ra fal­sa— que te­nía ex­plo­si­vos en el área, y ame­na­zan­do que ma­ta­ría a más ofi­cia­les. Al fi­nal, la Po­li­cía lo ma­tó el vier­nes por la ma­ña­na con un ex­plo­si­vo di­ri­gi­do por un ro­bot a con­trol re­mo­to, se­gún di­jo el je­fe de la Po­li­cía de Da­llas, Da­vid O. Brown.

Du­ran­te el atrin­che­ra­mien­to, John­son, quien era afro­ame­ri­cano, di­jo a los ne­go­cia­do­res de la Po­li­cía que “es­ta­ba mo­les­to por el mo­vi­mien­to Black Li­ves Mat­ter”, di­jo Brown. “Él di­jo que es­ta­ba mo­les­to por los re­cien­tes ti­ro­teos. El sos­pe­cho­so di­jo que es­ta­ba mo­les­to con las per­so­nas an­glo­sa­jo­nas. Es­ti­pu­ló que que­ría ma­tar a per­so­nas an­glo­sa­jo­nas, es­pe­cial­men­te a ofi­cia­les an­glo­sa­jo­nes”.

Brown se ne­gó a des­es­ti­mar la po­si­bi­li­dad de que hu­bie­ra más per­so­nas in­vo­lu­cra­das, di­cien­do que “No es­ta­mos sa­tis­fe­chos con la idea de que ha­ya­mos ago­ta­do to­das las lí­neas de in­ves­ti­ga­ción”.

John­son, quien vi­vía en el área de Da­llas, sir­vió co­mo ca­bo en la re­ser­va del Ejér­ci­to de mar­zo del 2009 a abril del 2005, de acuer­do con ar­chi­vos da­dos a co­no­cer por el Pen­tá­gono. Es­ta­ba en­lis­ta­do co­mo es­pe­cia­lis­ta en car­pin­te­ría y mam­pos­te­ría, y sir­vió en Af­ga­nis­tán de no­viem­bre del 2013 a ju­lio del 2014.

La se­cuen­cia de even­tos de es­ta se­ma­na pro­vo­có enojo y de­ses­pe­ra­ción, y se lan­za­ron crí­ti­cas tan­to a la Po­li­cía co­mo a los crí­ti­cos pa­cí­fi­cos de la mis­ma, quie­nes han te­ni­do que im­pug­nar las ase­ve­ra­cio­nes que se­gún in­di­can que la in­dig­na­ción por los ti­ro­teos per­pe­tra­dos por la Po­li­cía fo­men­ta la vio­len­cia y po­ne las vi­das de los mis­mos ofi­cia­les en pe­li­gro.

“To­do lo que sé es que es­to de­be pa­rar, es­ta di­vi­sión en­tre nues­tra Po­li­cía y nues­tros ciu­da­da­nos”, di­jo Brown.

Ho­ras des­pués el Pre­si­den­te Oba­ma, reac­cio­nan­do a las gra­ba­cio­nes en vi­deo de los ti­ro­teos en Ba­ton Rou­ge y Fal­con Height, Min­ne­so­ta, ha­bló ex­pre­san­do su an­gus­tia so­bre el dis­cre­pan­te tra­ta­mien­to que el sis­te­ma de jus­ti­cia pe­nal le da a las dis­tin­tas ra­zas, se sin­tió obli­ga­do a vol­ver a ha­blar, es­ta vez so­bre las per­so­nas que ata­ca­ron a los ofi­cia­les.

Sin du­da al­gu­na, apren­de­re­mos más so­bre sus tor­ci­das mo­ti­va­cio­nes, pe­ro sea­mos cla­ros: No hay po­si­bles jus­ti­fi­ca­cio­nes a es­tos ata­ques ni a cual­quier ti­po de vio­len­cia di­ri­gi­da a la Po­li­cía”, se­gún di­jo el vier­nes por la ma­ña­na en War­saw, don­de ha­bía asis­ti­do a una reunión de la cum­bre de la OTAN, tras ha­blar por te­lé­fono con el al­cal­de Mi­ke Raw­lings de Da­llas.

La Ca­sa Blan­ca di­jo que Oba­ma via­ja­rá a Da­llas a prin­ci­pios de la se­ma­na en­tran­te, aten­dien­do a la in­vi­ta­ción que le hi­zo el al­cal­de de la ciu­dad. Pos­te­rior­men­te el Pre­si­den­te di­ri­gi­rá una dis­cu­sión en­tre la Po­li­cía y los lí­de­res co­mu­ni­ta­rios pa­ra ayu­dar a en­con­trar so­lu­cio­nes a las dis­pa­ri­da­des ra­cia­les y me­jo­res ma­ne­ra de apo­yar a la Po­li­cía, se­gún in­for­ma­ron sus au­xi­lia­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.