Me­la­nia Trump, la nue­va men­sa­je­ra del can­di­da­to a la Pre­si­den­cia de EU

El bi­llo­na­rio pre­sen­tó en la pri­me­ra no­che de la Con­ven­ción Re­pu­bli­ca­na a su es­po­sa, es­lo­ve­nia con­ver­ti­da en ciu­da­da­na que ase­gu­ró que am­bos ‘aman mu­cho a es­te país’

El Diario de El Paso - - Especial - (Con in­for­ma­ción de The Was­hin­gotn Post)

Cle­ve­land, Ohio— En una apa­ri­ción en pú­bli­co, lo cual es ra­ro, Me­la­nia Trump ha­bló a fa­vor de su es­po­so, en la pri­me­ra no­che de su con­ven­ción.

Su dis­cur­so mos­tró el la­do más agra­da­ble de Trump, que usual­men­te es pro­te­gi­do y ocul­to de la pren­sa que cons­tan­te­men­te lo si­gue.

Y aun­que sus pa­la­bras lo­gra­ron agre­gar muy po­co a la ima­gen del im­pul­si­vo bi­llo­na­rio que es­tá de­ci­di­do a con­ver­tir­se ofi­cial­men­te en el can­di­da­to re­pu­bli­cano, el dis­cur­so de es­te lu­nes mos­tró una fo­to­gra­fía más ví­vi­da de la mu­jer que es­tá al la­do del bi­llo­na­rio.

Ca­ta­lo­gó a Trump co­mo una per­so­na de­ci­di­da y ha­bló acer­ca de su per­se­ve­ran­cia en los ne­go­cios, la vi­sión que tie­ne Me­la­nia de su es­po­so no agre­gó nin­gu­na ca­rac­te­rís­ti­ca nue­va al hom­bre que ha do­mi­na­do la elec­ción pre­si­den­cial del 2016 con su im­pro­vi­sa­do es­ti­lo de ha­cer cam­pa­ña y su repu­tación de ha­blar mu­cho y no de­cir na­da.

Sin em­bar­go, lo que sí aña­dió, es que tie­ne una nue­va men­sa­je­ra.

Me­la­nia Trump, una ex mo­de­lo na­ci­da en Es­lo­ve­nia, quien ha si­do tí­mi­da pa­ra ha­blar en pú­bli­co, de­cla­ró el amor que le tie­ne Trump al país, en un dis­cur­so que fue bien re­ci­bi­do.

“He es­ta­do con Do­nald du­ran­te 18 años y des­de que nos co­no­ci­mos me he da­do cuen­ta del amor que le tie­ne a es­te país”, di­jo.

“Nun­ca ha te­ni­do una agen­da ocul­ta cuan­do se tra­ta de su pa­trio­tis­mo, por­que al igual que yo, ama mu­cho a es­te país”.

Me­la­nia Trump tam­bién elo­gió la vi­sión de su es­po­so.

“Do­nald pien­sa en gran­de, lo cual es es­pe­cial­men­te im­por­tan­te to­man­do en cuen­ta a la pre­si­den­cia de Es­ta­dos Uni­dos. No hay es­pa­cio pa­ra pen­sar en pe­que­ño. No hay es­pa­cio pa­ra los re­sul­ta­dos pe­que­ños. Do­nald lo­gra ha­cer las co­sas”.

Tra­tó de am­pliar la atrac­ción de su es­po­so pa­ra la po­bla­ción en ge­ne­ral, in­clu­yen­do gru­pos que han si­do hos­ti­les ha­cia su can­di­da­tu­ra, di­cien­do que el amor une a su fa­mi­lia y que jun­tos apor­ta­rán más com­pa­sión a la Ca­sa Blan­ca.

“Do­nald pre­ten­de re­pre­sen­tar a to­da la gen­te, no só­lo a al­gu­nos”, ase­gu­ró Me­la­nia Trump.

“Eso in­clu­ye a los cris­tia­nos, judíos y mu­sul­ma­nes. Tam­bién in­clu­ye a los his­pa­nos, afro­ame­ri­ca­nos y asiá­ti­cos, a los po­bres y a la cla­se me­dia”.

Pos­te­rior­men­te, Do­nald Trump re­gre­só al es­ce­na­rio, be­só a su es­po­sa y la se­ña­ló con su ges­to ca­rac­te­rís­ti­co, co­mo si la mos­tra­ra a la ru­gien­te mul­ti­tud.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.