Ga­lar­do­na UTEP a doc­to­ra del Se­gun­do Ba­rrio co­mo alum­na dis­tin­gui­da

El Diario de El Paso - - Portada - El Dia­rio de El Pa­so (Sa­bri­na Zu­ni­ga)

Una mu­jer del Se­gun­do Ba­rrio, cu­yos abue­los lle­ga­ron a El Pa­so hu­yen­do de la Re­vo­lu­ción Me­xi­ca­na, es­tá en­tre los tres Alum­nos Dis­tin­gui­dos del 2016 de la Uni­ver­si­dad de Te­xas en El Pa­so.

Ca­ta­li­na E. Gar­cía, cu­ya fa­mi­lia es ori­gi­na­ria de Chihuahua; Eric J. C. Chang y Ma­rio T. Gar­cía com­po­nen la ter­na de egre­sa­dos hon­ra­dos por UTEP es­te año.

La his­to­ria de la doc­to­ra Gar­cía ilus­tra có­mo en es­te país per­so­nas de pro­ce­den­cia hu­mil­de pue­den lle­gar lejos en la vi­da.

En en­tre­vis­ta con El Dia­rio de El Pa­so, Gar­cía ha­bló del arri­bo de sus abue­los a es­ta ciu­dad con las ma­nos va­cías, y de có­mo ella cre­ció en uno de los ba­rrios más po­bres.

“Cre­cí en un com­ple­jo de apar­ta­men­tos del Go­bierno en el Se­gun­do Ba­rrio. Fui la ma­yor de seis her­ma­nos y ayu­da­ba a mi ma­dre a cui­dar­los. Ella era cos­tu­re­ra, así que co­mo to­da joven la­ti­na, me to­ca­ba cui­dar de mis her­ma­nos”, com­par­tió.

Pe­ro sus pa­dres le in­cul­ca­ron el deseo de su­pe­rar­se y le en­fa­ti­za­ron que el ca­mino pa­ra lo­grar­lo era la edu­ca­ción.

Es por eso que al egre­sar de Aus­tin High School en los años 50, su me­ta era ir y gra­duar­se de la uni­ver­si­dad.

“Fui muy afor­tu­na­da de te­ner a UTEP (Te­xas Western Co­lle­ge, en ese en­ton­ces) en mi pue­blo na­tal, El Pa­so.

Sus abue­los lle­ga­ron de Chihuahua hu­yen­do de la Re­vo­lu­ción Me­xi­ca­na

Es di­fí­cil pa­ra las jó­ve­nes la­ti­nas te­ner que mu­dar­se a otra ciu­dad a es­tu­diar, pe­ro gra­cias a cier­tas per­so­nas que tu­ve el pla­cer de to­par­me en mi ca­mino, lo­gré lle­gar has­ta don­de es­toy”, ex­pre­só Gar­cía.

Su­peró obs­tácu­los

Hoy en día, Gar­cía go­za de pres­ti­gio co­mo anes­te­sió­lo­ga en el Hos­pi­tal Bay­lor de Da­llas. Allá es con­si­de­ra­da co­mo una men­to­ra y defensora de la edu­ca­ción y de las la­ti­nas.

Gar­cía tra­ta de mo­ti­var a otras mu­je­res por­que re­cuer­da la ad­ver­si­dad que en­fren­tó en otra épo­ca por ser mu­jer y por ser me­xi­coa­me­ri­ca­na. Eran tiem­pos de dis­cri­mi­na­ción en va­rios fren­tes.

Tam­bién tu­vo que su­pe­rar re­tos eco­nó­mi­cos, eso des­de la es­cue­la, cuan­do tra­ba­ja­ba y es­tu­dia­ba a la vez.

“Ha­bía oca­sio­nes don­de no te­nía tiem­po ni de dor­mir, en­ton­ces me que­da­ba dor­mi­da en la es­cue­la. Te­nía que po­ner un le­tre­ro que de­cía que me des­per­ta­ran a cier­ta hora pa­ra po­der asis­tir a cla­ses. La gen­te fue muy bue­na por­que con su ayu­da, ja­más lle­gué tar­de o fal­té a cla­ses”, ase­gu­ró.

Gar­cía fue re­co­no­ci­da por UTEP co­mo pionera mé­di­ca his­pa­na y por su ser­vi­cio co­mu­ni­ta­rio. Es miem­bro de la Fun­da­ción Fi­lan­tró­pi­ca de la Mu­jer en Da­llas y del Tri­bu­nal Exa­mi­na­dor de Mé­di­cos del Es­ta­do de Te­xas. Tam­bién fue una de las pri­me­ras do­nan­tes al Cen­tro Cul­tu­ral La­tino (en Da­llas) y en­se­ña in­glés a las mu­je­res in­mi­gran­tes.

Ex Mi­ne­ros con or­gu­llo

El em­pre­sa­rio Eric J.C. Chan, quien egre­só de UTEP en 1978 con un tí­tu­lo en Con­ta­bi­li­dad, pro­ce­de de Hong Kong. Lle­gó a El Pa­so en 1973 pa­ra asis­tir a Ri­ver­si­de High me­dian­te un pro­gra­ma de in­ter­cam­bio in­ter­na­cio­nal.

Chan vol­vió a Hong Kong y fun­dó cua­tro gran­des em­pre­sas, sien­do una el prin­ci­pal mer­ca­der de arroz es­ta­dou­ni­den­se en esa ur­be. Otra em­pre­sa pro­pie­dad de Chan es la en­car­ga­da de des­ple­gar una red de ma­lla inalám­bri­ca de Internet en Guangz­hou, Chi­na, guian­do vehícu­los en mo­vi­mien­to co­mo ta­xis, los au­to­bu­ses y tran­vías en zo­nas ac­ti­vas. Chan ase­gu­ra que la ba­se de su éxi­to en los ne­go­cios, fue su edu­ca­ción en UTEP.

Otro ga­lar­do­na­do es Ma­rio T. Gar­cía, pro­fe­sor, his­to­ria­dor, in­ves­ti­ga­dor, es­cri­tor y pio­ne­ro en es­tu­dios chi­ca­nos. Gar­cía se gra­duó de UTEP en 1968 con un tí­tu­lo en Cien­cias Po­lí­ti­cas, pe­ro su pa­sión era la His­to­ria.

Gar­cía, na­ci­do y cria­do en El Pa­so, di­jo que des­de la in­fan­cia te­nía un amor por el pa­sa­do de la so­cie­dad, pe­ro tam­bién el deseo de bus­car una ca­rre­ra en la po­lí­ti­ca, tal co­mo el ex al­cal­de de El Pa­so, Ray­mond L. Te­lles, quien fue el pri­mer al­cal­de hispano de una ciu­dad gran­de en Es­ta­dos Uni­dos.

Ca­Ta­li­na E. Gar­cía

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.