Es­ta­fan fal­sos ofi­cia­les de Go­bierno a in­mi­gran­tes

El Diario de El Paso - - Portada - Kar­la Val­dez/El Dia­rio de El Pa­so

Una agen­cia fe­de­ral está ad­vir­tien­do a los in­mi­gran­tes his­pa­noha­blan­tes pa­ra que no cai­gan víc­ti­mas de una nue­va es­ta­fa en la que fal­sos ‘agen­tes’ lla­man y exi­gen pa­gos pa­ra co­rre­gir su­pues­tos erro­res en sus so­li­ci­tu­des.

Los es­ta­fa­do­res lla­man o man­dan co­rreos elec­tró­ni­cos ha­cién­do­se pa­sar por ofi­cia­les de Go­bierno. Una vez es­ta­ble­ci­do el con­tac­to, no­ti­fi­can de su­pues­tos erro­res en las apli­ca­cio­nes mi­gra­to­rias o que se ne­ce­si­ta in­for­ma­ción adi­cio­nal pa­ra lle­nar los for­mu­la­rios.

No han si­do po­cos los in­mi­gran­tes que han re­ve­la­do in­for­ma­ción con­fi­den­cial o ac­ce­di­do a pe­ti­cio­nes de di­ne­ro pa­ra ‘co­rre­gir’ so­li­ci­tu­des. “No­so­tros ja­más les va­mos a lla­mar o man­dar co­rreos pa­ra que ha­gan pa­gos por co­rre­gir erro­res”, di­jo Ar­wen Con­saul, vo­ce­ra de USCIS.

Se­gún Con­saul, los co­bros que ha­ce la agen­cia por los trá­mi­tes son por me­dio de una car­ta ofi­cial, y los pa­gos se en­vían por co­rreo a ofi­ci­nas de USCIS cu­yas di­rec­cio­nes se pue­den ve­ri­fi­car en In­ter­net.

Ilia­na Hol­guín, abo­ga­da pa­se­ña, di­jo que no es co­mún que las agencias de In­mi­gra­ción ha­gan con­tac­to por te­lé­fono o e-mail con un in­mi­gran­te.

Les exi­gen ‘pa­gos’ pa­ra en­men­dar su­pues­tos erro­res en so­li­ci­tu­des

“Es ra­ra la vez que un ofi­cial, o gen­te de In­mi­gra­ción les ha­bla por te­lé­fono, eso pa­sa en cir­cuns­tan­cias muy par­ti­cu­la­res, las cua­les ca­si nun­ca se dan”, di­jo la ex­per­ta en in­mi­gra­ción.

Hol­guín agre­gó que es im­por­tan­te pe­dir la in­for­ma­ción de la per­so­na que ha­bla, nom­bre y car­go, así co­mo no pro­por­cio­nar in­for­ma­ción per­so­nal en nin­gún mo­men­to.

“To­dos los pa­gos a In­mi­gra­ción se ha­cen por co­rreo al mis­mo tiem­po que se man­da la apli­ca­ción pa­ra cual­quier trá­mi­te, no se pi­de más di­ne­ro por te­lé­fono a la gen­te, y ab­so­lu­ta­men­te to­dos los trá­mi­tes se ha­cen por me­dio de un abo­ga­do” di­jo.

DA­CA, DAPA y la ac­ción di­fe­ri­da

Se­gún la agen­cia, la es­ta­fa más co­mún a los in­mi­gran­tes tie­ne que ver con so­li­ci­tu­des de Ac­ción Di­fe­ri­da pa­ra los Lle­ga­dos en la In­fan­cia (DA­CA) y otros pro­gra­mas pa­ra evi­tar tem­po­ral­men­te la de­por­ta­ción de per­so­nas sin do­cu­men­tos, co­mo DAPA (pa­ra pa­dres in­do­cu­men­ta­dos de ni­ños na­ci­dos en EU).

Con­saul pi­dió a los in­mi­gran­tes no de­jar­se en­ga­ñar por per­so­nas que se apro­ve­chan de su mie­do de ser de­por­ta­dos y les ha­cen creer que los van a “ins­cri­bir” en pro­gra­mas vi­gen­tes o en ini­cia­ti­vas de le­ga­li­za­ción que no han si­do apro­ba­das.

Ade­más, ex­hor­tó a la gen­te a no di­vul­gar da­tos per­so­na­les a na­die, ya que po­dría dar­se mal uso de ellos.

“Los la­dro­nes es­tán en to­dos la­dos y lo me­jor es no dar nin­gu­na in­for­ma­ción por te­lé­fono a na­die”, re­co­men­dó Con­saul.

La vo­ce­ra hi­zo én­fa­sis en que con­for­me avan­za la tec­no­lo­gía, los aman­tes de lo ajeno im­ple­men­tan nue­vos mé­to­dos pa­ra co­me­ter frau­des, lo que nos lle­va a otro frau­de de los más co­mu­nes: si­tios web frau­du­len­tos.

Los ha­cen pa­sar por si­tios ofi­cia­les de USCIS y ofre­cen ayu­da pa­ra lle­nar las so­li­ci­tu­des, des­pués de ha­cer un pa­go por des­car­gar los for­mu­la­rios.

“Nun­ca co­bra­mos los for­mu­la­rios, los pue­den des­car­gar gra­tis en nues­tra pá­gi­na www.uscis.gov/ es. Por fa­vor ase­gú­re­se que to­do lo que ha­ga pa­ra sus trá­mi­tes pro­ven­ga de aquí”, agre­gó Con­saul.

Otros frau­des

Otro pe­li­gro co­mún es la ayu­da de no­ta­rios que ha­cen creer a las víc­ti­mas que tie­nen la fa­cul­tad pa­ra rea­li­zar ges­tio­nes mi­gra­to­rias.

En va­rios paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos, un no­ta­rio pú­bli­co es un abo­ga­do con cre­den­cia­les es­pe­cia­les, perno no así en Es­ta­dos Uni­dos. Aquí mu­cha gen­te tie­ne per­mi­so de no­ta­rio pe­ro sus fun­cio­nes con­sis­ten en dar fe de fir­mas, mas no ase­so­ría le­gal de nin­gu­na cla­se. Otro es la “Lo­te­ría de vi­sas”. Es­to se ha­ce me­dian­te co­rreos elec­tró­ni­cos don­de se le di­ce a la víc­ti­ma que ha si­do se­lec­cio­na­da en el Pro­gra­ma de Vi­sas de Di­ver­si­dad de In­mi­gran­te o tar­je­tas ver­des.

USCIS só­lo ha­ce es­to a tra­vés de su pá­gi­na web, no por e-mail, di­jo Con­saul. (Kar­la Val­dez/El Dia­rio de El Pa­so)

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.