Arran­ca jui­cio por vio­la­ción de ni­ña en Ho­ri­zon

El Diario de El Paso - - PORTADA - Kar­la Val­dez/El Dia­rio de El Pa­so

Ayer ini­ció el jui­cio con­tra Carlos Antonio Hol­com­be, un hom­bre de 41 años acu­sa­do de se­cues­trar y vio­lar a una ni­ña de 12 años en el 2014 en Ho­ri­zon City.

Du­ran­te las de­cla­ra­cio­nes ini­cia­les en la Cor­te de la juez An­na­bell Pérez, la Fis­ca­lía bus­có de­mos­trar me­dian­te tes­ti­mo­nio de tes­ti­gos y el desaho­go de prue­bas la cul­pa­bi­li­dad del acu­sa­do.

Una de las pri­me­ras en tes­ti­fi­car fue la en­fer­me­ra que reali­zó los exá­me­nes mé­di­cos que arro­ja­ron que la me­nor pre­sen­ta­ba in­di­cios de ha­ber si­do vio­la­da.

Des­pués de la en­fer­me­ra to­có el turno a Luis Es­tra­da, es­pe­cia­lis­ta de vi­gi­lan­cia, quien di­jo que fue la per­so­na que iden­ti­fi­có en las cá­ma­ras de vi­gi­lan­cia de la es­cue­la a Hol­com­be y la ca­mio­ne­ta que utilizó pa­ra tras­la­dar a la víc­ti­ma.

La Fis­ca­lía tam­bién pre­sen­tó vi­deo don­de se mues­tra pri­me­ro a la víc­ti­ma sen­ta­da en una ban­que­ta y lue­go cer­ca del pre­sun­to agre­sor: un hom­bre afro­ame­ri­cano con bar­ba que con­du­cía una SUV co­lor ne­gro.

En la gra­ba­ción tam­bién se po­día apre­ciar a la me­nor ha­blan­do con el hom­bre y lue­go se ve có­mo am­bos se di­ri­gen a la ca­mio­ne­ta, misma que mo­men­tos des­pués se va del es­ta­cio­na­mien­to de la es­cue­la pero ya no se ve a la me­nor.

Otro de los tes­ti­gos fue Antonio Areas, de­tec­ti­ve del De­par­ta­men­to del She­riff, quien tes­ti­fi­có que con la de­cla­ra­ción de la víc­ti­ma y los vi­deos de vi­gi­lan­cia fue po­si­ble ubi­car a Hol­com­be en su vi­vien­da mien­tras és­te tra­ba­ja­ba en su ga­ra­je.

Areas tam­bién tes­ti­fi­có que la pis­to­la que el acu­sa­do utilizó pa­ra ame­na­zar a la víc­ti­ma era de juguete. Ade­más del de­tec­ti­ve, otros ele­men­tos po­li­cia­cos tes­ti­fi­ca­ron el mar­tes có­mo re­co­pi­la­ron in­for­ma­ción del ata­que ba­sa­do en el tes­ti­mo­nio de la me­nor y sus familiares.

El jui­cio con­ti­nua­rá el res­to de la semana y se espera que la defensa pre­sen­te tes­ti­mo­nios a fa­vor del Hol­com­be.

An­te­ce­den­tes del ca­so

De acuer­do con in­for­ma­ción po­li­cia­ca, el 22 de agos­to de 2014, Hol­com­be in­ter­cep­tó a la me­nor cuan­do és­ta se di­ri­gía a ver un juego de fut­bol en Ho­ri­zon High School y le pi­dió ayu­da pa­ra mo­ver unas ca­jas que te­nía en su ca­mio­ne­ta.

Una vez cer­ca del vehícu­lo, el hom­bre le pi­dió a la vic­ti­ma que re­co­gie­ra un ob­je­to de­trás del asien­to del co­pi­lo­to. Al mo­men­to en que la me­nor se aga­chó, Hol­com­be sa­có una pis­to­la y obli­gó a la me­nor a su­bir a la ca­mio­ne­ta.

Se­gún el re­por­te, el agre­sor via­jó una dis­tan­cia cor­ta pa­ra co­me­ter la vio­la­ción. Lue­go del atra­co, Hol­com­be de­jó a la víc­ti­ma en un tea­tro en el Es­te de El Pa­so.

Un día des­pués del ata­que, de­tec­ti­ves la Uni­dad de Crí­me­nes con­tra Per­so­nas del De­par­ta­men­to del She­riff, ubi­ca­ron a Hol­com­be en la cua­dra 400 de la ca­lle Cas­tus Cros­sing Dri­ve, ya que és­te coin­ci­día con las ca­rac­te­rís­ti­cas del agre­sor.

En una pri­me­ra au­dien­cia, el 25 de sep­tiem­bre del 2014, el hom­bre se de­cla­ró no cul­pa­ble de los car­gos en su con­tra.

InI­cIó el jui­cio vs Carlos antonio Hol­com­be

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.