Cre­ce de­lin­cuen­cia en Fa­bens: ve­ci­nos

El Diario de El Paso - - Portada - Die­go Mur­cia/El Dia­rio de El Pa­so

Al­gu­nos ve­ci­nos de Fa­bens es­tán preo­cu­pa­dos, ya que di­cen que la ac­ti­vi­dad de­lic­ti­va va al al­za y que no hay su­fi­cien­tes agen­tes del She­riff pa­tru­llan­do su co­mu­ni­dad.

Sin em­bar­go, el De­par­ta­men­to del She­riff afir­ma que la ta­sa de­lic­ti­va, por el con­tra­rio, va a la ba­ja, y po­ne en te­la de du­da las afir­ma­cio­nes de los ve­ci­nos.

El gru­po de ve­ci­nos es­tá en­ca­be­za­do por Mi­chael Su­rrat, quien ase­gu­ra que la ta­sa de cri­mi­na­li­dad en Fa­bens es com­pa­ra­ble con la de ciu­da­des mu­cho más gran­des, co­mo Chica­go. “Fa­bens tie­ne 8 mil 500 ha­bi­tan­tes. Pa­ra com­pa­rar nues­tro cri­men al de Chica­go to­me 100 mil ha­bi­tan­tes y di­ví­da­lo en­tre 8 mil 500. Eso da 11.76. Si se mul­ti­pli­ca el to­tal de nues­tros prin­ci­pa­les de­li­tos 11.76 ve­ces y cam­bias la ta­sa de los crí­me­nes co­me­ti­dos por 100 mil, es su­pe­rior a los de Chica­go”, co­men­tó Su­rrat.

Se­gún re­por­tes ofi­cia­les, no hay un da­to pa­ra Fa­bens, una co­mu­ni­dad no in­cor­po­ra­da.

Ofi­ci­na del She­riff ase­gu­ra que, al con­tra­rio, ín­di­ces de­lic­ti­vos van a la ba­ja

Otra fuen­te, el Re­por­te de Cri­men en Es­ta­dos Uni­dos de 2015, la más re­cien­te ba­se de da­tos so­bre crí­me­nes vio­len­tos por ca­da 100 mil ha­bi­tan­tes, se­ña­la que la ta­sa de ase­si­na­tos en Chica­go es de 17.5 per­so­nas al año, mien­tras que la de El Pa­so es de 2.5 anua­les.

Eli­sa Ru­bio, re­si­den­te de Fa­bens, co­men­tó el pa­sa­do 26 de sep­tiem­bre en su cuen­ta de Fa­ce­book, que la ca­sa de su pa­dre ha­bía si­do sa­quea­da du­ran­te la no­che del sá­ba­do 24 del mis­mo mes.

“Le ro­ba­ron su te­le­vi­sor LG de 42 pul­ga­das, así co­mo un escáner, he­rra­mien­tas y 3 mil 200 dó­la­res. To­das las he­rra­mien­tas, ex­cep­to las Crafts­man, tie­nen sus ini­cia­les, C. R., gra­ba­das en ellas. Por fa­vor, es­tén a sal­vo Fa­bens, man­ten­gan sus puer­tas ce­rra­das”, co­men­tó so­bre es­te in­ci­den­te ocu­rri­do en Fas­sett St.

Ru­bio per­te­ne­ce a un gru­po vir­tual que se ha au­to­nom­bra­do “Ma­ke Fa­bens Bet­ter”, cu­ya fi­na­li­dad, di­cen, es que “la co­mu­ni­dad pue­da tra­ba­jar pa­ra ha­cer de Fa­bens un lu­gar me­jor” pa­ra vi­vir. Es­te ca­so, es el sép­ti­mo ro­bo a ca­sa que se re­por­ta en lo que va de sep­tiem­bre.

So­bre es­te pun­to, el gru­po tra­tó de in­vi­tar al She­riff Ri­chard Wi­les y a su opo­nen­te en la elec­ción del 8 de no­viem­bre, Tom Bu­chino, pa­ra ha­blar con ellos so­bre la pre­sun­ta al­za en la cri­mi­na­li­dad en Fa­bens.

El even­to ten­drá lu­gar ma­ña­na 1 de oc­tu­bre, en el Par­que Ri­sin­ger, de 2 a 4 p.m. La Ofi­ci­na del She­riff res­pon­dió que Wi­les no se­ría ca­paz de asis­tir de­bi­do a que ha­bía pla­nea­do unas va­ca­cio­nes du­ran­te ese tiem­po. Bu­chino asis­ti­rá a la reunión.

¿Dón­de es­tán los po­li­cías?

El De­par­ta­men­to del She­riff es res­pon­sa­ble de pa­tru­llar un to­tal de mil 15 mi­llas cua­dra­das de te­rreno. Pa­ra fi­na­les de 2014, di­cha en­ti­dad te­nía a su car­go 255 al­gua­ci­les la­bo­ran­do y des­de en­ton­ces no ha au­men­ta­do el nú­me­ro de pla­zas en su ins­ti­tu­ción.

Ka­ri­na Sal­vio-Or­tiz ase­gu­ró que ha­ce dos se­ma­nas se acer­có a al­gu­nos al­gua­ci­les que ron­da­ban por la zo­na ha­blan­do con los ve­ci­nos acer­ca de las preo­cu­pa­cio­nes de la co­mu­ni­dad.

“Uno de ellos di­jo que Fa­bens te­nía só­lo dos uni­da­des asig­na­das pa­ra no­so­tros, dos por la ma­ña­na y dos por la no­che. Esas uni­da­des tam­bién cu­brían Clint y Tor­ni­llo”.

Sin em­bar­go, el te­nien­te Ryan Urru­tia di­ce que esas ci­fras no son las co­rrec­tas y que la di­fu­sión de las mis­mas obe­de­cen más a una mo­vi­da elec­to­ral que a un pro­ble­ma so­cial. Las pró­xi­mas elec­cio­nes se lle­va­rán a ca­bo el 8 de no­viem­bre.

Lo que sí se ha mo­di­fi­ca­do es la for­ma en la que es­tán pa­tru­llan­do zo­nas co­mo Fa­bens.

“Ha­ce dos años te­nía­mos 3 tur­nos de 10 ho­ras ca­da uno, con cua­tro ofi­cia­les por turno, y te­nía­mos que aco­mo­dar­nos con los tiem­pos de va­ca­cio­nes, en­tre­na­mien­tos y au­sen­cias por en­fer­me­dad”, ex­pli­có Urru­tia, uno de los en­car­ga­dos de la es­ta­ción Clint.

Es­ta de­le­ga­ción es la que ha li­dia­do en los úl­ti­mos me­ses con el pro­ble­ma de los lo­te­ros es­ta­cio­na­dos en Tor­ni­llo in­ten­tan­do cru­zar ha­cia Mé­xi­co.

Es­ta de­pen­den­cia del Con­da­do es el pi­vo­te de pa­tru­lla­je pa­ra Tor­ni­llo, Fa­bens, San Eli­za­rio y Agua Dul­ce, al Es­te de Ho­ri­zon. Ellos in­ter­vie­nen en áreas no in­cor­po­ra­das que no cuen­tan con su pro­pio De­par­ta­men­to de Po­li­cía o cu­yos ofi­cia­les no es­tán con­tra­ta­dos de tiem­po com­ple­to.

In­ter­ven­cio­nes co­mo la ini­cia­da des­de el pa­sa­do 25 de ju­lio de es­te año, cuan­do el De­par­ta­men­to del She­riff lan­zó una ini­cia­ti­va que in­ten­ta con­tro­lar la im­ple­men­ta­ción de cam­pos de ti­ro re­crea­ti­vos en áreas no in­cor­po­ra­das del ex­tre­mo Es­te El Pa­so.

Se tra­ta de zo­nas ubi­ca­das de ma­ne­ra ad­ya­cen­te a com­ple­jos re­si­den­cia­les, en es­pe­cial en las áreas de Mon­ta­na Vis­ta, Red Sands y el Com­ple­jo De­por­ti­vo Es­tu­dian­til del Dis­tri­to Es­co­lar de So­co­rro (SAC) don­de se han re­por­ta­do la ma­yo­ría de que­jas.

La ini­cia­ti­va, en­ca­mi­na­da a evi­tar prin­ci­pal­men­te el ries­go de las ba­las per­di­das, pre­ten­de edu­car a la co­mu­ni­dad so­bre los pe­li­gros que in­vo­lu­cran el es­ta­ble­ci­mien­to de cam­pos de ti­ro en zo­nas re­si­den­cia­les y tam­bién las ce­le­bra­cio­nes con ti­ros al ai­re.

Con tan­to te­rreno qué cu­brir, la Ofi­ci­na del She­riff cam­bió los an­te­rio­res tur­nos a dos de 12 ho­ras y au­men­tó el nú­me­ro de ofi­cia­les de 4 a9, a car­go de un sar­gen­to por turno.

Así, aho­ra, los agen­tes pue­den des­can­sar ca­da dos días y, con ello, se ase­gu­ran de que nun­ca hay au­sen­cia de pa­tru­lle­ros re­co­rrien­do las lo­ca­li­da­des an­tes men­cio­na­das. La fun­cio­na­li­dad de los tur­nos es re­vi­sa­da ca­da 28 días pa­ra rea­li­zar aco­mo­da­cio­nes.

“Es­ta­mos ha­cien­do lo que po­de­mos pa­ra ayu­dar a la po­bla­ción”, di­jo Urru­tia.

vi­gi­lan­cia Po­li­cia­ca en el po­bla­do

la ac­ti­vi­dad de­lic­ti­va va al al­za, se­ña­lan re­si­den­tes del sec­tor

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.