Dan nue­vos em­pleos a ex cus­to­dios de Bland

El Diario de El Paso - - Texas - As­so­cia­ted Press allas—

DA me­nos de dos me­ses de la muer­te de San­dra Bland, una mu­jer afro­ame­ri­ca­na que fue en­car­ce­la­da en Te­xas des­pués de una pa­ra­da de trá­fi­co ru­ti­na­ria, dos de sus cus­to­dios si­len­cio­sa­men­te cam­bia­ron de em­pleos.

En sep­tiem­bre del 2015, Ra­fael Zú­ñi­ga y Mi­chael Ser­ges se cam­bia­ron de la ofi­ci­na del She­riff del Con­da­do Wa­ller e in­gre­sa­ron al e De­par­ta­men­to de Po­li­cía de Wa­ller, una agen­cia más pe­que­ña con me­nos res­pon­sa­bi­li­da­des, de acuer­do con re­gis­tros es­ta­ta­les ob­te­ni­dos por The As­so­cia­ted Press. Co­men­za­ron a tra­ba­jar el mis­mo día.

Con­ser­va­ron esos em­pleos aún des­pués de ha­ber ad­mi­ti­do ba­jo ju­ra­men­to su par­ti­ci­pa­ción en fal­si­fi­car una bi­tá­co­ra de la cár­cel que in­di­ca que ha­bían re­vi­sa­do el bie­nes­tar de Bland una ho­ra an­tes de que se le en­con­tra­ra col­ga­da den­tro de su cel­da en ju­lio del 2015, de acuer­do con el abo­ga­do de la fa­mi­lia Bland, el cual in­ter­pu­so una de­man­da por muer­te in­ne­ce­sa­ria con­tra el Con­da­do y va­rios em­plea­dos, in­clu­yen­do a los dos ex cus­to­dios. Las au­to­ri­da­des lo de­cla­ra­ron sui­ci­dio.

Es­ta se­ma­na, el abo­ga­do Tom Rho­des co­men­tó a la AP que Zú­ñi­ga ha­bía re­co­no­ci­do en una de­cla­ra­ción que el re­gis­tro se lle­na­ba con an­ti­ci­pa­ción con las ho­ras en las que se su­po­nía que ha­bía rea­li­za­do sus re­vi­sio­nes de cel­das. Ser­ges re­co­no­ció ha­ber fir­ma­do la par­te in­fe­rior de la ho­ja de re­gis­tro al ini­cio del turno an­tes de cual­quier re­vi­sión de cel­da, de acuer­do con Rho­des, quien des­cri­bió las de­cla­ra­cio­nes pe­ro no pro­por­cio­nó las trans­crip­cio­nes a la AP.

Sid­ney John­son, el pri­mer con­gre­sis­ta afro­ame­ri­cano en Wa­ller, ex­pre­só que él tie­ne sos­pe­chas acer­ca de la trans­fe­ren­cia de los car­ce­le­ros a la nó­mi­na mu­ni­ci­pal tan in­me­dia­ta a la muer­te de Bland, pe­ro que sus so­li­ci­tu­des de ma­yor in­for­ma­ción han si­do ig­no­ra­das.

Agre­gó que de ha­ber sa­bi­do de la par­ti­ci­pa­ción de esos hom­bres en el ca­so Bland, “no los ha­bría­mos con­tra­ta­do”.

Los re­gis­tros de la cár­cel mues­tran que Bland in­for­mó cuan­do la en­car­ce­la­ron que ya ha­bía tra­ta­do de co­me­ter sui­ci­dio, lo que sig­ni­fi­ca que de­be­rían ha­ber­la re­vi­sa­do al me­nos ca­da 30 mi­nu­tos se­gún los es­tán­da­res de pri­sión. Los li­nea­mien­tos es­ta­ta­les di­cen que to­dos los re­clu­sos de­ben ser re­vi­sa­dos ca­da ho­ra.

En lu­gar de eso, dos ho­ras pa­sa­ron an­tes de que los cus­to­dios no­ta­ran que Bland es­ta­ba in­cons­cien­te, lo cual no es­tá re­fle­ja­do en el re­gis­tro de la pri­sión, de­cla­ró Rho­des a la AP.

La ofi­ci­na del she­riff’ ha re­co­no­ci­do que la re­vi­sión per­so­nal re­gis­tra­da de las 8 a.m. en reali­dad fue rea­li­za­da por in­ter­co­mu­ni­ca­dor.

La Co­mi­sión de Es­tán­da­res pa­ra las Pri­sio­nes de Te­xas le dio un ci­ta­to­rio a la cár­cel en cues­tión, lue­go de la muer­te de Bland, por no re­vi­sar a los re­clu­sos en per­so­na y no pro­veer do­cu­men­ta­ción de que su per­so­nal ha­bía si­do en­tre­na­do en có­mo li­diar con re­clu­sos po­ten­cial­men­te sui­ci­das.

“Hay mu­cho más su­ce­dien­do aquí de lo que se re­fle­ja en los do­cu­men­tos”, co­men­tó Rho­des. “Por­que los do­cu­men­tos en mu­chos ca­sos es­tán to­tal­men­te mal”.

Larry Sim­mons, abo­ga­do del Con­da­do y de los guar­dias, rehu­só con­tes­tar pre­gun­tas y es­tá bus­can­do ve­tar le­gal­men­te los co­men­ta­rios so­bre el ca­so. En una bre­ve en­tre­vis­ta te­le­fó­ni­ca con la AP, Ser­ges con­fir­mó que aho­ra tra­ba­ja pa­ra la Po­li­cía de la ciu­dad de Wa­ller, re­cor­dó a Bland pe­ro di­jo que él no ha­bía te­ni­do al­gu­na plá­ti­ca sig­ni­fi­ca­ti­va con ella y ne­gó en ge­ne­ral ha­ber he­cho cual­quier co­sa ma­la. A Zú­ñi­ga no se le pu­do lo­ca­li­zar.

Cuan­do Bland fa­lle­ció, Zú­ñi­ga ha­bía si­do cus­to­dio del Con­da­do Wa­ller por unos seis me­ses, se­gún los re­gis­tros es­ta­ta­les. Ser­ges ha tra­ba­ja­do en el Or­den Pú­bli­co por 11 años.

Zú­ñi­ga tes­ti­fi­có en ju­lio que era su cos­tum­bre “pre lle­nar” la bi­tá­co­ra de la cár­cel con los tiem­pos de sus re­vi­sio­nes pro­gra­ma­das, co­men­tó Rho­des, mien­tras que Ser­ges tes­ti­fi­có que él fir­ma­ba re­gis­tros en blan­co al ini­cio de su turno co­mo for­ma de ha­cer ver quién es­ta­ba en fun­cio­nes.

Rho­des ade­más ex­pre­só a la AP que Zú­ñi­ga tes­ti­fi­có que lo ha­bían en­tre­na­do pa­ra que lle­na­ra los re­gis­tros de esa ma­ne­ra, pe­ro no di­jo quién lo ha­bía he­cho.

Cuan­do se les pre­gun­tó si ha­bían re­vi­sa­do la cel­da de Bland a las 8:01 a.m., co­mo es­ta­ba ano­ta­do en la bi­tá­co­ra de la cár­cel, am­bos Zú­ñi­ga y Ser­ges con­tes­ta­ron que no, di­jo Rho­des. Las au­to­ri­da­des re­por­ta­ron que Bland fue de­cla­ra­da muer­ta a las 9:06 a.m.

Phil Rehak, quien se ju­bi­ló co­mo je­fe de po­li­cía dos se­ma­nas des­pués de la muer­te de Bland, ex­pre­só que él no sa­bía co­sa al­gu­na acer­ca de las con­tra­ta­cio­nes.

El je­fe de Po­li­cía sus­ti­tu­to, Mi­ke Wi­lliams, no con­tes­tó los men­sa­jes te­le­fó­ni­cos. El al­cal­de de Wa­ller, Danny Mar­bur­ger, acla­ró que él no sa­bía de los ne­xos de am­bos hom­bres con el ca­so Bland cuan­do Wi­lliams su­gi­rió al Con­ce­jo de la Ciu­dad que los con­tra­ta­ra en agos­to pa­sa­do, pe­ro que no pre­sio­na­ría pa­ra que los des­pi­die­ran o sus­pen­die­ran a me­nos que los acu­sa­ran for­mal­men­te o arres­ta­ran o él re­ci­bie­ra “evi­den­cia con­cre­ta” de que ac­tua­ron mal.

El he­cho de que los cus­to­dios ob­ten­gan nue­vos em­pleos “cier­ta­men­te ge­ne­ra mu­chas pre­gun­tas”, ex­pre­só Mi­mi Mar­zia­ni, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va del Pro­yec­to de De­re­chos Ci­vi­les de Te­xas.

Son re­mo­vi­dos de cár­cel don­de la afro­ame­ri­ca­na mu­rió tras una de­ten­ción ru­ti­na­ria

la cel­Da don­de fue ha­lla­da sin vi­da

San­Dra BlanD

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.