ARDE GLO­BO AE­ROS­TÁ­TI­CO: mue­ren 16 cer­ca de Aus­tin EN ES­TA­DOS UNI­DOS

Na­ve cho­có con­tra ca­bles de al­ta ten­sión y se in­cen­dió an­tes de caer

El Diario de El Paso - - Portada - Da­vid Mont­go­mery/ Ch­ris­ti­ne Hau­ser/ The New York Ti­mes

Lock­hart, Te­xas— Un glo­bo ae­ros­tá­ti­co que trans­por­ta­ba a 16 per­so­nas se in­cen­dió y se es­tre­lló en el área cen­tral de Te­xas el sá­ba­do, se­gún ofi­cia­les, y las au­to­ri­da­des lo­ca­les di­je­ron que na­die so­bre­vi­vió.

El glo­bo se es­tre­lló en un pas­ti­zal cer­ca de Lock­hart, unas 30 millas (48 ki­ló­me­tros) al Sur de Aus­tin, se­gún di­jo Lynn Luns­ford, por­ta­voz de la Ad­mi­nis­tra­ción Fe­de­ral de Avia­ción.

Re­por­tes ini­cia­les se­ña­lan que la na­ve cho­có con ca­bles eléc­tri­cos de al­ta ten­sión en pleno vue­lo, an­tes de en­cen­der­se en lla­mas y caer al sue­lo.

El ac­ci­den­te ocu­rrió po­co des­pués de las 7:40 a.m. tiempo lo­cal (6:40 en El Pa­so), se­gún Luns­ford.

En una bre­ve en­tre­vis­ta por te­lé­fono, Luns­ford di­jo que los ofi­cia­les es­ta­ban en ca­mino rum­bo al lu­gar de los he­chos y que el Con­se­jo Na­cio­nal de Se­gu­ri­dad y Trans­por­te ha­bía si­do no­ti­fi­ca­do. La de­pen­den­cia es­ta­rá a car­go de la in­ves­ti­ga­ción.

Los nom­bres de los fa­lle­ci­dos y la re­la­ción que ha­bía en­tre ellos, no se die­ron a co­no­cer de ma­ne­ra ofi­cial. Sin em­bar­go, el pi­lo­to fue iden­ti­fi­ca­do co­mo Skip Ni­chols, due­ño de la em­pre­sa Te­xas Hot Air Ba­lloon Ri­des.

El apa­ra­to cho­có con­tra ca­bles de al­ta ten­sión y se in­cen­dió an­tes de caer

Lock­hart, Te­xas— Luns­ford di­jo que no sa­bía cuál ha­bía si­do la cau­sa del ac­ci­den­te o si se ha­bía emi­ti­do una lla­ma­da de emer­gen­cia. El she­riff del Con­da­do de Cald­well, Da­niel Law, di­jo en un co­mu­ni­ca­do que “no pa­re­ce, has­ta el mo­men­to, que ha­ya ha­bi­do so­bre­vi­vien­tes”.

Mar­ga­ret Wy­lie, de 66 años, quien vi­ve a un cuar­to de mi­lla de don­de su­ce­dió el per­can­ce, di­jo que ella vio el glo­bo es­ta­llar en una bo­la de fue­go lue­go de que ca­lle­ra a tie­rra en la pro­pie­dad de uno de sus ve­ci­nos. Wy­lie di­jo que ella es­ta­ba en el por­che tra­se­ro de su ca­sa cuan­do su pe­rro “co­men­zó a la­drar”.

“Cuan­do mi­ré en di­rec­ción de la pro­pie­dad de mi ve­cino”, di­jo Wy­lie, “fue en ese mo­men­to que vi las lla­mas que sa­lían ha­cia un la­do y lue­go se con­vir­tió en una bo­la de fue­go. A mis 66 años, eso no es al­go que yo qui­sie­ra vol­ver a ver”.

El ac­ci­den­te ocu­rrió en un área rural a me­nos de una ho­ra de ca­mino de Aus­tin.

El glo­bo se es­tre­lló en un enor­me cam­po abier­to que ha­bía si­do abra­sa­do por el ca­lor del verano. Va­rias to­rres eléc­tri­cas co­rren de Es­te a Oes­te en la par­te Sur del cam­po. Unas cuan­tas ca­sas ru­ra­les eran vi­si­bles a la dis­tan­cia.

Mul­ti­tu­des de re­por­te­ros arri­ba­ron al lu­gar du­ran­te el trans­cur­so de la ma­ña­na, pe­ro los in­ves­ti­ga­do­res acor­do­na­ron el pe­rí­me­tro y los man­tu­vie­ron ale­ja­dos del lu­gar don­de el glo­bo ca­yó.

Wy­lie di­jo que en ba­se a lo que ella es­cu­chó, ella cree que “el glo­bo cho­có con los ca­bles, lo cual oca­sio­nó que se in­cen­dia­ra, y lue­go ca­yó al sue­lo”.

Di­jo que al ini­cio oyó un es­ta­lli­do, y lue­go otro, que so­na­ron co­mo si fue­ran ba­la­zos.

“Me ima­gino que eso fue el glo­bo cho­can­do con las lí­neas eléc­tri­cas”, di­jo. “Pa­ra cuan­do mi­ré en esa di­rec­ción, el glo­bo ya es­ta­ba en el sue­lo, y es­cu­ché un so­ni­do muy fuer­te y lue­go vi la ex­plo­sión”.

Wy­lie di­jo que el glo­bo es­ta­ba en­vuel­to en lla­mas, pe­ro que no ha­bía vis­to a nin­gún pa­sa­je­ro. Ella ha­bló de in­me­dia­to al 911, di­jo.

“Es­ta­ba en el sue­lo en el mo­men­to en que lo vi”, di­jo. “No es­ta­lló en lla­mas has­ta que la ca­nas­ta ca­yó a tie­rra”.

Cho­que no pro­vo­có fal­ta de luz

Las lí­neas eléc­tri­cas per­te­ne­cen a la Cor­po­ra­ción de Ser­vi­cio y Trans­mi­sión de la Au­to­ri­dad del Río Co­lo­ra­do, se­gún re­por­tó el Aus­tin Ame­ri­can-Sta­tes­man.

Una vo­ce­ra del ser­vi­cio eléc­tri­co di­jo al pe­rió­di­co que dos cir­cui­tos se ca­ye­ron jus­to des­pués del ac­ci­den­te, aun­que nin­guno de sus clien­tes se que­dó sin luz.

Pe­ro ni la por­ta­voz del ser­vi­cio eléc­tri­co ni los in­ves­ti­ga­do­res pu­die­ron con­fir­mar si las lí­neas eléc­tri­cas tu­vie­ron al­go que ver en el ac­ci­den­te.

Erik Gro­sof, del Con­se­jo Na­cio­nal de Se­gu­ri­dad y Trans­por­te, di­jo que el ac­ci­den­te fue cla­si­fi­ca­do co­mo un ac­ci­den­te gra­ve de­bi­do al “gran nú­me­ro de vi­das que se per­die­ron”.

Un equi­po de in­ves­ti­ga­ción del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad es­ta­ba por arri­bar el sá­ba­do, di­jo, y se le ha pe­di­do al FBI que ayu­de con la re­cau­da­ción de evi­den­cia, una so­li­ci­tud que se ha­ce nor­mal­men­te cuan­do su­ce­den es­te ti­po de gra­ves ac­ci­den­tes.

Se des­pla­za­ba so­bre zo­nas ar­queo­ló­gi­cas

Con die­ci­séis muer­tes el ac­ci­den­te ca­li­fi­ca co­mo uno de los peo­res ac­ci­den­tes de glo­bos ae­ros­tá­ti­cos en la his­to­ria, sien­do su­pe­ra­do úni­ca­men­te por el ac­ci­den­te en Lu­xor, Egip­to, en el que mu­rie­ron 19 per­so­nas en fe­bre­ro del 2013.

En di­cho ac­ci­den­te, el glo­bo se des­pla­za­ba so­bre las zo­nas ar­queo­ló­gi­cas al ama­ne­cer cuan­do un in­cen­dio oca­sio­nó una ex­plo­sión en el tan­que de gas y el glo­bo se des­plo­mó más de mil pies (304.8 me­tros).

Dos per­so­nas so­bre­vi­vie­ron –el pi­lo­to y una pa­sa­je­ra que brin­có de la ca­nas­ta des­de unos 30 pies (9.1 me­tros) de al­tu­ra. Die­ci­nue­ve tu­ris­tas mu­rie­ron, in­clu­yen­do el es­po­so de la pa­sa­je­ra so­bre­vi­vien­te. An­tes del sá­ba­do, el peor ac­ci­den­te de un glo­bo ae­ros­tá­ti­co en Es­ta­dos Uni­dos ocu­rrió en agos­to de 1993 en Woody Creek, Co­lo­ra­do, cer­ca de As­pen, cuan­do una rá­fa­ga de vien­to em­pu­jó al glo­bo ha­cia un com­ple­jo de lí­neas eléc­tri­cas. La ca­nas­ta se des­co­nec­tó del glo­bo y ca­yó des­de 100 pies (30.4 me­tros), ma­tan­do a seis per­so­nas que iban a bor­do. Res­pon­dien­do a una pre­gun­ta en una con­fe­ren­cia de pren­sa, Gro­sof di­jo que se­gún “en­ten­día” el pa­seo del glo­bo era ad­mi­nis­tra­do por una com­pa­ñía lla­ma­da Heart of Te­xas Hot Air Ba­lloon Ri­des, en New Braun­fels.

Las lla­ma­das he­chas a la com­pa­ñía no re­ci­bie­ron res­pues­ta, pe­ro una per­so­na que fue con­tac­ta­da en el ser­vi­cio de re­ser­va­cio­nes di­jo que la com­pa­ñía ofre­cía vue­los en el área de Aus­tin a par­tir del ama­ne­cer.

Tam­bién ope­ra cer­ca de San Antonio y en otras áreas. La per­so­na se rehu­só a ha­blar so­bre el ac­ci­den­te.

El co­mu­ni­ca­do del She­riff de­cía que una lla­ma­da fue re­ci­bi­da por las au­to­ri­da­des lo­ca­les de la Po­li­cía des­pués de las 7:40 a.m. re­por­tan­do el po­si­ble ac­ci­den­te de un vehícu­lo.

Cuan­do los res­pon­dien­tes de emer­gen­cia arri­ba­ron “era apa­ren­te que el in­cen­dio que ha­bía si­do re­por­ta­do se tra­ta­ba de la ca­nas­ta del glo­bo ae­ros­tá­ti­co”, se­gún el co­mu­ni­ca­do.

“El glo­bo iba ocu­pa­do y no pa­re­ce, has­ta es­te mo­men­to, que ha­ya ha­bi­do so­bre­vi­vien­tes en el ac­ci­den­te”, se­gún el co­mu­ni­ca­do. “Los in­ves­ti­ga­do­res es­tán de­ter­mi­nan­do el nú­me­ro de las víc­ti­mas y sus iden­ti­da­des”.

Re­por­te pre­li­mi­nar se da­rá a co­no­cer en­tre sie­te y 10 días

Ch­ris O’Neil, un por­ta­voz del Con­se­jo Na­cio­nal de Se­gu­ri­dad y Trans­por­te, di­jo que se es­pe­ra­ba que los in­ves­ti­ga­do­res per­ma­ne­cie­ran en el lu­gar de los he­chos por va­rios días. De sie­te a 10 días des­pués de que se ter­mi­ne el tra­ba­jo de cam­po, di­jo, emi­ti­rán un re­por­te pre­li­mi­nar so­bre el ac­ci­den­te.

El go­ber­na­dor Greg Ab­bott emi­tió un co­mu­ni­ca­do ex­pre­san­do sus con­do­len­cias, re­fi­rién­do­se al ac­ci­den­te co­mo una “des­ga­rra­do­ra tra­ge­dia”. “Nues­tros pen­sa­mien­tos y ora­cio­nes van pa­ra las víc­ti­mas y sus fa­mi­lias, así co­mo tam­bién pa­ra la co­mu­ni­dad de Lock­hart”, di­jo.

“La in­ves­ti­ga­ción so­bre la cau­sa de es­te trá­gi­co ac­ci­den­te con­ti­nua­rá, y le pi­do a to­do el es­ta­do de Te­xas que se una en nues­tra ora­ción por aque­llos que he­mos per­di­do”.

El ac­ci­den­te ca­li­fi­ca co­mo uno de los peo­res de su ti­po en la his­to­ria; lo su­pera el de Lu­xor, Egip­to, en el que mu­rie­ron 19 per­so­nas en fe­bre­ro del 2013 Nues­tros pen­sa­mien­tos y ora­cio­nes van pa­ra las víc­ti­mas y sus fa­mi­lias, así co­mo tam­bién pa­ra la co­mu­ni­dad de Lock­hart” Greg Ab­bott Go­ber­na­dor de Te­xas

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.