Eco­no­mía, salud y educación: re­tos his­pa­nos sin re­sol­ver

El Diario de El Paso - - Portada - Kar­la Val­dez/El Dia­rio de El Pa­so

Lo que es­pe­ran los ac­ti­vis­tas his­pa­nos, en El Pa­so y a ni­vel na­cio­nal, de la Con­ven­ción Na­cio­nal De­mó­cra­ta es que los de­le­ga­dos no aban­do­nen Fi­la­del­fia sin en­te­rar­se de los pro­ble­mas de la co­mu­ni­dad la­ti­na que más ur­ge aten­der.

Un au­men­to al sa­la­rio mí­ni­mo, cui­da­do de salud más ase­qui­ble y me­jo­res opor­tu­ni­da­des edu­ca­ti­vas son al­gu­nas de las prio­ri­da­des que los ac­ti­vis­tas quie­ren que re­co­noz­can y aban­de­ren la can­di­da­ta pre­si­den­cial Hi­llary Clin­ton, su com­pa­ñe­ro de fórmula Tim Kai­ne y los congresistas pre­sen­tes en la con­ven­ción que dio ini­cio ayer.

“Lo que la co­mu­ni­dad la­ti­na quie­re ver son pla­nes de­ta­lla­dos, es­pe­cial­men­te so­bre nues­tras prio­ri­da­des, que son las mis­mas de siem­pre: eco­no­mía, educación y salud”, di­jo Héc­tor Ba­rre­to, pre­si­den­te de la Coa­li­ción La­ti­na de Es­ta­dos Uni­dos.

Ba­rre­to di­jo que va a es­tar pen­dien­te de que Clin­ton des­ta­que su plan de tra­ba­jo en esas áreas cuan­do acep­te for­mal­men­te la can­di­da­tu­ra del Par­ti­do De­mó­cra­ta es­ta se­ma­na.

Abor­dar los te­mas de im­por­tan­cia pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de los la­ti­nos en Es­ta­dos Uni­dos pue­de mar­car una di­fe­ren­cia en las ur­nas en no­viem­bre, par­ti­cu­lar­men­te en es­ta­dos don­de las en­cues­tas no mues­tran un cla­ro fa­vo­ri­to, di­jo.

Clin­ton se mi­de en no­viem­bre al re­pu­bli­cano Do­nald Trump y el can­di­da­to del Par­ti­do Li­ber­ta­rio, Gary John­son.

De acuer­do con Ba­rre­to, es im­por­tan­te im­pul­sar la educación de los jó­ve­nes his­pa­nos des­de la pri­ma­ria –abor­dan­do rezagos y sem­bran­do ex­pec­ta­ti­vas– pa­ra de es­ta ma­ne­ra po­der en­ca­mi­nar­los ha­cia una ca­rre­ra uni­ver­si­ta­ria.

“En Es­ta­dos Uni­dos ca­si un mi­llón de his­pa­nos es­tán bus­can­do opor­tu­ni­da­des pa­ra ir a la uni­ver­si­dad, pe­ro no tie­nen los re­cur­sos su­fi­cien­tes pa­ra cos­tear los gas­tos”, de­cla­ró.

Eso sig­ni­fi­ca ali­ge­rar la car­ga de los prés­ta­mos es­tu­dian­ti­les y am­pliar los pro­gra­mas de be­cas y otras ayu­das, di­jo.

No de­be ol­vi­dar a los vo­tan­tes jó­ve­nes

Ba­rre­to co­men­tó que esos mis­mos jó­ve­nes que bus­can opor­tu­ni­da­des de educación tam­bién son los mis­mos que pue­den dar­le el ga­ne a cual­quie­ra de los can­di­da­tos, por lo que se tie­nen que dar pro­pues­tas di­ri­gi­das a ellos y en el bie­nes­tar de las mi­no­rías.

“La ma­yo­ría de esos jó­ve­nes tie­ne 18 años o los van a cum­plir, así que nin­guno de los dos partidos pue­de ne­gar lo im­por­tan­te que son. Am­bos can­di­da­tos los ne­ce­si­tan pa­ra po­der ga­nar la Pre­si­den­cia”, agre­gó Ba­rre­to.

Ser­vi­cios mé­di­cos son un lu­jo

Uno de los te­mas más com­pli­ca­dos que ur­ge tra­tar es el cui­da­do de la salud de los his­pa­nos.

“Cuan­do Oba­ma pa­só su re­for­ma de salud, se es­pe­ra­ba que los cos­tos ba­ja­ran pe­ro de­sa­for­tu­na­da­men­te los cos­tos han subido mi­les de dó­la­res ca­da año y es­ta­mos frus­tra­dos por­que se hi­cie­ron mu­chas pro­me­sas que no se cum­plie­ron”, di­jo Ba­rre­to, re­fi­rién­do­se al cos­to de las pó­li­zas de se­gu­ro mé­di­co sub­si­dia­do ba­jo el Oba­ma­ca­re.

El pro­ble­ma es que, aun con los sub­si­dios del Go­bierno fe­de­ral, el cos­to de las pó­li­zas las­ti­ma el bol­si­llo de fa­mi­lias la­ti­nas de re­cur­sos li­mi­ta­dos.

Ba­rre­to quie­re que el pró­xi­mo pre­si­den­te o el pró­xi­mo Con­gre­so ha­gan cam­bios a la Ley de Cui­da­do de Salud Ase­qui­ble pa­ra que las fa­mi­lias no pa­guen tan­to por su se­gu­ro mé­di­co y pa­ra ex­ten­der se­gu­ro a los po­bres, que que­da­ron ex­clui­dos del plan.

La in­ten­ción del Oba­ma­ca­re era que el Me­di­caid cu­brie­ra a los más po­bres y dio in­cen­ti­vos a los es­ta­dos que ad­mi­nis­tran lo­cal­men­te es­te se­gu­ro pa­ra que lo am­plia­ran. Sin em­bar­go, es­ta­dos co­mo Te­xas no acep­ta­ron los in­cen­ti­vos, no am­plia­ron el Me­di­caid y tie­nen a mu­chos la­ti­nos al des­cu­bier­to.

De una for­ma u otra, ca­si un ter­cio de la po­bla­ción si­gue sin ac­ce­so al sis­te­ma de salud de­bi­do a los ele­va­dos cos­tos, di­jo.

“Que­re­mos ser­vi­cios de salud ac­ce­si­bles pa­ra to­dos, con pre­cios bue­nos y con doc­to­res de ca­li­dad”, ur­gió Ba­rre­to.

El ac­ti­vis­ta pa­se­ño Gui­ller­mo Glenn coin­ci­dió con Ba­rre­to en que los cos­tos por los ser­vi­cios mé­di­cos son una prio­ri­dad, ya que to­dos tie­nen de­re­cho a re­ci­bir aten­ción mé­di­ca sin te­ner que preo­cu­par­se por el di­ne­ro.

“El Oba­ma­ca­re es­tá sien­do un pro­ble­ma pa­ra nues­tra co­mu­ni­dad por­que es­tá muy ca­ro el se­gu­ro y no mu­chos lo pue­den pa­gar”, di­jo Glenn.

De acuer­do con Glenn, es­te se­gu­ro mé­di­co “tie­ne que cam­biar”, ya que de­bi­do a los al­tos cos­tos, mu­chos pa­se­ños op­tan por ir al mé­di­co a Ciu­dad Juá­rez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.