RE­ABRE TED CRUZ

• Di­vi­de opi­nio­nes su pos­tu­ra ha­cia Trump • Es abu­chea­do en la Con­ven­ción al no apo­yar al can­di­da­to de su par­ti­do “No voy a cri­ti­car ni ata­car a Do­nald Trump, pe­ro les voy a res­pon­der de es­ta ma­ne­ra: no ten­go el há­bi­to de apo­yar a la gen­te que ata­ca a mi

El Diario de El Paso - - Portada - The Was­hing­ton Post

he­ri­das en­tre re­pu­bli­ca­nos

CEl re­cha­zo del se­na­dor Ted Cruz pa­ra apo­yar a Do­nald Trump du­ran­te el dis­cur­so cen­tral que pro­nun­ció en la Con­ven­ción Na­cio­nal Re­pu­bli­ca­na re­abrió las he­ri­das de las re­ñi­das elec­cio­nes pri­ma­rias del Par­ti­do Re­pu­bli­cano, ame­na­zan­do con una ma­yor di­vi­sión en un par­ti­do que es­tá te­nien­do pro­ble­mas pa­ra ce­rrar fi­las con su no­mi­na­do.

Es­te jue­ves por la ma­ña­na, du­ran­te un desa­yuno que tu­vo la de­le­ga­ción de Te­xas en Cle­ve­land, Cruz de­fen­dió lar­ga­men­te la ex­hor­ta­ción que les hi­zo a los re­pu­bli­ca­nos la no­che an­te­rior pa­ra que “vo­ta­ran se­gún su con­cien­cia”.

Di­jo que el par­ti­do ne­ce­si­ta “de­fen­der los prin­ci­pios com­par­ti­dos” si los re­pu­bli­ca­nos quie­ren ga­nar en no­viem­bre, aun­que tam­bién se com­pro­me­tió a no ha­blar ne­ga­ti­va­men­te de Trump.

“Ano­che, en ese dis­cur­so no di­je ni una so­la pa­la­bra ne­ga­ti­va so­bre Do­nald Trump”, ase­gu­ró Cruz.

“Es­ta ma­ña­na les di­ré que se­gui­ré ade­lan­te y que no pre­ten­do de­cir co­sas ne­ga­ti­vas so­bre él”, agre­gó.

Cruz jus­ti­fi­có sus de­cla­ra­cio­nes di­cien­do que fe­li­ci­ta­ba a Trump por ha­ber ob­te­ni­do la no­mi­na­ción. Tam­bién les ase­gu­ró a los asis­ten­tes que no vo­ta­rá por Clin­ton es­te oto­ño.

Aun­que es­tu­vo le­jos de ser con­ci­lia­dor, re­pi­tió que aun­que iba a es­cu­char el dis­cur­so que Trump pro­nun­cia­ría ayer jue­ves, no apo­ya­rá al mag­na­te in­mo­bi­lia­rio.

“Voy a es­tar es­cu­chan­do có­mo se com­por­ta él y su cam­pa­ña ca­da día has­ta el mes de no­viem­bre”, di­jo Cruz.

Tam­bién man­tu­vo su de­ci­sión de no cum­plir con el com­pro­mi­so que hi­zo el año pa­sa­do de apo­yar al even­tual no­mi­na­do del Par­ti­do Re­pu­bli­cano, ar­gu­men­tan­do que el com­pro­mi­so era dis­cu­ti­ble por­que Trump ata­có a su fa­mi­lia.

“El día que fue abro­ga­do fue el día en que es­to se con­vir­tió en al­go per­so­nal. No voy a cri­ti­car ni ata­car a Do­nald Trump, pe­ro les voy a res­pon­der de es­ta ma­ne­ra: no ten­go el há­bi­to de apo­yar a la gen­te que ata­ca a mi es­po­sa y a mi pa­dre”.

Paul Ma­na­fort, pre­si­den­te de cam­pa­ña de Trump, co­men­tó la ma­ña­na de es­te jue­ves que él y to­do el equi­po es­ta­ban de­cep­cio­na­dos del dis­cur­so de Cruz.

“Cruz usó un mal jui­cio, creo que co­me­tió un error”, di­jo Ma­na­fort ayer jue­ves en el pro­gra­ma “To­day” de NBC.

“Creo que no res­pe­tó la in­vi­ta­ción que le hi­zo la con­ven­ción pa­ra que vi­nie­ra y pro­nun­cia­ra un dis­cur­so. Él en­tien­de las res­pon­sa­bi­li­da­des que tie­ne al­guien que es­tá en su pues­to, pe­ro no las cum­plió”.

Cuan­do le pre­gun­ta­ron acer­ca de las de­cla­ra­cio­nes de Cruz, Mi­ke Pen­ce, el go­ber­na­dor de In­dia­na y com­pa­ñe­ro de fór­mu­la de Trump, co­men­tó ayer por la ma­ña­na en Fox News que le agra­de­cía a Cruz que ha­ya pro­nun­cia­do ese dis­cur­so pe­ro no lo es­cu­chó en su to­ta­li­dad.

“Fue una pri­ma­ria di­fí­cil y desafian­te. Hu­bo com­pe­ti­do­res com­ple­jos. Tam­bién yo he pa­sa­do por al­gu­nas elec­cio­nes com­pli­ca­das, sé que esos sen­ti­mien­tos pue­den ser fuer­tes”, di­jo Pen­ce.

Sin em­bar­go, Pen­ce co­men­tó que cree que el par­ti­do va “a unir­se” en la in­trin­ca­da elec­ción ge­ne­ral en con­tra de Hi­llary Clin­ton, la pre­sun­ta no­mi­na­da de­mó­cra­ta.

“Siem­pre va a ha­ber di­fe­ren­cias y ma­ti­ces en la ma­ne­ra co­mo se ex­pre­sa la gen­te. Sin em­bar­go, lo que he per­ci­bi­do en ese sa­lón en los úl­ti­mos días y es­pe­cial­men­te ano­che, es un Par­ti­do Re­pu­bli­cano que se es­tá unien­do al­re­de­dor de lo que es­tá en jue­go en es­ta elec­ción”, di­jo Pen­ce.

Otros fue­ron me­nos di­plo­má­ti­cos

Des­pués del dis­cur­so, el ex go­ber­na­dor de Ar­kan­sas, Mi­ke Huc­ka­bee, le hi­zo un re­pro­che a Cruz a tra­vés de un co­men­ta­rio que hi­zo en Fa­ce­book y acu­só al se­na­dor de Te­xas de trai­cio­nar la con­fian­za de Trump.

“Des­de don­de me sen­té no vi a un es­ta­dis­ta que es­tu­vie­ra dan­do un pa­so ade­lan­te por el fu­tu­ro del país”, es­cri­bió Huc­ka­bee.

“Lo que vi fue un po­lí­ti­co ego­cén­tri­co que aga­rró el mi­cró­fono y tra­tó de de­li­near su pro­pio fu­tu­ro. Ted en­tró gran­de y sa­lió pe­que­ño”, es­cri­bió.

“Trump con­fió en Ted y le pa­gó con una trai­ción”, agre­gó Huc­ka­bee.

Phil Ro­ber­tson, el as­tro de la te­le­vi­sión re­pren­dió a Cruz en una en­tre­vis­ta que con­ce­dió ayer por rehu­sar­se a apo­yar a Trump aun cuan­do el as­tro de la “Di­nas­tía Duck” apo­yó al se­na­dor de Te­xas en las elec­cio­nes pri­ma­rias del Par­ti­do Re­pu­bli­cano.

“Yo apo­yé a Cruz”, di­jo Ro­ber­tson.

“Él per­dió y yo per­dí. Aho­ra es­tá fue­ra. Una vez que pa­sa eso, uno ne­ce­si­ta tra­gar­se el or­gu­llo. La gen­te di­jo: és­te es el que que­re­mos. No que­re­mos a Cruz. Que­re­mos a és­te, por lo tan­to, te­ne­mos que apo­yar­lo”, aña­dió el as­tro te­le­vi­si­vo.

In­clu­so, al­gu­nos de los re­pu­bli­ca­nos que es­tán en con­tra de Trump y que asis­tie­ron a la con­ven­ción, re­co­no­cie­ron que Cruz de­bió ha­ber es­co­gi­do sus pa­la­bras más cui­da­do­sa­men­te. “Él no ha es­ta­do aquí”, di­jo Ken Cuc­ci­ne­lli II, ex pro­cu­ra­dor ge­ne­ral de Vir­gi­nia. “Así que, no sa­be que la pa­la­bra “con­cien­cia” se ha pues­to de mo­da en es­ta se­ma­na en las re­glas. Yo soy una per­so­na de re­glas, co­mo ya lo ha­brán no­ta­do. Es el pri­mer dis­cur­so que he ve­ta­do, por­que pien­so que fá­cil­men­te pu­do ha­ber si­do me­jo­ra­do pa­ra la au­dien­cia de es­te sa­lón”.

Cruz fue abu­chea­do cuan­do aban­do­nó el es­ce­na­rio el miér­co­les por la no­che, mien­tras que Trump, con sus ca­rac­te­rís­ti­cos ins­tin­tos ar­tís­ti­cos, en­tró al sa­lón e hi­zo una se­ña mos­tran­do los pul­ga­res ha­cia arri­ba.

El en­fren­ta­mien­to en­tre dos de las per­so­na­li­da­des más abra­si­vas del Par­ti­do Re­pu­bli­cano, fue la evi­den­cia de que mu­chos par­ti­da­rios fie­les del par­ti­do no se han re­con­ci­lia­do an­te el he­cho de que el cé­le­bre bi­llo­na­rio, quien de­rro­tó a 16 con­trin­can­tes en las elec­cio­nes pri­ma­rias se­rá su aban­de­ra­do en el oto­ño.

La par­ti­ci­pa­ción del ex as­pi­ran­te, el miér­co­les pa­sa­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.