Ex sol­da­do, cul­pa­ble de ho­mi­ci­dio im­pru­den­cial

De­ter­mi­na ju­ra­do que no ma­tó de ma­ne­ra pre­me­di­ta­da al ami­go de su ex es­po­sa

El Diario de El Paso - - Portada - Kar­la Val­dez/El Dia­rio de El Pa­so

Con lá­gri­mas y sin ex­pre­sión en el ros­tro fue co­mo la tar­de del mar­tes un ex sol­da­do es­cu­chó a un ju­ra­do de El Pa­so de­cla­rar­lo cul­pa­ble del ho­mi­ci­dio im­pru­den­cial de un ami­go de su ex es­po­sa en 2014.

Te­xas de­fi­ne es­ta for­ma de ho­mi­ci­dio co­mo un de­li­to ma­yor en se­gun­do gra­do con pe­nas de en­tre 2 y 20 años de cár­cel.

Sin em­bar­go el ju­ra­do con­for­ma­do por seis hom­bres y seis mu­je­res de­cla­ró a Al­ber­to Men­dio­la, de 28 años, no cul­pa­ble del de­li­to más gra­ve: ho­mi­ci­dio pre­me­di­ta­do, por el cual Men­dio­la hu­bie­ra en­fren­ta­do una pe­na de has­ta 99 años en pri­sión.

Tras es­cu­char el ve­re­dic­to, Men­dio­la se per­sig­nó al sa­ber que no ten­drá que pa­sar el res­to de su vi­da tras las re­jas.

Lue­go de más de 11 ho­ras de de­li­be­ra­ción, el ju­ra­do ter­mi­nó con la in­cer­ti­dum­bre de to­dos los pre­sen­tes.

Mien­tas fa­mi­lia­res de Men­dio­la, se emo­cio­na­ron con el ve­re­dic­to, los fa­mi­lia­res de Ant­hony Bow­ler de 30 años rom­pie­ron en llan­to al sa­ber que el ase­sino de su ser que­ri­do no pa­sa­rá más de 20 años en pri­sión por el ho­mi­ci­dio.

Du­ran­te los ocho días que du­ro el jui­cio, el abo­ga­do de­fen­sor Joe Spen­cer, in­ten­tó convencer al ju­ra­do que su clien­te no era un ase­sino, sino que su­frió de “de­men­cia tem­po­ral” pro­vo­ca­da por el sín­dro­me de es­trés pos­trau­má­ti­co (PTSD) que le de­ja­ron sus trau­má­ti­cas ex­pe­rien­cias en com­ba­te du­ran­te la gue­rra de Af­ga­nis­tán.

“Pa­ra mí ha si­do un ho­nor re­pre­sen­tar a es­te jo­ven quien no es un cri­mi­nal. Lo que pa­só la no­che del 22 de mar­zo del 2014 fue una tra­ge­dia y no un cri­men”, di­jo Spen­cer.

Y es que de acuer­do con el abo­ga­do, Men­dio­la en­tró en cri­sis al pen­sar que Bow­ler te­nía as­pec­to “is­lá­mi­co”, por lo que co­rrió a su au­to por su ri­fle y aba­tió a ti­ros al hom­bre.

Mien­tras que la fis­ca­lía por su par­te sos­tu­vo que Men­dio­la siem­pre es­tu­vo cons­cien­te de lo que es­ta­ba ha­cien­do y que ma­tó a Bow­ler por ce­los al pen­sar que és­te era la nue­va pa­re­ja sen­ti­men­tal de su ex es­po­sa.

“Él sa­bía lo que ha­cía, él ase­gu­ra en sus ar­gu­men­tos que qui­tó el bo­tón de se­gu­ri­dad del ar­ma an­tes de dis­pa­rar”, co­men­tó la fis­cal Do­lo­res Re­yes.

Re­yes in­ten­tó convencer a los miem­bros del ju­ra­do que los ar­gu­men­tos de la de­fen­sa eran “ri­dícu­los” y que su pa­de­ci­mien­to de PTSD no era tan gra­ve co­mo pa­re ex­cu­sar­lo de sus ac­tos.

Ade­más la fis­cal hi­zo én­fa­sis en los an­te­ce­den­tes de Men­dio­la que in­di­can que és­te siem­pre ha si­do una per­so­na vio­len­ta.

Ya que los re­gis­tros mues­tran que du­ran­te mal­tra­ta­ba ani­ma­les y du­ran­te su épo­ca en la pre­pa­ra­to­ria se vio in­vo­lu­cra­do en más de 20 ri­ñas. Así co­mo tam­bién an­tes del ase­si­na­to, Men­dio­la te­nía una or­den de res­tric­ción de­bi­do a que en una pe­lea le rom­pió las cos­ti­llas a su ex pa­re­ja.

“Era un cri­mi­nal an­tes de ir a Af­ga­nis­tán y si­gue sien­do un cri­mi­nal des­pués de”, men­cio­nó

El ho­mi­ci­dio

El 22 de mar­zo de 2014, el ex sol­da­do in­ten­tó en­trar a la re­si­den­cia de su ex es­po­sa, Ni­co­le Men­dio­la, quien se en­con­tra­ba en com­pa­ñía de Bow­ler.Se­gún la ex mu­jer, Bow­ler in­ten­tó ce­rrar la puer­ta pa­ra evi­tar que Men­dio­la in­gre­sa­ra a la vi­vien­da, lo que pro­vo­có que en un arran­que el ex mi­li­tar abrie­ra fue­go y lo ma­ta­ra. Ma­ña­na en pun­to de las 9:30 a.m. co­men­za­rá la fa­se de sen­ten­cia en la cor­te 168 an­te el juez Mar­cos Li­zá­rra­ga.

AL­Ber­To MeN­DIo­LA

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.