Apo­yan me­no­res de 30 con­trol de ar­mas

Se in­cli­nan por prohi­bir ar­ma­men­to se­mi­au­to­má­ti­co y una re­vi­sión más ex­haus­ti­va de an­te­ce­den­tes de los com­pra­do­res

El Diario de El Paso - - Frontera - As­so­cia­ted Press

Chica­go, Ill.— LaShun Roy apo­ya la prohi­bi­ción de las ar­mas semiautomáticas y una re­vi­sión de an­te­ce­den­tes más ex­haus­ti­va. Sin em­bar­go, es­ta jo­ven de 21 años de edad, quien vi­ve en una zo­na ru­ral de Te­xas y po­see un ar­ma, no con­si­de­ra que las me­di­das pa­ra su con­trol sea la má­xi­ma prio­ri­dad pa­ra las elec­cio­nes de es­te año.

Pa­ra Keion­na Cot­trell, de 24 años de edad, que vi­ve en la par­te sur de Chica­go y cu­yo her­mano fue ase­si­na­do a ba­la­zos en es­te año en otra ciu­dad de Illi­nois, po­cas co­sas son más im­por­tan­tes que li­mi­tar el ac­ce­so a las ar­mas.

‘Mu­chas per­so­nas es­tán mu­rien­do de­bi­do a que no exis­te un con­trol de ar­mas en nues­tras ca­lles’, di­jo Cot­trell.

‘Los jó­ve­nes tie­nen ar­mas mi­li­ta­res y no tie­nen mie­do de usar­las’, agre­ga.

Aun­que di­fie­ren sus vi­das y ex­pe­rien­cias, el apo­yo de las mu­je­res jó­ve­nes pa­ra que ha­ya más po­li­cías y fre­nen la vio­len­cia con las ar­mas re­fle­ja el sen­ti­mien­to de mu­chas es­ta­dou­ni­den­ses cu­yas eda­des os­ci­lan en­tre los 18 y 30 años, in­de­pen­dien­te­men­te de sus an­te­ce­den­tes, de acuer­do a un nue­vo son­deo rea­li­za­do por Ge­nFor­ward.

Apro­xi­ma­da­men­te, 9 de 10 jó­ve­nes di­cen que apo­yan la re­vi­sión de an­te­ce­den­tes pe­na­les en to­das las ven­tas de ar­mas, un ni­vel de apo­yo que si­gue sien­do con­sis­ten­te en to­dos los gru­pos ra­cia­les y ét­ni­cos.

Unas san­cio­nes más se­ve­ras por vio­lar las le­yes exis­ten­tes so­bre las ar­mas son apo­ya­das por 9 de ca­da 10 adul­tos jó­ve­nes, in­clu­yen­do apro­xi­ma­da­men­te 9 de ca­da 10 cau­cá­si­cas, asiá­ti­coa­me­ri­ca­nos y la­ti­nas, así co­mo tam­bién 8 de ca­da 10 afro­ame­ri­ca­nas.

El 57 por cien­to de las es­ta­dou­ni­den­ses jó­ve­nes apo­yan la prohi­bi­ción so­bre las ar­mas semiautomáticas, con un res­pal­do es­pe­cial­men­te al­to del 74 por cien­to en­tre las asiá­ti­coes­ta­dou­ni­den­ses.

Ge­nFor­ward es un son­deo rea­li­za­do por el Pro­yec­to Ju­ven­tud Afro­ame­ri­ca­na de la Uni­ver­si­dad de Chica­go, el Cen­tro NORC de In­ves­ti­ga­ción de Asun­tos Pú­bli­cos y The As­so­cia­ted Press.

El pri­mer son­deo de es­te ti­po le pu­so es­pe­cial aten­ción a las vo­ces de las jó­ve­nes de co­lor, des­ta­can­do có­mo es que la ra­za y et­nia mo­de­lan las opi­nio­nes de una nue­va ge­ne­ra­ción.

Roy, una es­tu­dian­te uni­ver­si­ta­ria de tiem­po com­ple­to, quien apren­dió có­mo ma­ne­jar ri­fles de asal­to mien­tras pres­ta­ba sus ser­vi­cios en la Guardia Na­cio­nal, co­men­tó que es po­si­ble pro­te­ger los de­re­chos de los pro­pie­ta­rios de las ar­mas e im­ple­men­tar una pro­tec­ción.

Eso la co­lo­ca en­tre el 54 por cien­to de adul­tos jó­ve­nes –in­clu­yen­do el 61 por cien­to de los asiá­ti­coes­ta­dou­ni­den­ses, el 57 por cien­to de los afro­ame­ri­ca­nos y 52 por cien­to de la­ti­nos y cau­cá­si­cos– que aseguran que las le­yes que li­mi­tan la pro­pie­dad de las ar­mas no in­frin­gen el de­re­cho que tie­ne el pú­bli­co de te­ner­las.

‘Yo creo que es im­por­tan­te ase­gu­rar­nos que el go­bierno no va to­car de puer­ta en puer­ta pa­ra de­cir: Dé­jen­me ver sus ar­mas y mu­ni­cio­nes’, di­jo Roy, quien es afro­ame­ri­ca­na.

‘Aun­que creo que es real­men­te im­por­tan­te que se re­vi­sen los an­te­ce­den­tes y ase­gu­rar­nos que no po­sea ar­mas una per­so­na que co­me­tió un de­li­to gra­ve’.

Con­si­de­ra tam­bién que la nue­va ley de Te­xas que per­mi­te por­tar ar­mas a la vis­ta en los cam­pus es una ma­la idea. ‘¿Qué pa­sa­ría si al­guien no tie­ne un buen desem­pe­ño en cla­se o mue­re un fa­mi­liar?, ¿qué po­dría de­te­ner­los de sa­car un ar­ma y dis­pa­rar con­tra el maes­tro o sus com­pa­ñe­ros de cla­se?’, se pre­gun­ta Roy.

‘Uno tie­ne mu­chas emo­cio­nes di­fe­ren­tes y asis­te a la es­cue­la con di­fe­ren­tes ti­pos de per­so­nas’, afir­ma.

El son­deo de­ja de ma­ni­fies­to que las di­fe­ren­cias en las ex­pe­rien­cias per­so­na­les de las jó­ve­nes es­ta­dou­ni­den­ses han ayu­da­do a mol­dear sus ac­ti­tu­des so­bre las ar­mas.

Más de la ter­ce­ra par­te de las afro­ame­ri­ca­nas –el 37 por cien­to– y ca­si la cuar­ta par­te de las la­ti­nas aseguran que ellas o al­guien que co­no­cen ex­pe­ri­men­ta­ron la vio­len­cia con las ar­mas du­ran­te el año pa­sa­do, com­pa­ra­do con un 12 por cien­to de cau­cá­si­cas o asiá­ti­coes­ta­dou­ni­den­ses.

Apro­xi­ma­da­men­te 4 de 10 jó­ve­nes adul­tos se­ña­la­ron que vi­ven en ho­ga­res en don­de al­guien po­see un ar­ma, in­clu­yen­do el 21 por cien­to que po­see una per­so­nal­men­te.

En­tre las jó­ve­nes cau­cá­si­cas, el 52 por cien­to vi­ve en un ho­gar en don­de hay ar­mas, el 29 por cien­to po­see una per­so­nal­men­te.

El 24 por cien­to de las afro­ame­ri­ca­nas jó­ve­nes, el 23 por cien­to de las jó­ve­nes la­ti­nas, y 19 por cien­to de las jó­ve­nes asiá­ti­coes­ta­dou­ni­den­ses vi­ven en ho­ga­res en don­de hay ar­mas, aun­que só­lo el 10 por cien­to de las la­ti­nas y asiá­ti­co-es­ta­dou­ni­den­ses y el 11 por cien­to de las afro­ame­ri­ca­nas aseguran que po­seen una per­so­nal­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.