Un po­li­cía de ori­gen me­xi­cano, en­tre las víc­ti­mas

El Diario de El Paso - - Portada -

Da­llas– Pa­trick Za­ma­rri­pa, de 32 años y pa­dre de dos hi­jos, fue uno de los po­li­cías de Da­llas que per­die­ron la vi­da.

Za­ma­rri­pa era de ori­gen me­xi­cano. Sin em­bar­go, en más de 200 tweets y a tra­vés de sus per­fi­les de re­des so­cia­les men­cio­nó en for­ma mí­ni­ma sus orí­ge­nes (in­mi­gran­te, de ter­ce­ra o cuar­ta ge­ne­ra­ción): “Fe­liz cum­plea­ños al me­jor país en to­do el pla­ne­ta Tie­rra. ¡Mi ama­da Amé­ri­ca!”, de­cla­ró es­te 4 de Ju­lio.

En ar­chi­vos mi­li­ta­res se in­di­ca que era un ex­com­ba­tien­te de la Ma­ri­na de Es­ta­dos Uni­dos que ha­bía es­ta­do des­ta­ca­men­ta­do en Bah­rain du­ran­te la Gue­rra de Irak.

Su pa­pá con­tó que es­ta­ba vien­do te­le­vi­sión es­te jue­ves cuan­do su­po que una per­so­na abrió fue­go en el cen­tro de la ciu­dad, don­de de­ce­nas pro­tes­ta­ban por la muer­te de los afro­ame­ri­ca­nos Phi­lan­do Cas­ti­le, en Min­ne­so­ta, y Al­ton Ster­ling, en Loui­sia­na, a ma­nos de la Po­li­cía. Le es­cri­bió a su hi­jo pre­gun­tan­do si se en­con­tra­ba bien. “Sí pa­pá, te lla­mo más tar­de”, res­pon­dió el agen­te.

Pe­ro la si­guien­te lla­ma­da pro­vino del hos­pi­tal don­de­fa­lle­cióZa­ma­rri­pa,quien­se­des­cri­bía­co­mo un “adic­to a la adre­na­li­na de es­te tra­ba­jo”.

Su her­mano com­par­tió en Twit­ter una fo­to­gra­fía con la le­yen­da: “Te quie­ro her­mano. No po­dría sen­tir­me más or­gu­llo­so. Nos vol­ve­re­mos a ver. #Ore­mo­sPo­rDa­llas”.

VíaFa­ce­book,el­pa­dre­dePa­trick,Ric­kZa­ma­rri­pa, di­jo que su hi­jo ha­bía si­do tras­la­da­do al hos­pi­tal Par­kland y so­li­ci­tó orar por él.

Brent Thom­pson, agen­te del Trán­si­to Rá­pi­do de la Re­gión de Da­llas, muer­to du­ran­te los dis­tur­bios re­gis­tra­dos en Da­llas, fue el pri­mer po­li­cía que per­dió la vi­da en el cum­pli­mien­to de su de­ber en di­cha de­pen­den­cia.

‘Brent era un gran ofi­cial’, di­jo Ja­mes Spi­ller, je­fe po­li­cia­co en la ins­tan­cia co­no­ci­da co­mo DART. “Era un so­bre­sa­lien­te pa­tru­lle­ro y po­li­cía de trans­por­te. Le te­ne­mos el ma­yor de los res­pe­tos”.

Thom­pson, de 43 años, que te­nía ca­si sie­te años de an­ti­güe­dad en el cuer­po de trán­si­to, se ha­bía ca­sa­do en el trans­cur­so de las úl­ti­mas dos se­ma­nas. Su es­po­sa tam­bién es agen­te de trán­si­to.

“Es­ta­ba muy con­ten­to por su re­cien­te ma­tri­mo­nio”, di­jo Spi­ller.

De acuer­do con el per­fil de Thom­pson en Li­ke­dIn, se sen­tía “mo­ti­va­do por ‘el am­bien­te de equi­po”. “Dis­fru­to tra­ba­jar en la­bo­res que re­pre­sen­ten un re­to y re­sol­vien­do pro­ble­mas con mis com­pa­ñe­ros. Cons­tan­te­men­te es­toy bus­can­do nue­vas ma­ne­ras de pres­tar ser­vi­cio al de­par­ta­men­to, lo cual ayu­da a que mi tra­ba­jo no se vuel­va se­den­ta­rio ni abu­rri­do”, di­jo el agen­te en su re­su­men en Lin­ke­dIn.

Thom­pson fue ofi­cial de en­la­ce po­li­cia­co in­ter­na­cio­nal en Dy­nCorp du­ran­te ca­si cin­co años, a par­tir del 2004, se in­di­ca en su per­fil.

“Mi úl­ti­mo pues­to co­mo ofi­cial de en­la­ce fue co­mo je­fe de ope­ra­cio­nes en el sur ira­quí. Es­ta­ba a car­go de las ope­ra­cio­nes co­ti­dia­nas que rea­li­za­ban nues­tros po­li­cías es­ta­dou­ni­den­ses que en­tre­na­ban y eran men­to­res de la Po­li­cía ira­quí”, se­ña­ló en su per­fil.

Se­gún el per­fil Thom­pson es­tu­vo asi­mis­mo en Af­ga­nis­tán, don­de fue “lí­der de equi­po” y “men­tor lí­der” de la Je­fa­tu­ra Po­li­cia­ca Pro­vin­cial Sur.

“En to­dos los si­tios fui­mos men­to­res y di­mos a nues­tros pa­res ira­quíes/af­ga­nos cla­ses so­bre las po­lí­ti­cas de­mo­crá­ti­cas, co­la­bo­ran­do en el es­ta­ble­ci­mien­to del de­par­ta­men­to de po­li­cía en di­chos lu­ga­res”.

Du­ran­te la en­tre­vis­ta pa­ra “New Day”, Tho­mas men­cio­nó el ser­vi­cio in­ter­na­cio­nal de Thom­pson. “Era un agen­te en­tre­ga­do a la se­gu­ri­dad de los es­ta­dou­ni­den­ses, de­fi­ni­ti­va­men­te de to­do el mun­do”, di­jo.

De acuer­do con el per­fil de Lin­ke­dIn, Thom­pson ra­di­ca­ba en Ca­rroll­ton, Te­xas. Spi­ller se­ña­ló que el po­li­cía era ori­gi­na­rio de Cor­si­ca­na, Te­xas, al sur de Da­llas.

Thom­pson asis­tió en di­cha po­bla­ción a la pre­pa­ra­to­ria y, tam­bién en Cor­si­ca­na, dio cla­ses en la Aca­de­mia Po­li­cia­ca Na­va­rro Co­lle­ge, se­gún el per­fil en Lin­ke­dIn. To­da su vi­da Mi­chael Krol so­ñó con ser po­li­cía, di­jo su tío Jim Eh­kle a la afi­lia­da de CNN WDIV.

“En­tró a las fuer­zas del or­den y tra­ba­ja­ba mu­cho pa­ra ser po­li­cía. Pa­só al­gún tiem­po en una co­rrec­cio­nal. No era pre­ci­sa­men­te lo que que­ría, así que se es­for­zó mu­cho pa­ra en­con­trar un em­pleo y con­si­guió uno en Da­llas”, ex­pli­có Ehl­ke.

Krol tra­ba­jó en­tre el 2003 y el 2007 en la Ofi­ci­na del She­riff del Con­da­do Way­ne.

Di­cha cor­po­ra­ción emi­tió un co­mu­ni­ca­do: “Nos en­tris­te­ce la pér­di­da de los en­tre­ga­dos agen­tes en Da­llas —uno de ellos ha­bía si­do miem­bro de es­ta cor­po­ra­ción— y que ha­ya otros po­li­cías he­ri­dos. Esos agen­tes hi­cie­ron el sa­cri­fi­cio má­xi­mo y per­die­ron la vi­da cum­plien­do su ju­ra­men­to de pro­te­ger y pres­tar ser­vi­cio. Apo­ya­mos a sus fa­mi­lias y al De­par­ta­men­to de Po­li­cía de Da­llas con nues­tros pen­sa­mien­tos y ora­cio­nes”. El po­li­cía de Da­llas Lor­ne Ah­rens per­dió la vi­da du­ran­te los sor­pre­si­vos ata­ques, de acuer­do con el Was­hing­ton Post y con re­por­tes in­for­ma­ti­vos lo­ca­les. Ah­rens lle­va­ba 14 años en la cor­po­ra­ción, de acuer­do con re­por­tes de pren­sa. Uno de los muer­tos fue el po­li­cía de Da­llas Mi­chael Smith, de acuer­do con la afi­lia­da de CNN KFDM y con re­por­tes in­for­ma­ti­vos lo­ca­les. Smith in­gre­só a la cor­po­ra­ción en 1989, di­jo su her­ma­na a KFDM.

pa­tricK Za­Ma­rri­pa

Brent Thom­pson

Mi­chael Smith

Lor­ne Ah­rens

Mi­chael Krol

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.