El plan perdedor del jue­go eco­nó­mi­co de Trump

El Diario de El Paso - - Opinión -

Nue­va York— En su edi­to­rial, ‘El plan perdedor del jue­go eco­nó­mi­co de Trump’, The New York Ti­mes di­ce lo si­guien­te:

Do­nald Trump di­jo el lu­nes que quie­re in­tro­du­cir ‘la re­no­va­ción económica’, pe­ro la ma­yo­ría de sus pro­pues­tas da­ña­rían a la eco­no­mía, acu­mu­la­rían dé­fi­cits enor­mes, ace­le­ra­rían el cam­bio cli­má­ti­co y de­ja­rían al país ais­la­do del mun­do.

En un dis­cur­so que se anun­ció co­mo los pla­nos pa­ra es­ti­mu­lar el cre­ci­mien­to y la crea­ción de em­pleos, Trump ofre­ció un pa­que­te de ideas que to­mó pres­ta­das de la des­acre­di­ta­da eco­no­mía de la ofer­ta, la lis­ta de de­seos de la in­dus­tria de los combustibles fó­si­les y el ais­la­cio­nis­mo de ‘Ame­ri­ca First’. Tam­bién cri­ti­có a Hi­llary Clin­ton y al pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma por lo que lla­mó su agen­da ‘que eli­mi­na em­pleos, au­men­ta im­pues­tos e in­du­ce la po­bre­za’. Fue un Trump re­tro, lle­nos de pro­me­sas de gran­de­za y vic­to­rias apo­ya­das con pro­pues­tas fan­tás­ti­cas.

Trump le di­jo al club Detroit Economic que re­du­ci­ría los im­pues­tos a un gra­do no vis­to des­de que Ro­nald Rea­gan es­tu­vo en la Casa Blan­ca. Di­jo que re­cor­ta­ría el ín­di­ce de los im­pues­tos cor­po­ra­ti­vos a 15 por cien­to, ba­jo el ar­gu­men­to de que el ac­tual 35 por cien­to es­ta­tu­ta­rio es uno de los más al­tos en­tre los paí­ses desa­rro­lla­dos. No men­cio­nó que la ta­sa pro­me­dio efec­ti­va de los im­pues­tos cor­po­ra­ti­vos fue de 18.1 por cien­to en el 2015, in­clui­dos los im­pues­tos es­ta­ta­les y locales, se­gún la Casa Blan­ca y el De­par­ta­men­to del Te­so­ro de Es­ta­dos Uni­dos. Trump di­ce que ayu­da­ría a los tra­ba­ja­do­res al des­ha­cer­se de los im­pues­tos es­ta­ta­les, aun cuan­do de­ro­gar­los prác­ti­ca­men­te no ten­dría nin­gún efec­to en las fa­mi­lias tra­ba­ja­do­ras. De con­for­mi­dad con las le­yes vi­gen­tes, ese im­pues­to no to­ca al 99.8 por cien­to de to­dos los es­ta­dos por­que se apli­ca só­lo a la por­ción de un es­ta­do que ex­ce­de los 5.4 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra una per­so­na o 10.9 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra las pa­re­jas ca­sa­das.

El gran pro­ble­ma con las ideas fis­ca­les de Trump es que de­ja­rían un dé­fi­cit de mi­les de bi­llo­nes de dó­la­res a cam­bio de nin­gún be­ne­fi­cio. Quie­nes pro­po­nen la eco­no­mía de la ofer­ta ar­gu­yen que re­cor­tar las tasas fis­ca­les alien­ta a las per­so­nas a tra­ba­jar y a los ne­go­cios a in­ver­tir. Sin em­bar­go, las ga­nan­cias son mu­chí­si­mo más mo­des­tas de lo que di­cen sus par­ti­da­rios por­que mu­chos ne­go­cios no in­ver­ti­rán a me­nos que la de­man­da de sus pro­duc­tos es­té au­men­tan­do y mu­chas per­so­nas no es­tán mo­ti­va­das a tra­ba­jar más de­bi­do a las tasas fis­ca­les más ba­jas.

Por otra par­te, los re­cor­tes fis­ca­les sig­ni­fi­ca­ti­vos pro­vo­can cos­tos muy reales. El an­te­rior plan fis­cal de Trump, da­do a co­no­cer el año pa­sa­do, ha­bría re­du­ci­do los in­gre­sos fe­de­ra­les en 9,500 bi­llo­nes de dó­la­res en 10 años, se­gún el Cen­tro de Po­lí­ti­cas Fis­ca­les, lo cual quie­re de­cir que Trump ten­dría que re­cor­tar el gas­to gu­ber­na­men­tal o in­cre­men­tar los prés­ta­mos en for­ma con­si­de­ra­ble. Geor­ge W. Bush im­pul­só gran­des re­cor­tes fis­ca­les en el Con­gre­so en el 2001 y en el 2003, con las pro­me­sas de un cre­ci­mien­to fuerte que nun­ca se ma­te­ria­li­zó.

Trump tam­bién pro­me­te blan­dir un ma­che­te an­te las re­gu­la­cio­nes fe­de­ra­les y es­ta­ble­cer una mo­ra­to­ria a las nor­ma­ti­vas nue­vas. Quie­re des­ha­cer­se de las po­lí­ti­cas ambientales que él di­ce que es­tán ha­cien­do que suban los cos­tos de la elec­tri­ci­dad por­que se res­trin­ge la pro­duc­ción y el uso del car­bón y de otros combustibles fó­si­les. De he­cho, las ta­ri­fas de la elec­tri­ci­dad, ajus­ta­das a la in­fla­ción, só­lo han au­men­ta­do 2.2 por cien­to, a 12.82 cen­ta­vos de dó­lar por ki­lo­va­tio ho­ra del 2008 al 2015, y se es­pe­ra que ba­jen a 12.64 cen­ta­vos es­te año, se­gún la Ad­mi­nis­tra­ción de In­for­ma­ción Ener­gé­ti­ca del Go­bierno fe­de­ral.

In­cre­men­tar la pro­duc­ción de combustibles fó­si­les y las emi­sio­nes de bi­óxi­do de car­bón aso­cia­das con ello, es exac­ta­men­te la es­tra­te­gia equi­vo­ca­da en un mo­men­to en el que el mun­do está ca­da vez más preo­cu­pa­do por el ca­len­ta­mien­to mun­dial y sus con­se­cuen­cias desas­tro­sas. Sin em­bar­go, es­to es al­go que le preo­cu­pa po­co a Trump, quien ha des­es­ti­ma­do al cam­bio cli­má­ti­co co­mo un en­ga­ño, en cu­ya ‘re­vo­lu­ción ener­gé­ti­ca’, se­gún la de­li­neó el lu­nes, no hi­zo nin­gu­na men­ción de las fuen­tes de ener­gía re­no­va­ble que no tie­nen car­bono.

So­bre el co­mer­cio, Trump re­no­vó su pro­me­sa de eli­mi­nar la So­cie­dad Trans­pa­cí­fi­ca, un tra­ta­do que negoció Oba­ma con 11 paí­ses. Trump di­ce que él pue­de ha­cer que re­tor­nen a Es­ta­dos Uni­dos mi­llo­nes de em­pleos en las ma­nu­fac­tu­ras al ejer­cer re­pre­sa­lias con­tra Chi­na, im­po­nién­do­le aran­ce­les por ma­ni­pu­lar su mo­ne­da, ofre­cer sub­si­dios ile­ga­les a sus ex­por­ta­do­res y ro­bar­se la pro­pie­dad in­te­lec­tual de las com­pa­ñías chi­nas. Sin em­bar­go, ta­les ac­cio­nes no ha­rían ab­so­lu­ta­men­te na­da pa­ra res­ta­ble­cer los em­pleos que se han sus­ti­tui­do con la au­to­ma­ti­za­ción, y las com­pa­ñías po­drían cam­biar su pro­duc­ción a otros paí­ses en de­sa­rro­llo. Es ca­si se­gu­ro que con el com­pro­mi­so an­te­rior de Trump de es­ta­ble­cer una aran­cel de 45 por cien­to a to­dos los bie­nes de Chi­na se ini­cia­ría una gue­rra co­mer­cial que da­ña­ría a las in­dus­trias es­ta­dou­ni­den­ses que ex­por­tan bie­nes a ese país.

Trump se con­si­de­ra un hom­bre de ne­go­cios, ex­cep­cio­nal­men­te ca­paz de me­jo­rar la eco­no­mía. Sin em­bar­go, es­ta lis­ta de pro­pues­tas equi­vo­ca­das y arries­ga­das re­du­ci­rían el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, mien­tras que col­ma­rían a los ri­cos con exen­cio­nes fis­ca­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.