Por fa­llas, ro­ban tiem­po par­quí­me­tros di­gi­ta­les

El Diario de El Paso - - Portada - Die­go Mur­cia/El Dia­rio de El Pa­so

El mal fun­cio­na­mien­to di­gi­tal de al­gu­nos par­quí­me­tros en el Cen­tro po­dría es­tar ha­cien­do ga­nar a la Ciu­dad di­ne­ro de for­ma in­de­bi­da. Pa­ra mues­tra, un bo­tón: us­ted va a su tien­da fa­vo­ri­ta, en­tre las ca­lles Me­sa y Stan­ton. Se es­ta­cio­na en uno de los par­quí­me­tros que hay en la ca­lle Te­xas, hay un par de mi­nu­tos que al­guien de­jó an­tes que us­ted, deposita un par de pe­se­tas y en el mo­ni­tor de la má­qui­na apa­re­ce el tiem­po que que­da dis­po­ni­ble pa­ra ir a re­co­ger esas com­pras que ha pe­di­do por In­ter­net: 39 mi­nu­tos, mar­ca el cro­nó­me­tro.

Us­ted de­ja el par­quí­me­tro –nu­me­ra­do ESA 313– sa­bien­do que son las 9:45 a.m. Lo sa­be por­que ha cal­cu­la­do más o me­nos a qué ho­ra de­be­ría vol­ver, gra­cias al re­loj del ce­lu­lar, pa­ra re­car­gar tiem­po de es­ta­cio­na­mien­to. Cru­za la ca­lle, lle­ga a la tien­da, pi­de sus co­sas a la ca­je­ra y, un par de mi­nu­tos más tar­de, tie­ne en su po­der las com­pras.

Vuel­ve al ca­rro y, oh, sor­pre­sa, le han mul­ta­do. Pe­ro ¡si no han pa­sa­do más de 20 mi­nu­tos!, se di­ce y mi­ra el re­loj: son las 10:08. Ca­mi­na has­ta el par­quí­me­tro y la pan­ta­lla mues­tra pu­ros ce­ros.

Do­cu­men­tan usua­rios apa­ra­tos cu­yo mal fun­cio­na­mien­to ge­ne­ra mul­tas in­jus­ti­fi­ca­das

Us­ted re­vi­sa la mul­ta –que tie­ne un cos­to de 25 dó­la­res– y ve que le fue pues­ta a las 10:03 a.m. En re­su­mi­das cuen­tas, le ro­ba­ron tiem­po.

No es el úni­co ca­so. A San­dra Sa­las, la ha ocu­rri­do dos ve­ces. La pri­me­ra vez, ha­ce al­gu­nos días, al es­ta­cio­nar­se en la es­qui­na de Main y Me­sa y, la se­gun­da, el pa­sa­do jue­ves 15 de sep­tiem­bre, en uno de los es­ta­cio­na­mien­tos de Me­sa y Fran­klin.

El Dia­rio de El Pa­so reali­zó un ex­pe­ri­men­to de va­rias ho­ras con di­fe­ren­tes par­quí­me­tros en una de las ca­lles an­tes men­cio­na­das y el re­sul­ta­do ter­mi­nó dan­do la ra­zón a al­gu­nos de los que­jo­sos que die­ron ori­gen a es­ta his­to­ria.

Us­ted re­vi­sa la mul­ta –que tie­ne un cos­to de 25 dó­la­res– y ve que le fue pues­ta a las 10:03 a.m. En re­su­mi­das cuen­tas, le ro­ba­ron tiem­po.

No es el úni­co ca­so. A San­dra Sa­las, la ha ocu­rri­do dos ve­ces. La pri­me­ra vez, ha­ce al­gu­nos días, al es­ta­cio­nar­se en la es­qui­na de Main y Me­sa y, la se­gun­da, el pa­sa­do jue­ves 15 de sep­tiem­bre, en uno de los es­ta­cio­na­mien­tos de Me­sa y Fran­klin.

El Dia­rio de El Pa­so reali­zó un ex­pe­ri­men­to de va­rias ho­ras con di­fe­ren­tes par­quí­me­tros en una de las ca­lles an­tes men­cio­na­das y el re­sul­ta­do ter­mi­nó dan­do la ra­zón a al­gu­nos de los que­jo­sos que die­ron ori­gen a es­ta his­to­ria.

En­tre ellos lla­mó la aten­ción el ca­so del par­quí­me­tro iden­ti­fi­ca­do co­mo ESA 317. Du­ran­te ca­si una ho­ra, se le vi­gi­ló emu­lan­do el tiem­po de su com­pa­ñe­ro, el ESA 313, to­man­do co­mo pun­to de ini­cio la mis­ma mar­ca de tiem­po: 39 mi­nu­tos de “tiem­po ai­re” que un usua­rio pa­gó mien­tras rea­li­za­ba com­pras en la zo­na.

Pa­ra de­jar cons­tan­cia del tiem­po trans­cu­rri­do, se to­ma­ron cua­tro fo­to­gra­fías del apa­ra­to ca­da cier­to tiem­po y lue­go se com­pa­ra­ron los “me­ta­da­tos” de ca­da ar­chi­vo. Los me­ta­da­tos son los re­gis­tros que una má­qui­na ge­ne­ra ca­da vez que un ar­chi­vo es “crea­do” por una compu­tado­ra. Es­tos pue­den in­di­car ho­ra, día, mes, ubi­ca­ción, ti­po de ar­chi­vo, pe­so del mis­mo, y has­ta, en al­gu­nos ca­sos, el ti­po de má­qui­na que lo creó.

La pri­me­ra fo­to­gra­fía se to­mó a las 2:49 p.m., cuan­do el par­quí­me­tro mar­ca­ba que el usua­rio te­nía 39 mi­nu­tos pa­ra que su au­to per­ma­ne­cie­ra ahí sin pro­ble­mas con las au­to­ri­da­des. La se­gun­da fo­to se to­mó cuan­do res­ta­ban 31 mi­nu­tos de es­ta­cio­na­mien­to, a las 2:57 p.m. La ter­ce­ra ima­gen se gra­bó cuan­do res­ta­ban 18 mi­nu­tos, a las 3:10. Pe­ro, un mi­nu­to más tar­de, a las 3:11, la má­qui­na se re­se­teó y mos­tró ce­ros en la pan­ta­lla.

Pen­san­do que se po­dría tra­tar de un error, se reali­zó un vi­deo del mis­mo apa­ra­to cuan­do un nue­vo usua­rio de­po­si­tó di­ne­ro pa­ra po­der de­jar ahí su au­to por una ho­ra con 30 mi­nu­tos.

Eso ocu­rría a las 3:14 p.m., se­gún los me­ta­da­tos del vi­deo gra­ba­do en ese mo­men­to. Sin em­bar­go, el con­ta­dor ha­bía vuel­to a ce­ros, otra vez, cuan­do el re­loj mar­ca­ba las 3:59 p.m. Es de­cir, ape­nas ha­bían pa­sa­do 45 mi­nu­tos y el res­to de tiem­po se ha­bía eva­po­ra­do co­mo por ar­te de ma­gia.

Du­ran­te el tiem­po de la in­ves­ti­ga­ción, los agen­tes en­car­ga­dos de cui­dar que na­die se pa­se de lis­to con los par­quí­me­tros im­pu­sie­ron dos mul­tas a los dis­traí­dos con­duc­to­res que apar­ca­ron en esa zo­na sus vehícu­los. Hay que acla­rar que las mul­tas en cues­tión han si­do im­pues­tas de acuer­do a las nor­ma­ti­vas de ley. En otras pa­la­bras, el tiem­po en los par­quí­me­tros ha­bía ex­pi­ra­do y los au­tos ahí es­ta­cio­na­dos no te­nían la pro­tec­ción que com­pra el di­ne­ro.

Sin em­bar­go, las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les pa­re­cen es­tar cons­cien­tes de es­te pro­ble­ma y en su pá­gi­na web (https://www. el­pa­so­te­xas.gov/in­ter­na­tio­nal-brid­ges/ par­king-me­ters), en la sec­ción del De­par­ta­men­to de Puen­tes In­ter­na­cio­na­les, hay un pe­que­ño for­mu­la­rio y un nú­me­ro de te­lé­fono –(915) 533-7428– con los que se pue­de in­for­mar so­bre el mal­fun­cio­na­mien­to de es­tos apa­ra­tos.

Fa­lla en el sis­te­ma

De he­cho, es­te for­mu­la­rio es­tá re­la­cio­na­do con un ca­so re­por­ta­do an­te­rior­men­te por es­te ro­ta­ti­vo el pa­sa­do 22 de sep­tiem­bre de 2015.

En di­cha oca­sión, la ac­tua­li­za­ción fa­lli­da del soft­wa­re, que con­tro­la los par­quí­me­tros en la zo­na Cen­tro de la ciu­dad, cau­só des­con­cier­to en los usua­rios del ser­vi­cio que se en­con­tra­ron con uni­da­des que no des­ple­ga­ban el tiem­po de es­ta­cio­na­mien­to, por lo cual se ex­pu­sie­ron a re­ci­bir mul­tas.

Sin em­bar­go, Ra­món Herrera, vo­ce­ro de la Ciu­dad, acla­ró la si­tua­ción so­bre el in­ci­den­te que es­tá pre­vis­to en la nor­ma­ti­vi­dad del Go­bierno de El Pa­so.

“Hay una or­de­nan­za que pre­vie­ne a los ciu­da­da­nos pa­ra que no se es­ta­cio­nen en la zo­na don­de hay un par­quí­me­tro que no fun­cio­ne”, sos­tu­vo el fun­cio­na­rio an­te el pro­ble­ma pre­sen­ta­do en la zo­na de las ca­lles San An­to­nio y El Pa­so.

“Fue un pro­ble­ma ais­la­do y que só­lo ocu­rrió una vez, pe­ro to­dos los par­quí­me­tros ya fun­cio­nan co­rrec­ta­men­te”, sos­tu­vo Herrera, en ese en­ton­ces.

La ac­tua­li­za­ción del pro­gra­ma por me­dio del cual fun­cio­nan los par­quí­me­tros se lle­vó a ca­bo la no­che del lu­nes 21 de sep­tiem­bre, pe­ro al­gu­nas uni­da­des no re­ci­bie­ron la in­for­ma­ción co­rrec­ta­men­te, de­bi­do a al­gu­nos ar­chi­vos co­rrup­tos.

Al me­dio­día del mar­tes 22, to­das las uni­da­des fun­cio­na­ban co­rrec­ta­men­te, in­sis­tió la Ciu­dad.

“La nor­ma­ti­vi­dad que ad­vier­te a la gen­te de no es­ta­cio­nar­se en áreas de un par­quí­me­tro que no fun­cio­ne pre­vie­ne a que la mis­ma gen­te des­com­pon­ga los par­quí­me­tros pa­ra po­der es­ta­cio­nar­se gra­tui­ta­men­te”, sos­tu­vo el por­ta­voz.

De tal for­ma, si al­gu­na per­so­na re­ci­bió una mul­ta a pe­sar de la fa­lla del par­quí­me­tro, se­ría su res­pon­sa­bi­li­dad el pa­go, ya que la or­de­nan­za de la Ciu­dad pre­vé es­tos he­chos.

“En un ca­so re­mo­to don­de un par­quí­me­tro no fun­cio­ne, el usua­rio de­be bus­car otro es­pa­cio de es­ta­cio­na­mien­to pa­ra evi­tar ser in­frac­cio­na­do”, sos­tu­vo el vo­ce­ro.

Fuen­te de in­gre­sos

La Ciu­dad ope­ra un to­tal de mil 936 par­quí­me­tros de es­pa­cio in­di­vi­dua­les y dos par­quí­me­tros de es­pa­cios múl­ti­ples (uno de 20 pla­zas y otro de 65 pla­zas), pa­ra su­mar un to­tal de 2 mil 21 es­pa­cios de apar­ca­mien­to dis­po­ni­bles pa­ra el pú­bli­co.

Des­de 2010 has­ta 2014, de acuer­do con la Au­di­to­ría de Re­vi­sión de Con­trol In­terno de Par­quí­me­tros, de la Ofi­ci­na de Au­di­to­rías In­ter­nas, en el do­cu­men­to Nº A2015-08, se han re­co­lec­ta­do $6 mi­llo­nes 189 mil 257 dó­la­res gra­cias a es­tos es­ta­cio­na­mien­tos.

Gra­cias a es­tas má­qui­nas, la Ciu­dad ha si­do ca­paz de avan­zar en el pa­go de los bo­nos que emi­tie­ron en el 2005 pa­ra res­tau­rar el Tea­tro Pla­za. Es­te pa­go es de 1.3 mi­llo­nes de dó­la­res anua­les. Ac­tual­men­te se con­ti­núa de­bien­do al­re­de­dor de 13 mi­llo­nes, que se pro­yec­ta se­rán pa­ga­dos en su to­ta­li­dad has­ta el año 2026.

En ese do­cu­men­to pre­sen­ta­do an­te las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les el 4 de ju­nio de 2015, se se­ña­la que se han en­con­tra­do “seis de­bi­li­da­des de con­trol in­terno iden­ti­fi­ca­das con el pro­ce­so de re­co­lec­ción de par­quí­me­tros”. Em­pe­ro, no se de­ta­llan cuá­les son di­chas fa­llas, ni si és­tas tie­nen al­go qué ver con el mal­fun­cio­na­mien­to de los apa­ra­tos re­co­lec­to­res en cues­tión.

La em­pre­sa Dun­can So­lu­tions se ha­ce car­go, des­de 2012, del man­te­ni­mien­to de los par­quí­me­tros, que son ad­mi­nis­tra­dos por el De­par­ta­men­to de Puen­tes In­ter­na­cio­na­les. No ha si­do po­si­ble lo­ca­li­zar a la com­pa­ñía pa­ra que emi­ta co­men­ta­rios so­bre es­tos he­chos. za de la ciu­dad pre­vé es­tos he­chos. “En un ca­so re­mo­to don­de un par­quí­me­tro no fun­cio­ne, el usua­rio de­be bus­car otro es­pa­cio de es­ta­cio­na­mien­to pa­ra evi­tar ser in­frac­cio­na­do”, sos­tu­vo el vo­ce­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.