Con­gruen­cia

El Diario de El Paso - - Texas - Mi­guel Gó­mez, CFP Con­se­je­ro fi­nan­cie­ro

Di­ces que la sa­lud es muy im­por­tan­te pa­ra ti, pe­ro tu ali­men­ta­ción y fal­ta de ejer­ci­cio di­cen otra co­sa.

Di­ces que tu fa­mi­lia es muy im­por­tan­te pa­ra ti, pe­ro el tiem­po que pa­sas con ellos di­ce otra co­sa.

Di­ces que cui­dar el di­ne­ro es im­por­tan­te pa­ra ti, pe­ro la ma­ne­ra en que gastas di­ce otra co­sa.

La fal­ta de con­gruen­cia es una de las ra­zo­nes por­que es­ta­mos es­tre­sa­dos, pobres y con so­bre­pe­so: nues­tras ideas di­cen una co­sa y nues­tras ac­cio­nes de­mues­tran lo con­tra­rio.

Es por ello que son tan­tas y tan agre­si­vas las em­pre­sas (reales y fan­tas­ma) que pro­me­ten una so­lu­ción fá­cil (o la ilu­sión de una so­lu­ción fá­cil) a la obe­si­dad, fal­ta de di­ne­ro y de­más. Es­tas em­pre­sas ape­lan a la cul­pa, al "yo sé que ten­go que ha­cer X, pe­ro no pue­do" que to­dos sen­ti­mos al­gu­na vez.

¿Quién va a que­rer pa­sar me­ses (o años) aho­rran­do cuan­do con el nue­vo y ma­ra­vi­llo­so es­que­ma de ne­go­cio po­drías, con so­lo una pe­que­ña in­ver­sión, ga­nar mi­les de pe­sos con po­co es­fuer­zo y po­co tiem­po?

Pe­ro en­ton­ces, ¿có­mo po­de­mos ser más con­gruen­tes? ¿Có­mo po­de­mos, aho­ra sí, ha­cer lo que que­re­mos y lo­grar lo que an­he­la­mos?

To­do em­pie­za con la de­ci­sión de ser con­gruen­te. Co­mo di­je­ra Jo­sé Jo­sé, "ya lo pa­sa­do, pa­sa­do".

Ten fuer­za de de­cir "¡has­ta aquí, ya bas­ta!". Ya bas­ta de bus­car die­tas mi­la­gro, ya bas­ta de bus­car el ne­go­cio que te ha­rán mi­llo­na­rio de la no­che a la ma­ña­na, pe­ro los úni­cos mi­llo­na­rios son las em­pre­sas que pro­mue­ven esos es­que­mas.

¿Quie­res ba­jar de pe­so? Acu­de con un ver­da­de­ro pro­fe­sio­nal de la sa­lud, y haz­le ca­so. En mu­chos paí­ses es in­clu­so gra­tui­to acu­dir a con­sul­tas nu­tri­cio­na­les, así que el di­ne­ro no pue­de ser pre­tex­to.

¿Quie­res me­jo­rar tus fi­nan­zas? Hay mu­chí­si­mos li­bros y re­cur­sos de los que pue­des apren­der. Es­te es uno de ellos, pe­ro tam­bién te re­co­mien­do to­do lo que ha­ce Dave Ram­sey (mu­chos de sus li­bros es­tán tra­du­ci­dos al es­pa­ñol), Carl Ri­chards y otros autores. Pe­ro por fa­vor, no te que­des en sim­ple­men­te asen­tir con la ca­be­za cuan­do los leas o los es­cu­ches, prac­tí­ca­lo, ca­da día, una de­ci­sión a la vez y te da­rás cuen­ta de que, po­co a po­co, tus preo­cu­pa­cio­nes fi­nan­cie­ras em­pie­zan a des­apa­re­cer y con el tiem­po em­pe­za­rás a crear un pa­tri­mo­nio real.

Co­mo siem­pre, te in­vi­to a que me si­gas en Fa­ce­book.com/ mi­guel­go­mez­con­se­je­ro y a que me man­des tus pre­gun­tas por ahí.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.