Pa­de­cen ca­da año los es­tra­gos de inun­da­cio­nes

El Diario de El Paso - - Portada - Luis Her­nán­dez/El Dia­rio de El Pa­so

La Unión, NM— Ca­da tem­po­ra­da de llu­vias los re­si­den­tes de es­te po­bla­do al Oes­te de El Pa­so li­dian con ca­lles lle­nas de lo­do, da­ños a sus ho­ga­res por la acu­mu­la­ción de agua y go­ber­nan­tes con oí­dos sor­dos a sus pro­ble­mas.

Sa­ra Ortiz, de 86 años y en si­lla de rue­das, de por sí de­pen­de del apo­yo de su fa­mi­lia y aho­ra se en­cuen­tra in­co­mu­ni­ca­da por­que la calle en­fren­te de su re­si­den­cia es­tá com­ple­ta­men­te inun­da­da.

“El agua ha lle­ga­do has­ta la ca­sa, aho­ra ni si­quie­ra han ve­ni­do a lim­piar el agua, a ve­ces vie­ne la Ciu­dad y a ve­ces no. Ayer vi­nie­ron a ver… pe­ro na­da”, ex­pli­có la se­ño­ra Ortiz.

Ortiz se­ña­ló que has­ta el mo­men­to ha si­do po­ca la par­ti­ci­pa­ción de las au­to­ri­da­des y que la so­lu­ción por la que han op­ta­do es co­lo­car un le­tre­ro de ‘calle ce­rra­da’ pró­xi­mo a su vi­vien­da.

“Por más de un mes no te­nía­mos agua y cuan­do se lle­na mu­cho nos exi­gen que te­ne­mos que eva­cuar la ca­sa”, di­jo la oc­to­ge­na­ria.

Du­ran­te las más re­cien­tes inun­da­cio­nes, tan­to la fa­mi­lia de Ortiz co­mo el De­par­ta­men­to de Bom­be­ros de La Unión, le ayu­da­ron a blo­quear la en­tra­da de su ca­sa con cos­ta­les de are­na.

En­tre las so­lu­cio­nes que bus­can Ortiz y otros miem­bros de los ve­cin­da­rios de La Unión, es­tá un sis­te­ma de desagüe pa­ra que el agua flu­ya na­tu­ral­men­te ha­cia por­cio­nes des­ha­bi­ta­das. Pe­ro mien­tras si­ga cre­cien­do el área, si­guen cam­bian­do los ca­mi­nos don­de so­lía fluir el agua.

“Ca­da año es lo mis­mo, ca­da año es el mis­mo desas­tre”, di­jo Sa­ra Agui­rre, quien co­no­ce los da­ños del agua bas­tan­te bien. Fren­te a su re­si­den­cia se en­cuen­tra un crá­ter que sim­ple­men­te fue ta­pa­do con nu­me­ro­sos se­ña­la­mien­tos. “La Ciu­dad só­lo vie­ne y vuel­ve a echar un ‘dom­pe’ de tie­rra y aho­ra va a te­ner que echar más por­que ha de­ja­do que el ho­yan­co se hi­cie­ra más gran­de”.

Agui­rre afir­mó que es­ta si­tua­ción puede du­rar más de dos me­ses an­tes de que se ge­ne­re una so­lu­ción, la cual en su con­si­de­ra­ción, es tan só­lo una me­di­da de cor­to pla­zo. Jun­to con su fa­mi­lia, bus­có crear sus pro­pias so­lu­cio­nes pa­ra evi­tar inun­da­cio­nes den­tro de su ho­gar.

“Mi es­po­so pu­so la­dri­lli­tos, le­van­tó la su­per­fi­cie por que el año pa­sa­do se nos me­tió el agua a la ca­sa, por eso es­te año le­van­ta­mos una por­ción del pa­tio pa­ra que no se me­ta el agua. He­mos es­ta­do bus­can­do so­lu­cio­nes por­que la Ciu­dad no ha­ce na­da”, de­cla­ró.

Es­te ti­po de si­tua­cio­nes son al­go co­ti­diano pa­ra los re­si­den­tes de los ve­cin­da­rios de La Unión, pe­ro lo que tam­bién es re­cu­rren­te son las pro­me­sas de cambio y so­lu­cio­nes por par­te de los go­ber­nan­tes.

“La go­ber­na­do­ra de Nue­vo Mexico vino, se to­mó vi­deo, vio mi ca­sa y di­jo que se rea­li­za­ría un arre­glo, eso fue ha­ce 5 años, pro­me­sas y fo­tos”, co­men­tan­do que la úni­ca ayu­da pro­vie­ne de los bom­be­ros de La Unión, quie­nes res­pon­den a to­das ho­ras del día du­ran­te tor­men­tas pa­ra res­guar­dar la se­gu­ri­dad de los re­si­den­tes.

cie­rran ca­lleS ante lo que ca­li­fi­can co­mo pa­si­vi­dad de au­to­ri­da­des

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.