FE­LINO SO­LI­TA­RIO

El Diario de El Paso - - Autos -

Si es­tá con­si­de­ran­do la op­ción de ad­qui­rir un Cha­llen­ger Hell­cat, es in­dis­pen­sa­ble rea­li­zar una prue­ba de ma­ne­jo. Co­mo si se tra­ta­ra de la adop­ción de una mas­co­ta exó­ti­ca, se re­quie­re com­pro­mi­so del pro­pie­ta­rio y una de­ci­sión in­for­ma­da.

Es­to se de­be prin­ci­pal­men­te a que, en ca­so del uso im­pru­den­te del ace­le­ra­dor, 707 ca­ba­llos de po­ten­cia re­cor­da­rán al con­duc­tor que no es­tá al vo­lan­te de un ju­gue­te. Sin em­bar­go, con las de­bi­das pre­cau­cio­nes, su pe­so, efec­tos ae­ro­di­ná­mi­cos y es­pe­cial­men­te las llan­tas Pi­re­lli Pze­ro Ne­ro lo man­ten­drán ad­he­ri­do a la pis­ta. Ade­más le ayu­dan el sis­te­ma elec­tró­ni­co de es­ta­bi­li­dad, la sus­pen­sión ac­ti­va y el con­trol de trac­ción. An­te la enor­me po­ten­cia del He­mi, es mar­ca­da­men­te per­cep­ti­ble la di­fe­ren­cia del aga­rre cuan­do las llan­tas aún es­tán frías com­pa­ra­do al que pre­sen­ta cuan­do sus neu­má­ti­cos han al­can­za­do la tem­pe­ra­tu­ra óp­ti­ma.

Una vez ca­len­ta­das las llan­tas, el Hell­cat con­vier­te los re­ba­ses en even­tos me­mo­ra­bles, gra­cias a su sor­pren­den­te ace­le­ra­ción. El atro­nar de su He­mi su­per­car­ga­do só­lo se com­pa­ra al so­ni­do de los mo­di­fi­ca­dos pa­ra cuar­to de mi­lla, pe­ro hay que con­si­de­rar que en es­te ca­so es­tá de por me­dio una con­ve­nien­te ga­ran­tía de 7 años o 100 mil ki­ló­me­tros en el tren mo­triz.

Otra di­fe­ren­cia con­tra un cuar­to de mi­lla es la abun­dan­cia de equi­pa­mien­to de con­fort. Asien­tos de­lan­te­ros eléc­tri­cos, ca­le­fac­ta­dos y en­fria­dos. Lu­ces de bi-xe­nón con ope­ra­ción au­to­má­ti­ca de fa­ro de pe­ne­tra­ción. Que­ma­co­cos, aper­tu­ra eléc­tri­ca de ca­jue­la y en­cen­di­do re­mo­to com­ple­tan la ofer­ta de co­mo­di­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.