Em­bo­te­lla­mien­tos y al­tas tem­pe­ra­tu­ras im­pac­tan a la sa­lud de pa­se­ños

Re­gis­tra re­gión 11 días con tem­pe­ra­tu­ras arri­ba de 100 gra­dos Fa­ren­heit

El Diario de El Paso - - Portada - Kar­la Val­dez/El Dia­rio de El Pa­so

El Pa­so re­gis­tró ayer su un­dé­ci­mo día con­se­cu­ti­vo con tem­pe­ra­tu­ras por en­ci­ma de los 100 gra­dos Fa­ren­heit (37.8 Cen­tí­gra­dos), pro­vo­can­do aler­tas de sa­lud pa­ra quie­nes tra­ba­jan afue­ra y ahu­yen­tan­do a los do­nan­tes de san­gre.

Los me­teo­ró­lo­gos afir­man que la ola de ca­lor no da se­ña­les de mer­mar du­ran­te el res­to de la se­ma­na, y los pro­fe­sio­na­les de la sa­lud ur­gen pre­cau­ción a los cons­truc­to­res, jar­di­ne­ros, te­che­ros, em­plea­dos de mu­dan­zas y otras per­so­nas que pa­san mu­cho tiem­po a la in­tem­pe­rie.

De he­cho, has­ta las per­so­nas que se ven atra­pa­das en el trá­fi­co por mu­cho tiem­po, ya sea en los puen­tes in­ter­na­cio­na­les o en los em­bo­te­lla­mien­tos de la In­ter­es­ta­tal 10 en­tre las 3 y 6 p.m. co­rren pe­li­gro.

“El ca­lor que es­ta­mos vi­vien­do aho­ri­ta es­ta in­so­por­ta­ble, sú­ma­le a eso el te­ner que es­tar ato­ra­do en el tra­fi­co; es una si­tua­ción frus­tran­te”, di­jo Ar­man­do Sal­di­var, por­ta­voz del De­par­ta­men­to de Sa­lud de El Pa­so.

Se­gún Sal­di­var, ade­más del es­trés y el au­men­to de tem­pe­ra­tu­ra cor­po­ral que pue­den cau­sar afec­cio­nes car­dia­cas, otros pro­ble­mas fí­si­cos que se pre­sen­tan por la ola de ca­lor in­clu­yen el mal hu­mor, do­lor de ca­be­za, pe­re­za y los gol­pes de ca­lor.

Hay días que aun­que ten­gas el ai­re (del vehícu­lo) pren­di­do no es su­fi­cien­te por­que el ca­lo­rón es­ta tan in­so­por­ta­ble que lle­go a mi ca­sa de ge­nio y con do­lor de ca­be­za”, di­jo Lo­ren­zo Iba­rra, re­si­den­te de Sun­land Park que pa­de­ce a dia­rio los efec­tos del ca­lor y los em­bo­te­lla­mien­tos en la zo­na de cons­truc­ción de la I-10, en­tre Sun­land Park y Exe­cu­ti­ve Cen­ter.

Iba­rra co­men­tó que es­ta si­tua­ción no so­lo afec­ta su sa­lud, sino que tam­bién su au­to­mó­vil es­ta “su­frien­do” las con­se­cuen­cias.

“Es­tar ahí ato­ra­do en el tra­fi­co des­gas­ta el ca­rro. Ha­ce que se ca­lien­te y lue­go con el ai­re pren­di­do, se va la ga­so­li­na en un ra­ti­to” ex­pre­só.

Tra­ba­ja­do­res su­fren por ca­lor

Quie­nes tra­ba­jan a la in­tem­pe­rie de­ben re­cu­rrir a es­tra­te­gias pa­ra evi­tar afec­ta­cio­nes a su sa­lud.

Jai­me Mi­ller, un obre­ro de la cons­truc­ción que pa­sa ca­si ocho ho­ras tra­ba­jan­do ba­jo el sol, di­ce que to­mar mu­cha agua y des­can­sos oca­sio­na­les ba­jo la som­bra lo ayu­da a so­bre­vi­vir.

“Hay días que no se aguan­ta el ca­lor, me pon­go un tra­po de­ba­jo de mi cas­co pa­ra que no me pe­gue tan du­ro el sol”, co­men­tó Mi­ller.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.