Miem­bro de la Guar­dia Na­cio­nal do­na ri­ñón a ex­tra­ño

El Diario de El Paso - - Texas Y Nm - Agencias

San An­to­nio, Te­xas — Ca­da día traía la po­si­bi­li­dad de al­gún mi­la­gro, pe­ro Art­hur Co­ren­blith, de 56 años, ca­sa­do y pa­dre de dos hi­jos, per­día rá­pi­da­men­te la es­pe­ran­za y se pre­gun­ta­ba cuán­tos días le que­da­ban de vi­da.

Pa­de­cía una en­fer­me­dad ge­né­ti­ca y ne­ce­si­ta­ba un tras­plan­te de ri­ñón, pron­to. Ami­gos y fa­mi­lia­res in­ten­ta­ron do­nar, pe­ro que­da­ron des­car­ta­dos por sus an­te­ce­den­tes mé­di­cos. Su her­ma­na es­cri­bió un le­tre­ro en su au­to­mó­vil que de­cía ‘mi hermano ne­ce­si­ta un ri­ñón'.

De re­pen­te, sin que él lo su­pie­ra, ha­bía en­con­tra­do su mi­la­gro. O más bien su mi­la­gro lo en­con­tró a él.

La es­pe­cia­lis­ta de la Guar­dia Na­cio­nal de Te­xas Brit­tany Rep­pond de 21 años, es­pe­cia­lis­ta en car­pin­te­ría y al­ba­ñi­le­ría en el Ba­ta­llón de Apo­yo de la 197ava Tro­pa Es­pe­cial des­ta­ca­men­ta­do a las afue­ras de Camp Bu­llis, tra­ba­ja­ba co­mo vendedora en el ex­te­rior de una ga­so­li­ne­ra lo­cal.

“Vi en la par­te de atrás de un au­to­mó­vil, ‘Mi hermano ne­ce­si­ta un ri­ñón”, di­jo Rep­pond.

Ella lla­mó al nú­me­ro que ve­nía en el vehícu­lo y la her­ma­na de Co­ren­blith le dio to­da la in­for­ma­ción que ne­ce­si­ta­ba. Res­pon­dió jus­to a tiem­po.

Me­ses des­pués de la ope­ra­ción, los dos te­xa­nos aún se man­tie­nen en con­tac­to.

“No me arre­pien­to”, di­jo Rep­pond, quien aho­ra es bom­be­ro vo­lun­ta­ria.

“Has­ta el día de hoy, es­te mis­mo mo­men­to, ba­ta­llo mu­chí­si­mo pa­ra agra­de­cer­le lo su­fi­cien­te y sa­ber qué de­cir­le. Ella me sal­vó la vi­da", co­men­ta Co­ren­bilth.

art­hur co­ren­blith y Brit­tany Rep­pond

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.