Que­dan de­ce­nas va­ra­dos en la ci­ma de mon­ta­ña Fran­klin

Te­le­fé­ri­co ave­ria­do de­ja a ni­ños y adul­tos en el mirador

El Diario de El Paso - - Portada - Luis Her­nán­dez/El Dia­rio de El Pa­so

Más de 30 es­tu­dian­tes de la se­cun­da­ria de So­co­rro, ocho maes­tros y un nú­me­ro in­de­ter­mi­na­do de tu­ris­tas que­da­ron va­ra­dos ayer en la ci­ma de la Mon­ta­ña Fran­klin, an­te un des­per­fec­to del te­le­fé­ri­co Wy­ler.

Las au­to­ri­da­des tu­vie­ron que ar­mar un ope­ra­ti­vo de res­ca­te que du­ró va­rias ho­ras y cul­mi­nó con to­dos los ex­cur­sio­nis­tas sa­nos y sal­vos.

Al­re­de­dor de la 1:30 p.m., pa­dres de alum­nos de la So­co­rro Midd­le School fue­ron aler­ta­dos por la ins­ti­tu­ción de que al­go sa­lió mal du­ran­te la ex­cur­sión de sus hi­jos a la ci­ma de la mon­ta­ña.

Los en­car­ga­dos del Wy­ler Ae­rial Tram­way to­ma­ron la de­ci­sión de no arries­gar a los vi­si­tan­tes, an­te la fa­lla me­cá­ni­ca del me­tro­ca­ble que lle­va a los vi­si­tan­tes a la ci­ma.

“De­tec­ta­mos pro­ble­mas (téc­ni­cos) y uno de nues­tros me­cá­ni­cos de­ci­dió que no era se­gu­ro que lo si­guie­ran uti­li­zan­do, por lo que op­ta­mos por de­te­ner los via­jes y que la co­mu­ni­dad ba­ja­ra la mon­ta­ña me­dian­te un sen­de­ro”, di­jo César Mén­dez, su­per­in­ten­den­te del Par­que Es­ta­tal de la Mon­ta­ña Fran­klin.

De acuer­do con Mén­dez, al­gu­nos in­di­vi­duos de­ci­die­ron ba­jar el mon­te con el apo­yo de em­plea­dos del par­que a tra­vés del ca­mino lla­ma­do el ‘Di­rec­tí­si­mo’, que se en­cuen­tra al la­do Es­te de la mon­ta­ña y cuen­ta con un de­cli­ve más pro­nun­cia­do.

Mien­tras que los es­tu­dian­tes fue­ron res­ca­ta­dos por el la­do Oes­te, con el apo­yo de vehícu­los to­do­te­rreno a tra­vés del ca­mino de ‘Co­man­che Peak’.

“Los ni­ños es­ta­ban re­la­ja­dos y se la pa­sa­ban ju­gan­do”, co­men­tó Mén­dez.

Al­re­de­dor de cin­co uni­da­des y 14 bom­be­ros res­pon­die­ron a la emer­gen­cia, apo­ya­dos por uni­da­des de la Po­li­cía de El Pa­so y el De­par­ta­men­to de Vi­da Sil­ves­tre de Te­xas, quie­nes con­for­man el equi­po Com­bi­na­do Bús­que­da y Res­ca­te (Com­sar).

Ade­más, vo­lun­ta­rios acu­die­ron a pro­por­cio­nar re­fri­ge­rios a los ni­ños y otros ex­cur­sio­nis­tas al mo­men­to de ba­jar.

In­cer­ti­dum­bre pa­ter­na

Pa­dres de fa­mi­lia se en­con­tra­ban a la ex­pec­ta­ti­va del la­do Oes­te de la mon­ta­ña, a la al­tu­ra de la ca­lle Ro­bin­son.

Po­co a po­co ba­ja­ron los ni­ños en gru­pos de tres, acom­pa­ña­dos de los guar­da­par­ques, quie­nes es­ta­ban con­du­cien­do los vehícu­los to­do­te­rreno.

Al ba­jar, los ni­ños eran re­vi­sa­dos por las uni­da­des mé­di­cas y lue­go re­gre­sa­ban con sus pa­dres.

“Es­toy sú­per con­ten­ta de que es­tá bien, es­ta­ba muy preo­cu­pa­da por él. Me ha­bló pa­ra de­cir­me que se ha­bían que­da­do ato­ra­dos y que iban a ba­jar ca­mi­nan­do, cuan­do me di­jo eso me pu­se de ner­vios”, di­jo Mó­ni­ca Fi­gue­roa, ma­dre de Jos­hua, alumno de la So­co­rro Midd­le School.

“Es­tá bien, un po­qui­to can­sa­do, pe­ro es­tá bien. Es­pe­ro que to­dos los de­más ni­ños es­tén bien por­que to­das las ma­más es­tá­ba­mos bien asus­ta­das”, ex­pli­có.

Joel Fi­gue­roa, pa­dre de Jos­hua, ex­pli­có que las uni­da­des de Res­ca­te ac­tua­ron de una ma­ne­ra efi­cien­te y cor­dial, “fue­ron muy ama­bles y to­do fue muy tran­qui­lo”.

Jos­hua men­cio­nó que pa­ra él, fue una aven­tu­ra.

“No fue tan di­fí­cil pe­ro sí me asus­tó po­qui­to. Es­toy muy fe­liz que es­toy bien y que mis pa­pás y mi abue­la es­tán aquí”, di­jo el ni­ño.

Cruz Ba­gues y su es­po­so aún se en­con­tra­ban es­pe­ran­do que ba­ja­ran a su hi­jo Gus­ta­vo. Mien­tras pa­sa­ban los mi­nu­tos, más cre­cían sus ner­vios.

“Cuan­do me lla­ma­ron pa­ra avi­sar­me lo que ha­bía pa­sa­do me ima­gi­né lo peor, pe­ro me di­je­ron que no me preo­cu­pa­ra”, di­jo la mu­jer.

“Me asus­té y ya que­ría sa­lir pa­ra po­der ir a ver qué es­ta­ba pa­san­do, pe­ro lue­go ya me lla­mó mi hi­jo y me di­jo que to­do es­ta­ba bien y que ya iban ba­jan­do, pe­ro que to­ma­ría tiem­po. Ya gra­cias a Dios to­dos es­tán bien”, aña­dió.

Ba­gues pla­ti­có que su hi­jo le men­cio­nó por te­lé­fono que to­da es­ta si­tua­ción fue una ex­pe­rien­cia no­ve­do­sa pa­ra él, pe­ro pa­ra ella co­mo ma­dre fue una si­tua­cio­nes que le cau­só bas­tan­te an­sie­dad.

De la sec­ción Es­te, por el ca­mino co­no­ci­do co­mo el ‘Di­rec­tí­si­mo’, en­tre las per­so­nas que ba­ja­ron por aquel ca­mino se en­con­tra­ba un se­ñor de la ter­ce­ra edad que re­qui­rió de un bas­tón pa­ra ba­jar, y una fa­mi­lia que con­ta­ba con una pe­que­ñi­ta.

“No es­tu­vo tan mal la ba­ja­da, me hu­bie­ra gus­ta­do ha­ber te­ni­do me­jo­res za­pa­tos pe­ro eso fue to­do. Los guar­da­par­ques fue­ron muy bue­nos con no­so­tros y to­ma­mos co­mo 20 des­can­sos, por eso nos to­mó un tiem­po ba­jar”, di­jo Am­ber McEl­yea, quien vi­si­tó el te­le­fé­ri­co jun­to con su es­po­so y su be­bé.

Al fi­na­li­zar el ope­ra­ti­vo, el De­par­ta­men­to de Bom­be­ros rei­te­ró que no se pre­sen­tó nin­gún ca­so de he­ri­das o emergencias den­tro del res­ca­te que con­clu­yó al­re­de­dor de las 8 p.m.

14 bOM­bE­rOS res­pon­die­ron a la emer­gen­cia, apo­ya­dos por uni­da­des de la Po­li­cía de El Pa­so y el De­par­ta­men­to de Vi­da Sil­ves­tre de Te­xas

pa­ra ba­jar­los tu­vi­de­ron que ca­mi­nar un tra­mo y lue­go fue por me­dio de vehícu­los

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.