Le dan 50 años de cár­cel por sex­to arres­to por DWI

El Diario de El Paso - - Texas -

Mont­go­mery– Con su más re­cien­te arres­to por ma­ne­jar en es­ta­do de ebrie­dad en fe­bre­ro, Ron­nie Paul Hob­good sa­bía que ya ha­bía per­di­do el con­trol de su pro­pio des­tino, qui­zá pa­ra siem­pre.

Es­ta fue la sex­ta vez que el te­xano de 45 años fue arres­ta­do por ma­ne­jar in­to­xi­ca­do. Sus otros cin­co arres­tos, mis­mo que se re­mon­tan has­ta el año de 1990, ha­bían re­sul­ta­do en la muer­te de una per­so­na, cin­co con­de­nas y dos sen­ten­cias a cum­plir en pri­sión.

Aho­ra Hob­good en­fren­ta su sex­ta con­de­na en el con­da­do de Mont­go­mery, Te­xas, una ru­ta fre­cuen­te­men­te tran­si­ta­da al nor­te de Hous­ton con la repu­tación de te­ner ca­lles muy pe­li­gro­sas y fis­ca­les po­co to­le­ran­tes dis­pues­tos a im­po­ner las más es­tric­tas san­cio­nes a los con­duc­to­res ebrios en el es­ta­do.

El abo­ga­do de Hob­good, Bob Mabry, di­jo al Was­hing­ton Post que su clien­te sa­bía que su “des­tino es­ta­ba se­lla­do”.

“Su com­por­ta­mien­to era co­mo el de un sol­da­do que es el pri­sio­ne­ro de gue­rra de un re­la­ti­va­men­te ama­ble enemi­go”, di­jo Mabry al Post. “Él sa­bía a dón­de iba a pa­rar y se sen­tía con­fia­do de con­tar con la ha­bi­li­dad pa­ra lo­grar so­bre­vi­vir en di­chas cir­cuns­tan­cias”, agre­gó.

“Mu­cha gen­te en su si­tua­ción llo­ri­quea, su­pli­ca o se que­ja, pe­ro él no hi­zo na­da de eso”, de­cla­ró Mabry. “Ten­go la sen­sa­ción de que él tu­vo dé­ca­das pa­ra pen­sar so­bre có­mo se sen­tía de to­do lo que ha­bía he­cho, así que en es­ta oca­sión no ha­bía vuel­ta de ho­ja”.

El lu­nes, un juez sen­ten­ció a Hod­good a 50 años en pri­sión. Po­drá ca­li­fi­car pa­ra la li­ber­tad con­di­cio­nal den­tro de 35 años, cuan­do ten­ga 70., se­gún di­jo la fis­cal del con­da­do de Mont­go­mery, Brit­tany Li­ta­ker, al Was­hing­ton Post.

Li­ta­ker se­ña­ló que la cuar­ta con­vic­ción de Hob­good fue por ase­si­na­to im­pru­den­cial ba­jo la in­fluen­cia del al­cohol, de­li­to por el cual cum­plió con 16 años de una sen­ten­cia de 20 añós en pri­sión an­tes de con­se­guir la li­ber­tad con­di­cio­nal. La quin­ta con­de­na lo en­vió de vuel­ta a pri­sión, has­ta que vol­vió a con­se­guir la li­ber­tad con­di­cio­nal en el 2015.

Hob­good se las in­ge­nió pa­ra man­te­ner­se fue­ra de pro­ble­mas has­ta fe­bre­ro de es­te año, cuan­do cho­có con­tra dos au­tos al sa­lir de un bar en el con­da­do de Mont­go­mery, apar­te de ha­ber­se subido a la ban­que­ta y de ha­ber ig­no­ra­do a testigos que in­ten­ta­ban de­te­ner­lo pa­ra que no hu­ye­ra del lu­gar, de acuer­do con los me­dios.

Li­ta­ker se­ña­ló que las úl­ti­mas tres con­de­nas de Hob­good por ma­ne­jar in­to­xi­ca­do ha­bían re­sul­ta­do en el atro­pe­llo de una per­so­na, to­do es­to des­pués de ha­ber ma­ta­do a al­guien con an­te­rio­ri­dad mien­tras ma­ne­ja­ba ebrio.

“Cla­ra­men­te es un pe­li­gro”, di­jo Li­ta­ker al Post.

Du­ran­te su arres­to en fe­bre­ro, di­jo, el ni­vel de al­cohol en la san­gre de Hob­good era de .272 —más de tres ve­ces el lí­mi­te le­gal. De­bi­do a que Hob­good ya ha­bía es­ta­do en pri­sión en dos oca­sio­nes an­te­rio­res, se le con­si­de­ra un ofen­sor ha­bi­tual ba­jo la ley de Te­xas, lo cual sig­ni­fi­ca que su cas­ti­go mí­ni­mo en es­te ca­so se­ría de 25 años, di­jo Li­ta­ker.

“Es­ta es una per­so­na que ca­da vez que no se en­cuen­tra ba­jo cus­to­dia es­tá ma­ne­jan­do ebrio y po­nien­do a to­dos en ries­go”, se­gún di­jo Li­ta­ker al Post. “Lo úni­co que se pue­de ha­cer con al­guien co­mo él es man­te­ner­lo ale­ja­do de la co­mu­ni­dad pa­ra que no pue­da las­ti­mar a al­guien otra vez. En el con­da­do de Mont­go­mery no nos an­da­mos por las ra­mas con per­so­nas tan pe­li­gro­sas co­mo él”, agre­gó. “Los va­mos a man­te­ner fue­ra de nues­tras ca­lles”.

La du­ra sen­ten­cia de me­dio si­glo de Hob­good no es la más lar­ga que se ha im­pues­to en la his­to­ria de Te­xas —ni si­quie­ra en la his­to­ria re­cien­te de Te­xas. En ju­nio, los me­dios re­por­ta­ron que un hom­bre del con­da­do de Mont­go­mery fue sen­ten­cia­do a ca­de­na per­pe­tua tras su no­ve­na con­de­na, des­de 1980, por con­du­cir in­to­xi­ca­do.

ron­nie paul Hob­good

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.